28 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Rosario Robles se declara inocente, denuncia presiones de la FGR

Ciudad de México.- La exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, se declaró inocente del delito de omisión que le imputa la Fiscalía General de la República (FGR).

En su respuesta oficial Robles Berlanga negó categóricamente las acusaciones de la FGR y dijo que se apartan de la verdad y pretenden atribuirle la responsabilidad de hechos en los que nunca ha participado. También denunció que la FGR la está presionando para delatar a otros exfuncionarios a cambio de beneficios judiciales. 

De acuerdo a la dependencia judicial, Robles Berlanga es responsable por omisión, en un supuesto daño por 5 mil millones de pesos al erario público, al permitir la firma de convenios, presuntamente irregulares, con universidades y otros entes públicos, en lo que ha sido conocido como la “Estafa Maestra”. Por lo que el Estado pide el pago del monto señalado.

Al respecto, la acusada refirió que el pago de la reparación del daño “es completamente violatoria a los principios de exacta aplicación de la ley, certeza jurídica, legalidad, seguridad jurídica y reglas del debido proceso”.

Robles Berlanga solicitó al juez citar a 15 personas (funcionarios y exfuncionarios) a comparecer, entre ellos destacan el exoficial Mayor de sus dependencias Emilio Zebadúa y el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Colmenares Páramo. 

Apuntó que en todo momento ordenó que se atendieran las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que alertaban de irregularidades en esas dependencias, e incluso asevera que ordenó en 2017 que se detuviera la firma de contratos con las instituciones académicas.

“Siempre me he conducido con lealtad y honestidad en el desempeño de mis funciones, prueba de ello es que nunca se me atribuyó en su momento por ninguna autoridad superior, conducta reprochable, ni en la vía administrativa, ni en la vía penal, como tampoco lo hizo la Auditoría Superior de la Federación al momento de emitir el resultado de las auditorías forenses, tampoco lo hizo al momento de presentar los pliegos de observaciones a la cuenta pública, ni al momento de presentar los dictámenes técnicos”, detalló en su documento de respuesta. 

La exsecretaria de Estado reiteró su acusación de que se le exhibe como un trofeo de la lucha contra la corrupción, “lo cual consideró completamente injusto, pues los procesos penales no tendrían que servir para combatir a los adversarios políticos ni tampoco para cobrar afrentas del pasado, tampoco se tendría que utilizar la prisión preventiva para cobrar venganza, ni doblegar voluntades”.