2 diciembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Comparece titular de la Comisión Federal de Electricidad ante el Congreso

• Compareció ante comisiones de Energía e Infraestructura con motivo de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno

• Manuel Bartlett afirmó que durante esta administración no habrá incrementos  

• Formar una agenda de trabajo que permita avanzar en materia energética, el objetivo: diputado Manuel Rodríguez

• Diputados piden reuniones para trabajar sobre tarifas por consumo y situaciones en el sur de México 

Ciudad de México.- Diputadas y diputados de Morena, PAN, PRI, PT, MC, Encuentro Social, PRD y sin partido cuestionaron al director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, sobre el aumento de tarifas y la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del suministro.

En su comparecencia ante las comisiones unidas de Energía y de Infraestructura, con motivo del análisis del Segundo Informe de Gobierno, también le requirieron información sobre la energía generada por hidroeléctricas y plantas nucleares. 

En la primera ronda de pregunta, respuesta y réplica, la diputada de Morena, Mirtha Iliana Villalvazo Amaya, preguntó qué diferencia hay entre la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del sistema eléctrico nacional de la actual administración y las acciones de los gobiernos anteriores, y cómo afectaría a la CFE si no se aplicara esa estrategia.

Del PAN, el diputado Armando Tejeda Cid preguntó qué hará la CFE a fin de evitar el corte del servicio eléctrico en el presente año, que registra más suspensiones de los últimos 20 años y no pase lo mismo en 2021. Destacó la prioridad de ayudar a los usuarios para que tengan opciones de pago y mejores intervalos. Pidió conocer cómo puede sumarse Michoacán al programa “Adiós a la Deuda”.

De la misma bancada, el diputado Justino Arriaga Rojas solicitó conocer por qué se canceló la construcción de la planta de ciclo combinado en Salamanca cuando es una opción para reactivar la economía del Bajío. Pidió hacer público el pliego petitorio de la Comisión Reguladora de Energía y conocer si habrá despidos de personal y cuántos serán.

Por PRI, el diputado Enrique Ochoa Reza aseguró que la participación privada en este sector no pone en riesgo a la CFE, sino que la complementa y fortalece, pero podría estarlo si se ve obligada a consumir más combustóleo y diésel para generar electricidad cara y contaminante, por lo que preguntó cuál es el programa de energías limpias de la CFE y si existe alguno de inversión para su almacenamiento.

Por el PT, el diputado Armando Javier Zertuche Zuani indicó que la pandemia reveló la debilidad de la comunicación de la CFE con los usuarios. Cuestionó cómo se puede estimular la cultura del ahorro e intensificar las actividades de información al ciudadano, a fin de evitar que se convierta en una Torre de Babel donde la información no fluye de la forma correcta.

El diputado Jorge Alcibíades García Lara, de MC, señaló que la quema de combustibles fósiles genera contaminantes al ambiente y que no puede ser que desde la Presidencia se diga que las energías limpias es un sofisma. Preguntó si la CFE está en condiciones financieras de prescindir de empresas privadas para surtir de electricidad los próximos años.

De Encuentro Social, la diputada Adriana Paulina Teissier Zavala destacó la necesidad de revisar las tarifas eléctricas y evitar los cortes, porque el confinamiento ha originado que la ciudadanía consuma más este servicio. Agregó que el aumento en los costos no es algo aislado, sino un asunto que afecta a toda la República. Preguntó de qué fecha data la última revisión tarifaria por zonas.

El diputado del PRD, José Guadalupe Aguilera Rojas, cuestionó sobre el ejercicio de recursos, qué empresas han obtenido contratos y cuál es el gasto de inversión y distribución de la empresa “CFE, Telecomunicaciones e Internet para todos”, ya que para el 2021 se le autorizaron mil 95 millones de pesos. En cuanto a energías renovables preguntó cómo se promoverá la participación del sector privado.

El diputado sin partido, Carlos Alberto Morales Vázquez, dijo que la CFE presenta en promedio trece mil denuncias y quejas ante la Profeco, mientras que en el aumento de las tarifas hay más de dos millones de afectados, por lo que invitó al funcionario a buscar una pronta solución. Inquirió por qué la hidroeléctrica “Chicoasén II” no tiene contemplado presupuesto para el 2021, cuando fue uno de los 23 proyectos estratégicos de la CFE.

El diputado Evaristo Lenin Pérez Rivera, también sin partido, subrayó que ante la falta de recursos para generar electricidad se requiere impulsar energías limpias, parques eólicos y fotovoltaicos con un esquema que preserve el patrimonio y la estrategia energética del país. Asimismo, pidió revisar la atención en las oficinas de la CFE y las tarifas.

El titular de la CFE expresó que, en materia de tarifas eléctricas, durante la pandemia se han implementado apoyos, los cuales consisten en subsidios a los poblados vulnerables. Agregó que las tarifas no han subido por instrucción del Presidente; lo que aumentó fue el consumo.

Bartlett Díaz aseguró que “no vamos a subir las tarifas eléctricas en todo el sexenio. Es un compromiso y se va a cumplir”. La disminución presupuestal no se traducirá en aumento de tarifas a la población, de ninguna manera, afirmó.

Explicó que las tarifas subsidiadas tienen un procedimiento, donde también interviene la Comisión Nacional del Agua; es decir, no depende de la CFE. Asimismo, detalló que la revisión de los costos sólo se hace a petición de los gobiernos estatales.

Además, enfatizó que no se efectúan cortes de una manera agresiva. “Se corta la electricidad cuando ya se realizaron todos los intentos para llegar a algún acuerdo y no escatimamos esfuerzos para ello”. 

Sobre la confiabilidad, apuntó que el objetivo es mantener la seguridad eléctrica a través de la planeación, lo que no se hizo porque se otorgaron muchos permisos que alteraron la armonía, incluso se vendían. Se defendieron únicamente intereses privados extranjeros. Debe haber equilibrio en la red eléctrica, subrayó.

En el tema de energías limpias, aseveró que el Gobierno no ha atentado contra este sector. Se busca proteger los intereses de todos y, desde luego, “el Ejecutivo nos ha pedido respetar las leyes”.

Agregó que no se está en contra de estas energías, sino a favor de su producción y desarrollo; sin embargo, subrayó, no se acepta subsidiar esta energía a quienes hacen grandes negocios y no pagan. “No se está en contra de la inversión privada, sino de tener que cargarla”.

Manuel Bartlett precisó que la energía generada por hidroeléctrica y plantas nucleares son las más baratas y de menores costos, por lo que, aseveró, las primeras serán repotenciadas y las presas agrícolas serán convertidas en hidroeléctricas.

Respecto de la central hidroeléctrica “Chicoasén II” declaró que su reactivación fue suspendida porque el consorcio demandó a la Comisión ante tribunales internacionales, quienes emitieron una sentencia desfavorable para la CFE y se tendrán que pagar 240 millones de dólares. Ante ello, agregó, “se ha buscado un arreglo, pero no se logró un acuerdo justo y por eso no tiene presupuesto asignado”.

En cuanto a la construcción de la planta en Salamanca, garantizó que se va a realizar porque es muy importante y estratégica en el desarrollo económico del Bajío; se busca un nuevo esquema de financiamiento.

El presidente de la Comisión de Energía, diputado Manuel Rodríguez González (Morena), destacó que la comparecencia del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, se convirtió en una oportunidad de demostrar lo que es una colaboración entre dos poderes con el objetivo de formar una agenda de trabajo que permita avanzar en la materia.

Durante la última parte de la comparecencia, el diputado resaltó los compromisos para realizar reuniones de trabajo con los diversos grupos parlamentarios respecto de las tarifas eléctricas y virtuales cobros excesivos, así como con la subcomisión del rubro para tratar sobre los contratos de adquisición de energía eléctrica.

También, se promoverá una mesa de trabajo con la Secretaría de Hacienda para tratar temas de tarifas para el campo. Reconoció que la CFE se reconstruye como un actor protagónico sin aumento de tarifas ni endeudamiento, con austeridad republicana, combate a la corrupción y con la responsabilidad de generar energías limpias. 

El diputado Benjamín Saúl Huerta Corona (Morena) preguntó qué impacto tiene en las metas de la CFE el decremento del 3.32 por ciento en el subsidio a tarifas eléctricas que contiene el PEF 2021, y qué beneficios traerá a la empresa productiva del Estado la dirección corporativa de Planeación Estratégica.

La diputada Paola Tenorio Adame (Morena) mencionó que por la pandemia aumentó el uso de tecnologías de la información y se creó la empresa subsidiada CFE Telecomunicaciones e Internet para todos, lo que ha permitido unir a 26 mil 789 localidades con internet en sitios públicos y se dio cobertura a hospitales de alta especialidad en Chiapas, Guanajuato, México, Morelos, Oaxaca, Tamaulipas, Yucatán y Ciudad de México.   

La diputada María de los Ángeles Ayala Díaz (PAN) preguntó cómo se garantizará la mejor calidad y precio sobre las licitaciones abiertas y que no habrá corrupción; cuántas investigaciones hay abiertas por corrupción por parte de la CFE ante autoridades, a qué empresa se le está comprando el carbón y por qué monto.

El diputado Mario Alberto Ramos Tamez (PAN) reiteró la necesidad de modificar la metodología para el cálculo de los ajustes de las tarifas eléctricas, porque la actual está alejada de la realidad social y económica del país. Pidió modificar la ley para apoyar a familias mexicanas y bajar la tarifa eléctrica.

Por el PRI, el diputado Óscar Jiménez Rayón inquirió cuáles son los apoyos a usuarios de bajo consumo doméstico y a las Mipymes a causa de la pandemia. Se tiene presupuestado el monto para cubrir el subsidio entre el costo promedio y generar electricidad, porque las tarifas se han incrementado en pleno confinamiento, aseguró.

En la réplica, el diputado del PRI, Pablo Guillermo Angulo Briceño solicitó reconsiderar las tarifas eléctricas en el sureste del país, en particular en Campeche, cuyo decremento en la actividad petrolera la coloca en condiciones económicas desventajosas, agudizadas por el impacto de la emergencia sanitaria.

Por el PT, el diputado Eraclio Rodríguez Gómez, pidió un acuerdo con la CFE para dar certeza y tranquilidad a los campesinos y no se corte el servicio eléctrico en los pozos; además, se definan tarifas para la agricultura, cuyos costos hacen inviable la producción de alimentos. Pidió establecer una mesa de trabajo con la Comisión y la SHCP para definir apoyos a los productores del agro.

En la réplica, el diputado Gerardo Fernández Noroña (PT), propuso hacer una revisión sobre las grandes empresas que no pagan el servicio. Además, editar un libro sobre las energías limpias y su verdad, para conocer cómo han avasallado a los campesinos en el Istmo, el impacto de los paneles solares, atropellos, contratos leoninos y cuánto ganan atropellado a los dueños de las tierras. 

Por el PVEM, la diputada Zulma Espinoza Mata pidió detallar cuál es el avance del acceso al servicio eléctrico y la diferencia porcentual entre la población que vive en el medio urbano y rural y las acciones que se emprenden para proveer el servicio en las comunidades indígenas, campesinas y afromexicanas, en el marco del Fondo de Servicio Universal Eléctrico. 

La diputada del PRD, Mónica Almeida López, mencionó que es necesario que la CFE diseñe una política energética igualitaria y transversal que evite que los ciudadanos paguen más a causa del clima de su localidad. Solicitó informes de cuántos accionistas privados tiene la CFE, cuál es el plan estratégico de transición energética y cuándo lo presentarán.

De Encuentro Social, el diputado Ricardo De la Peña Marshall destacó el caso de la presa de Peñitas, en Tabasco, en la cual el Gobierno Federal apenas cubre a poco más de 30 mil afectados y no se ha incluido a 560 mil afectados. Otro problema es el estatus del fideicomiso de inversión Peñitas porque se requiere información de los recursos y los montos destinados a la población afectada. 

El diputado de MC, Jacobo David Cheja Alfaro, dijo que es inaceptable el uso de combustibles fósiles en el contexto actual, porque dañar el medio ambiente es corrupción y negligencia, poniendo en riesgo la salud de los mexicanos y sin poner de pretexto la soberanía energética. “Los mexicanos no votaron para condenar su vida al uso de carbón y combustóleo.

Por su parte, el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, apuntó que hay una cobertura del 90 por ciento; no obstante, proyectó que con el Fondo de Servicio Universal Eléctrico se podría llegar al cien por ciento, aunque se debe tomar en cuenta que la demanda crece cuatro por ciento anual al crearse nuevas colonias y zonas habitacionales.

Indicó que existen 14 contratos de producción y 21 más con gasoductos, todo ellos con tarifas crecientes y condiciones desventajosas. Recalcó que no están en contra de la transición energética, sino que esta sea leonina y no pague. Argumentó que “a ninguna empresa se le ha negado nada, no es cierto, no le hemos dicho no a nadie, es una manipulación que los interesados”.

Dijo desconocer totalmente algún dato sobre el fideicomiso de Peñitas pero, afirmó, revisarán la situación en que se encuentra y dar respuesta. Respecto a la inundación causada por la presa hace 13 años, dijo que actualmente se tiene el proyecto de que las hidroeléctricas estén generando electricidad todo el tiempo y se evite así inundaciones.

Enfatizó que no se apuesta al carbón ni al combustóleo y sólo se tiene tres plantas carboniferas, pero en el caso de Coahuila es una necesidad porque no hay otras fuentes de trabajo y sólo se tiene este mineral, por lo que es una demanda muy sentida y vida de esa región; Enfatizó que se cuenta con gas en exceso para plantas generadoras de electricidad, por lo cual el combustóleo no es de interés porque no da buenos resultados.

Propuso instalar una mesa de trabajo con las secretarías de Hacienda y de Agricultura, debido a que la primera define las tarifas agrícolas que son subsidiadas y debe analizarse conjuntamente. Indicó que se tiene un déficit cercano a 5 mil millones de pesos por falta de pago de varios estados.

Insistió que las tarifas no han subido porque es una indicación del Ejecutivo federal y se ha cumplido totalmente. El apoyo desde el inicio de la pandemia se ha otorgado con el costo subsidiado hasta que termine la emergencia sanitaria. Pueden consumir lo que sea y se mantendrá el costo en los niveles en que se encuentran. Planteó hacer mesas de trabajo para analizar los casos que requieren convenios para evitar un daño irreparable.

Bartlett Díaz dijo que se establecieron programas anticorrupción, de control de compras y de inteligencia de mercado en la CFE y las compras se han hecho bajo estos sistemas. No hemos optado por compra directas, 92.3 por ciento de lo que se compra en la CFE es por concurso abierto. 

Indicó que CFE tiene un presupuesto de medio billón de pesos, de los cuales utiliza 250 mil millones de pesos para compras, que antes se realizaban sin control y actualmente no es así; los otros 250 se gastan en combustibles que se compran centralmente en CFE Energía, lo que ha permitido un ahorro de 20 mil millones de pesos. 

Explicó que la CFE ha preparado su situación financiera para no caer en incapacidad de construcción y desarrollo. “Tenemos la seguridad que los ingresos subirán en los próximos meses, pues los pronósticos sobre el crecimiento de la demanda eléctrica son muy importantes y podremos recibir un financiamiento importante y mayores recursos.

Refirió que la CFE debe ser manejada con criterios financieros que permitan obtener buenas tasas de intereses a fin de cumplir con sus tareas; asimismo, expresó que se aceptará a los privados, “no vamos a correrlos, pero les vamos a exigir que no nos roben y entiendan que habrá piso parejo y se revisarán los contratos leoninos”.