16 enero, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

San Vicente Coatlán llora sus muertos

Habitantes de San Vicente señalan al Ing. Francisco Javier García Secretario General de Gobierno y al Diputado Daniel Gutiérrez por la violencia que se está gestando en la zona.

  • Utilizado con fines políticos el conflicto agrario San Vicente Coatlán y Villa Sola de Vega podría paralizar las obras de la súper carretera Oaxaca –Puerto Escondido en los próximos días. 
  • Habitantes de San Vicente señalan al Ing. Francisco Javier García Secretario General de Gobierno y al Diputado Daniel Gutiérrez por la violencia que se está gestando en la zona. 

Claudia Martínez/ Voces Ciudadanas.- Resultado de la omisión ancestral de las autoridades del gobierno del estado de Oaxaca, la entidad ubicada en el sureste de México, no solo registra el mayor número de conflictos agrarios -más de 350- , sino que por lo menos, 25 de ellos están etiquetados como “focos rojos”, lo que ha generado que los habitantes de decenas de comunidades sobrevivan de manera cotidiana al olvido, la pobreza, la marginación, emboscadas, enconos, despojo agrario, abigeato, pero sobre todo con sus muertos y su desesperanza, ante la apatía y los intereses cruzados de autoridades estatales y federales.

Como las familias de San Vicente Coatlán, quienes viven la herencia de la violencia que ha dejado una disputa que comenzó hace 35 años, y se ha recrudecido desde hace 15, luego de que el Tribunal Unitario Agrario No. 21 con sede en Oaxaca, emitiera una sentencia quitándoles 19 mil hectáreas y otorgándoselas al municipio de Villa Sola de Vega, sin haber quedado demostrada su propiedad ancestral.

El costo en cifras oficiales “son 38 muertos” y un desaparecido, todos ellos de San Vicente Coatlán y, 2 muertos de Villa Sola de Vega. Aunque sobre estas muertes solo existen dos carpetas de investigación integradas por parte de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

Ante esta situación jurídica habitantes de San Vicente Coatlán solicitaron desde hace año y medio de manera formal, haciendo uso de su derecho de petición, un informe sobre el estado que guardan las carpetas de investigación, en respuesta se les requirió que ellos documentaran y presentaran el material y evidencias a la Fiscalía de Atención de Víctimas para integrar de manera correcta todas las investigaciones.

Historias muchas. Como la sucedida el pasado miércoles 15 de julio del 2020, cuando campesinos de San Vicente Coatlán fueron atacados con armas de fuegos mientras buscaban a 18 animales que les robaron de un encierro que mantienen en la zona libre del conflicto con Sola de Vega, conocida como Loma de Huizache, aproximadamente a unos 300 metros del Río Grande Atoyac.

Dicho encierro se encuentra a menos de un kilómetro de los dos destacamentos permanentes de la Policía Estatal del Gobierno del Estado de Oaxaca y de la Secretaría de la Defensa Nacional, sin embargo, estos no han sido suficientes para garantizar la tranquilidad y paz de la zona.

Todo lo contrario -lamenta uno de los testigos del ataque- “esos destacamentos han servido para que grupos de Sola de Vega generen todo tipo de arbitrariedades y violencia en la zona, como el robo de ganado, matanza de algunos animales y agresiones constantes, disparos de arma de fuego a los pocos comuneros que suben a verificar sus tierras y sus animales”.

Los comuneros de San Vicente Coatlán han denunciado reiteradamente que los elementos de la Policía Estatal y los elementos del Ejército, ayudan a los grupos de agresión de Sola de Vega, no obstante, sus reclamos han sido ignorados.

Durante el ataque que sufrieron los hombres y mujeres que buscaban a sus animales, identificaron a los grupos armados de Sola de Vega, quienes constantemente generan actos de violencia tanto en la zona de conflicto, como en la zona libre.

Dichos hechos fueron denunciados tanto en Ejutla de Crespo, ante el Ministerio Público en la carpeta de investigación 25342/FVC/EJUTLA/2020, así como, ante la Dirección de Averiguaciones Previas y Procesos de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, con numero de carpeta 25262/FVCE/OAXACA/2020, sin que hasta el momento, los Ministerios Públicos realicen la inspección ocular, diligencias e investigación de los animales robados.

UN CONFLICTO SOCIAL A PUNTO DE ESTALLAR 

Esté conflicto agrario con más de 35 años en el que los principales protagonistas son los grupos de presión y “personas armadas” contratadas supuestamente por las Autoridades de Villa Sola de Vega, han generado todo tipo de agresiones, violencia, disparos y emboscadas con la gente de San Vicente, quienes buscan cultivar sus tierras y cuidar a sus animales que representan su patrimonio.

El resultado ha sido un total de 38 asesinatos y un desaparecido en la zona libre de paso, todos pobladores de San Vicente Coatlán, como se puede demostrar con la Actas de Defunción.

Por omisión, incapacidad o desinterés, una vez más la Fiscalía General del Estado de Oaxaca no ha cumplido con las investigaciones, no ha realizado las diligencias necesarias y mucho menos tomado las medidas mínimas para evitar un enfrentamiento que en cualquier momento puede estallar, como ya lo han advertido los agraviados.

A la llegada del Dr. Rubén Vasconcelos Méndez a las Fiscalía General del Estado, a pesar de que es “reconocido” como un teórico, de libros y doctrina, y un amplio curriculum académico, en la fiscalía a su cargo la realidad se impone, y sin el litigio en las carpetas de investigación, la actuación ha sido nula, incurriendo en diferentes agresiones y violaciones de Derechos Humanos de las Víctimas, Ofendidos y de la Población de San Vicente Coatlán, y hasta la fecha no se han podido integrar las investigaciones.

En materia agraria desde hace 15 años no se ha podido ejecutar la sentencia, pues la Comunidad de San Vicente Coatlán cuenta con la propiedad desde la época Virreinal.

Lo que evidencia que parte del conflicto también es la ausencia de una buena defensa y asesoría a los habitantes de San Vicente Coatlán, sumado a los grados de corrupción, manipulación e intereses del personal de la Junta de Conciliación Agraria de Oaxaca y los magistrados del Tribunal Unitario Agrario que le dieron la razón a Villa Sola de Vega, cuando no existe colindancia con ellos y, se han documentado más de 20 violaciones a Derechos e irregularidades en el procedimiento, el más grande es la ausencia de la comprobación de la propiedad ancestral por parte de Villa de Sola de Vega.

Incendios la otra arma. 

En la época de incendios de manera constante, grupos armados y pobladores de Villa Sola de Vega se han introducido a territorio de San Vicente Coatlán provocando incendios a campo abierto obligando a los habitantes de San Vicente a salir de sus viviendas intentado sofocarlos, quedando expuestos a ser venadeados y agredidos con armas de fuego, lo que ha aumentado el número de muertos en torno a este conflicto.

Francisco García y Daniel Gutiérrez politizan el conflicto.

Los pobladores de San Vicente Coatlán denuncian su enojo y preocupación por la intervención –por instrucciones del gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa- desde hace casi dos años de Francisco Javier García, hoy actual Secretario General de Gobierno del Estado de Oaxaca, quien únicamente los ha engañado sin ninguna solución al conflicto sin importar las muertes y las vidas de quienes habitan esos municipios de los Valles Centrales de Oaxaca, y a quienes intenta comprar con la ilusión de los beneficios de la súper carretera en construcción, la cual podría ser suspendida en los próximos días, no obstante que es uno de los proyectos principales del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

También señalan al Diputado Federal, Daniel Gutiérrez, por entrometerse en el conflicto agrario, generando reuniones con Villa Sola de Vega a efecto de llegar a un acuerdo con las partes afectadas, ofreciendo soluciones jurídicamente imposibles, como la aplicación de un programa federal para indemnizar a la parte afectada o la negociación para redistribuir la posesión de las 19 mil hectáreas, ambas sin ninguna posibilidad dado que existe una sentencia.

El Reloj de Arena está en marcha y el futuro se vislumbra incierto como en muchos otros pueblos oaxaqueños ante la incapacidad gubernamental.

A %d blogueros les gusta esto: