25 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Muere el científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química

Ciudad de México.- El químico mexicano, Mario Molina, murió este miércoles 7 de octubre a la edad de 77 años, a causa de un infarto.

Su destacado trabajo sobre la química atmosférica y el agujero en la capa de ozono, lo hizo ganador del Premio Nobel de Química en 1995, siendo uno de los únicos tres mexicanos en ser reconocidos con este galardón, junto a Alfonso García Robles (Nobel de la Paz en 1982) y Octavio Paz (Nobel de Literatura en 1990).

Molina nació en México en 1943. En 1965 se graduó como ingeniero químico en la Universidad Nacional Autónoma de México y comenzó una trayectoria que lo llevó a distinguirse como uno de los principales investigadores de la química atmosférica en el mundo y uno de los científicos mexicanos más reconocidos de la historia.

Descubrió que los gases industriales conocidos como CFC (clorofluorocarbonos) eran los culpables de acabar con el ozono que protege a la Tierra de los rayos solares ultravioletas, y aracias a su investigación junto a los doctores Paul Crutzen y Sherwood Rowland, 197 naciones firmaron en 1987 el Protocolo de Montreal de la ONU, uno de los tratados ambientales más exitosos y responsable de la eliminación progresiva de sustancias que dañaban la capa de ozono.

Su valiosa labor lo llevó a obtener diversos reconocimientos, entre ellos, más de cuarenta doctorados Honoris Causa y el Premio Sasakawa de Naciones Unidas en 1999. También fue el primer mexicano en recibir la Medalla Presidencial de la Libertad de EE.UU.

Durante la actual pandemia, Molina propuso el uso obligatorio del cubrebocas como una de las medidas más efectivas a la hora de reducir el riesgo de contagio de covid-19.

“Pero sabemos que los presidentes en EE.UU. y en México no acostumbran hacerlo, y eso es por falta de información científica. Porque la información ya está muy clara y es importantísimo darle el mensaje a la sociedad que sí tenemos la solución, sí podemos controlar el crecimiento”. señaló en una conferencia el pasado mes de agosto.

“Parte siendo un mexicano ejemplar que dedicó su vida a investigar y a trabajar en favor de proteger nuestro medio ambiente. Será siempre recordado con orgullo y agradecimiento”, destacó en un comunicado el Centro Mario Molina fundado por el propio investigador.