sáb. Ago 17th, 2019

Carreteras de Oaxaca, las más peligrosas de México

Por Horacio Corro Espinosa

Todos nos enteramos de los hechos ocurridos en La Huacana, Michoacán ─el domingo 26 de mayo─, donde una turba mantuvo “secuestrado” a un pelotón de soldados, hasta que sus superiores les devolvieron las armas decomisadas.

La retención fue un abierto desafío a las autoridades michoacanas y, por consiguiente, al presidente de la república. Días antes, el Comandante del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), retó a la policía federal, al momento de tener tomado el municipio de Zamora, Michoacán.

Todo esto, no es más que una muestra del vacío de poder que existe a nivel nacional. La gente que se dedica al narcotráfico o al crimen organizado, ha sabido aprovechar la hipocresía de los derechos humanos para faltarle el respeto al cuerpo de seguridad del estado mexicano.

Desde el 2006 a la fecha, López Obrador sigue siendo el mismo. Seguramente recordarán ustedes aquel discurso que dijo en el zócalo capitalino: “se pueden ir al diablo con sus instituciones… Que se queden con sus tanquetas y sus soldados…”.  

En nueva York, también acusó al ejército mexicano de la masacre de “los 43”. Parece que, a la fecha, el mandatario sigue mandando al diablo a las instituciones que combaten el crimen y el narcotráfico.

Para López Obrador, la estrategia de seguridad pública es muy sencilla: como no hay mexicanos malos, dice, sólo necesitan ser encausados mediante abrazos en lugar de balazos.

Pero también, puede ser, que su actitud sea así porque no entiende la economía de México sin el dinero que produce el narcotráfico.

El CJNG, comenzó a destacar durante los últimos tres años del sexenio de Peña Nieto. Este grupo tiene inversiones en Brasil y Colombia. Además, es el gran exportador de todo tipo de drogas a Europa, África y Australia. Es el grupo más violento de todos; y actúa así para tener bajo su dominio ciertas regiones del país. Ellos tienen la capacidad de comprar armas, sicarios, y lo que sea, por su gran fortaleza económica.

Hay una información realizada por consultores Domínguez Reséndiz, que contiene mapas, rutas y gráficas relacionadas con el “Robo al Transporte de Carga, a Nivel Nacional” 2019. Este documento dice que, durante el primer trimestre de este año, el robo a autotransportes, tuvo 3,147 denuncias a nivel nacional; lo que representó un incremento del 9.97 respecto a los registros de marzo de 2018, y según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Dentro de las carreteras más peligrosas del país, aparecen las de la región mixteca oaxaqueña. En el año 2017–2018, el promedio de vehículos asaltados a mano armada, fue de 30 vehículos al mes. Estas denuncias están registradas debidamente. Pero como muchos de los empresarios dejaron de creer en las instituciones judiciales, prefirieron omitir sus denuncias, por lo cual, se calcula que hubo en estos años, alrededor de 50 robos al mes. El robo a transportistas incluye camiones, tractocamiones, remolques, camionetas de carga, dollies, pipas, grúas y bienes muebles de estos transportes.

Dentro de este estudio aparecen los nombres de 19 organizaciones criminales, y el grupo que domina en las carreteras de la mixteca oaxaqueña, es el CJNG.

Después de que las fuerzas armadas, sin autorización de defensa, fueron humilladas por criminales que se hacen pasar como el “pueblo bueno y sabio”, los empresarios de esta región de Oaxaca, creen que ahora están mucho más solos que nunca.

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

A %d blogueros les gusta esto: