5 diciembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Salomón Jara, el apestado

Por Horacio Corro Espinosa

En todas partes siempre hay un apestado, principalmente en los días de campaña. En ese espacio es cuando se multiplican las pestilencias.

Aunque el personaje se bañe, se ponga desodorante, lleve ropa limpia… algunas personas le hace en el fuchi, caca; nadie lo soporta, y lo comienzan a conocer como el “hombre invisible”, porque nadie lo puede ver.

Algunos apestados se convierten en eso porque han cometido delitos o han abusado de su cargo o han traicionado a sus amigos, o porque son mentirosos irremediables.

Un apestado tiene que aprender a soportar a los que le reclaman, le hacen vacío, no quieren mirarlo, e incluso, no quieren hablarle.

A veces, a muchos de los que no les queda de otra más que seguir al apestado, tienen que tragar sapos porque, según, es una persona importante. Importante por su cargo, por su investidura, pero no por su ética. 

Este personaje, el apestado, parece ser el Senador Salomón Jara Cruz. En cualquier región que se presenta, la gente le hace el feo. Esta es la razón por la que muchas veces tiene que andar a salto de mata en su propia entidad. Casualmente, casi en todas partes lo reciben con mantas despreciables hacia su persona.

A Salomón le encanta censurar la actividad periodística. Hace días, en Pinotepa Nacional, le dio la orden a sus guaruras para que sacaran de una reunión informativa del partido Morena, a un reportero de ese municipio. Y el sábado, en la “reunión informativa” de Huajuapan de León, a mucha gente de Morena no le permitió hablar, y a otras que tenían el micrófono en mano, se lo apagaron. Así es de insoportable este Senador.

La “reunión informativa” la organizaron sólo para los cuates de Juanita Cruz, la presidenta municipal de ese municipio. Evitaron la presencia de los miembros de Morena, aunque Juanita aseguró que estaban presentes todos los representantes de los municipios de ese distrito. 

Al final de cuentas, los integrantes de Morena descubrieron el lugar del evento y llegaron a desenmascarar al Senador.

Ni modo, Salomón anda cosechando lo que sembró. Allí lo acusaron de ser el enemigo de Morena, de ser el que ha dividido a ese distrito. Le aseguraron ser el culpable de la herida profunda que cargan desde hace dos años. Se referían a la venta de la candidatura (así lo han asegurado los de Morena) que le hicieron a la perredista Juanita Cruz. 

En fin, los reclamos hacia Salomón, fueron por haber llevado a la presidencia a una persona que no tenía nada que ver con el municipio ni con Morena.

Éstos le dijeron al Senador una y otra vez, que esas prácticas no se volverían a repetir. Parece que lo único que les interesa a este grupo de Morena, es llegar a la presidencia, o a una diputación, mas no desenmascarar la corrupción, el nepotismo, el desvío de recursos, las mentiras, que esa administración, la de Juanita Cruz, ha ejercido, pasando por su esposo Pedro Silva Salazar, su hermana Elda Cruz Cruz, el esposo de ésta última y otro montón de familiares.

Parece, según las palabras de los participantes en la reunión donde no fueron invitados, que lo importante para ellos es llegar a la presidencia municipal, y olvidar lo que ha hecho Juanita en su municipio.