25 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Reinician enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán

  • Se decretan en Armenia la ley marcial y la movilización general

Los enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán han reanudado a primera hora de la mañana de este domingo.

Según el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán, “las fuerzas armenias llevaron a cabo una provocación a gran escala sometiendo a un intenso bombardeo con armas de gran calibre, morteros y artillería las posiciones del Ejército azerí a lo largo del frente” en el que habrían muerto varias personas, aunque no ha precisado cuántas. Armenia reconoce 16 militares muertos y un centenar de heridos.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, ha denunciado en redes sociales que “Azerbaiyán ha lanzado un ataque contra Artsakh”, como se refiere a la autoproclamada república de Nagorno-Karabaj, contra “asentamientos pacíficos”, entre ellos la capital, Stepanakert. En respuesta, las tropas armenias han derribado helicópteros y ‘drones’ azeríes, ha aseverado al tiempo de declarar la Ley marcial.

“Se decretan en Armenia la ley marcial y la movilización general. Exhorto a todo el personal a presentarse a las comisarías militares”, redactó en Facebook Pashinian.

“El ejército azerbaiyano combate en su territorio, defiende su integridad territorial, asesta golpes devastadores al enemigo. Nuestra causa es justa y vamos a vencer”,manifestó, por su parte, Ilham Aliev, presidente de Azerbaiyán.

Este mismo día, se registraron combates entre Armenia y Azerbaiyán en la región separatista de Nagorno-Karabaj y sus alrededores, dejando dos muertos, y el Ministerio de Defensa armenio dijo que dos helicópteros azerbaiyanos fueron derribados.

La vocera del ministerio Shushan Stepanyan dijo además que las fuerzas armenias hicieron blanco en tres tanques azerbaiyanos. Una mujer y un niño murieron en el área por fuego azerbaiyano.

Nagorno-Karabaj es un enclave armenio dentro de Azerbaiyán que ha estado fuera del control azerí desde el fin de la guerra de 1994. Ambas partes tienen una fuerte presencia militar junto a la zona desmilitarizada que separa la región del resto de Azerbaiyán.

Stepanyan dijo que los combates del domingo comenzaron con un ataque de Azerbaiyán, pero este dijo que las fuerzas armenias atacaron primero y que sus tropas lanzaron una contraofensiva.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha hecho este domingo un llamamiento a impedir una “escalada mayor” en la zona del conflicto de Nagorno-Karabaj entre las fuerzas militares de Armenia, alineadas con Moscú, y de Azerbaiyán, afines a Turquía.

Putin ha mantenido este mismo domingo una conversación telefónica con el primer ministro armenio, Nikol Pashinian, a iniciativa de Ereván en la que expresó “una seria preocupación por la reanudación de combates a gran escala” en Nagorno-Karabaj, informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

“Destacó que ahora es crucial emprender todos los esfuerzos necesarios para evitar una mayor escalada de tensiones” y cesar las hostilidades, apunta la nota del Kremlin citada por Sputnik.

ESCALADA DE TENSIÓN

A mediados de julio, ya hubo enfrentamientos en la zona que separa la región azerí de Tovuz de la provincia armenia de Tavush, cerca de Georgia, a varios cientos de kilómetros de Nagorno-Karabaj, que es desde 1988 un punto de disputa entre Armenia y Azerbaiyán.

Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial, mientras que Armenia defiende los intereses de la autoproclamada república. El conflicto vivió una escalada de violencia en abril de 2016 y, si bien se logró pactar un nuevo alto el fuego, se siguen registrando enfrentamientos esporádicos en la zona fronteriza.

Para impulsar una solución negociada del conflicto, se instituyó en 1994 el llamado Grupo de Minsk, copresidido por Estados Unidos, Rusia y Francia. El grupo incluye además a Alemania, Bielorrusia, Finlandia, Italia, Suecia y Turquía, así como a Armenia y Azerbaiyán, y la ‘troika’ de la OSCE, los países que representan la Presidencia de turno, la anterior y la siguiente.

*Con información de AP y Europa Press