sáb. Ago 17th, 2019

Inhabilitan a exconsejero de Morena por “calumnias” contra dirigente nacional

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena destituyó a Alejandro Rojas Díaz Durán como su Consejero en la Ciudad de México y suspendió por tres años sus derechos partidarios, inhabilitándolo para ser candidato a cualquier puesto de elección popular o representación proporcional.

El castigo a Rojas Díaz Duran se da por violar los estatutos de su partido, al realizar “expresiones de denostación y/o calumnia en contra de Morena, sus órganos y su dirigencia”, además de que a través de sus redes sociales hizo públicos asuntos internos del partido.

De acuerdo a la resolución, las acciones del también suplente del Coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, generaron una afectación directa a la imagen de este partido político, de sus órganos y de su dirigencia.

Además y como agravante importante, “el no haber atendido su responsabilidad de acudir a la instancia interna para la resolución de conflictos, es decir, la propia Comisión Nacional de Honestidad y Justicia”.

El documento señala que las declaraciones contra la dirigente del partido, Yeidckol Polevnsky “podrían revestir incluso un carácter de violencia política de género ya que al referirse a dicha dirigente lo hace de manera irónica, sarcástica y en forma de burla”.

Las Comisión señaló que existen los elementos suficientes para acreditar los agravios contra el partido por lo que Rojas Díaz Durán recibirá las siguientes sanciones:

-Se suspenderán todos sus derechos partidarios por un periodo de 3 años.
-Será destituido de cualquier cargo que ostente dentro de Morena. Actualmente era consejero estatal del partido en la Ciudad de México y senador suplente de Ricardo Monreal.
-Se le inhabilita para poder participar como candidato postulado por Morena y para participar en los órganos de dirección y representación del partido.

El pasado 14 de mayo Rojas Díaz-Durán exigió a Polevnsky renunciar a su cargo a fin de que compita nuevamente en igualdad de condiciones por la dirigencia, pues aseguró, de no hacerlo “sería juez y parte” en el proceso de renovación.

“Cualquier miembro dirigente que tenga aspiraciones a la presidencia nacional de Morena debe renunciar al cargo que ostenta, porque están utilizando recursos públicos para su promoción personal y tiene el control del aparato administrativo y de las dirigencias estatales”, dijo.

De acuerdo con reportes del diario Reforma, el exconsejero también señaló que Polevnsky tiene “acceso directo a los padrones de afiliados, de los Comités de Protagonistas del Cambio Verdadero y de los Consejeros Nacionales y Estatales de todo el país”.

Rojas cuestionó la forma en la que llegó Polevnsky a la dirigencia de Morena, pues dijo, ha sido “gracias a la buena fortuna de estar cerca de nuestro fundador, por situaciones fortuitas y circunstancias inesperadas, y no por haber sido una luchadora que enfrentara al régimen político autoritario y antidemocráticos en las épocas más represivas”.

Con información de Reforma (suscripción necesaria).

A %d blogueros les gusta esto: