dom. Dic 15th, 2019

Rechazan anomalías y desvío de recursos en el Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE

Arturo Avendaño / Bloque de Periodistas

Oaxaca, Oax.- Ante las acusaciones vertidas por un grupo de trabajadores sobre presuntas anomalías y desvío de recursos al interior del Hospital Regional “Presidente Juárez” del ISSSTE; la subdirectora de Administración, Claudia Judith Tovar Carrillo, precisó que los problemas derivan de las medidas de austeridad impulsadas por la federación, pero que se trabaja de manera coordinada para superar las dificultades.

Adeudo a trabajadores eventuales

En cuanto al adeudo de salarios a más de 100 trabajadores eventuales, aceptó que los adeudos se vienen arrastrando desde el año 2018 a la fecha, los cuales ascienden a dos millones 500 mil pesos y que actualmente los directivos del hospital están tratando de regularizar los pagos.

Abundó que se presentó ante la Dirección de Personal del ISSSTE en la Ciudad de México, la justificación del adeudo a trabajadores eventuales, misma que después de un análisis será turnada ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a la espera de que en próximas fechas se libere el recurso y se proceda con el pago.

Otro de los reclamos de los trabajadores eventuales es la reducción de horas autorizadas para cubrir conceptos de incidencia del personal de base, como vacaciones y permisos; sin embargo, Tovar Carrillo destacó que esta medida de austeridad implementada por Andrés Manuel López Obrador, ayuda a tener cuentas sanas en el presupuesto.

Agregó que las áreas prioritarias del hospital no se vieron afectadas con el recorte de horas, pues se están cubriendo todos los servicios; sin embargo, si en consultas externas no se cubre el turno de la tarde con un eventual no hay quien reciba a los enfermos, si no hubiera enfermeras eventuales no se cubriría la demanda de las más de 50 camas de urgencia con las que cuenta el nosocomio.

Arbitrariedad en remodelación del Edificio E

Por otra parte, sobre los señalamientos de las arbitrariedades en la remodelación del Edificio E, aclaró que sí hubo vicios ocultos, los cuales fueron reportados en tiempo y forma a la Dirección de Obras en la CDMX, ya que ellos llevaron a cabo el proceso de licitación y ejecución de la obra, dando puntual seguimiento al asunto para hacer válidas las pólizas, como lo marca el proceso legal.

Entre los desperfectos se encuentra la red de energía eléctrica, que ya está siendo atendida por la Dirección de Obras, desde el pasado 5 de junio personal de esta dirección realizó una visita al Edificio E para constatar las fallas e iniciar próximamente los trabajos de reparación.

Tovar Carrillo negó que exista desvío de recursos por parte de la administración del hospital en la ejecución de la obra, porque ellos no manejaron el dinero, ni licitaron la obra, además de que la obra estuvo dentro de la muestra de la Cuenta pública 2017, siendo auditada, tuvo observaciones, pero fueron subsanadas en su momento.

Lavandería

Otro problema se dio en el área de lavandería, donde dos máquinas con capacidad de más de 100 kilos presentaron vicios en su funcionamiento, mediante la Dirección Médica de la CDMX se hizo efectiva la póliza de daño patrimonial, notificándole al proveedor que los equipos estaban fallando.

La última revisión a las maquinas fue hecha el viernes 7 de junio, porque a pesar de constantes reparaciones no se encontraba el problema, derivado del seguimiento puntual al caso se logró establecer que uno de los equipos para el lavado de la ropa tuvo daños provocados por el cambio de voltaje, derivado del problema de la red de energía eléctrica que presenta el hospital.

Mientras que la segunda máquina tuvo un daño en una de sus tarjetas, “el fabricante se está haciendo responsable de la reparación por el cambio de voltaje y de la tarjeta, pero se tiene que esperar a que llegue porque fue pedida fuera del estado”, refirió Tovar Carrillo.

En este sentido dijo que esto les creó un cuello de botella muy fuerte en el rezago de lavado de ropa, optando por pedir a una empresa particular certificada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que viniera a auxiliarlos con una proporción de ropa, situación que sólo se dio una sola vez, aclarando que no son sus familiares quienes se han beneficiado con este acto.

“También nos ayudamos con el tema de lavado, de la clínica Eduardo Vasconcelos que también es del ISSSTE, nos apoyaron un día que tuvimos muy crítico porque no teníamos material para poder hacer procedimientos quirúrgicos, sobre todo urgentes, pero aun así no íbamos a salir con el atrasado de ropa, por ello, los trabajadores también implementaron una estrategia de apoyo y de ayuda para poder abatir este rezago, el cual ya no tenemos”, explicó.

Al día se genera un promedio de 600 a mil kilogramos de ropa en el hospital, refiriendo que la importancia de lavarla radica en que es un foco de infección, por eso se buscó un servicio que cumpliera el protocolo para la limpieza de la ropa hospitalaria, ya que no se puede lavar en cualquier lado por todos los riesgos que se corren.

“Se tiene que tener la paciencia y el tiempo para arreglar las máquinas, pero en el hospital no se detiene el uso de la ropa, ante ello estamos exigiendo que se reparen las máquinas correctamente y lo más rápido posible”, expuso.

Compra de medicamentos

Relativo a la escasez de medicamentos, reconoció que sí han tenido un desabasto en algunas claves a consecuencia del tema de austeridad, por lo cual las compras son las mínimas y estrictamente indispensables, aclarando que todo les llega a través de un reparto nacional y derivado de un reporte de necesidades de la unidad.

Aunado a que como institución tienen una compra consolidada de acuerdo a un catálogo que el ISSSTE tiene aprobado y alineado al sector salud, “las compra es a través de un proceso de autorización apegado a la Ley de Adquisiciones, haciendo una comparativa de mercado”.

“Desmiento las acusaciones sobre desvío de recursos en cuanto a la compra de medicinas, porque los filtros para ejercer el recurso se manejan a nivel federal, nosotros solamente hacemos la solicitud de las medicinas requeridas, las cuales nos llegan de manera física”, refutó.

Tecnología de punta y excelentes especialistas

El Hospital Regional “Presidente Juárez” fue creado en el año de 1970 y actualmente cuenta con 49 años de antigüedad, en sus inicios fue creado para oficinas administrativas, con el paso del tiempo fue acondicionado como hospital, hoy atiende a más de 96 mil derechohabientes, ya que son la única unidad del ISSSTE en la entidad que presta atención hospitalaria de tercer nivel.

Cada año el presupuesto otorgado al hospital es de 12 millones de pesos, pero es insuficiente, ya que a fin de ejercicio se terminan gastando de 15 a 18 millones de pesos; lo que va acumulando deuda en razón de hasta 4 millones de pesos, este hospital cuenta con tecnología de punta en la intervención quirúrgica, tiene cápsulas que son de acero inoxidable en todos los quirófanos y en ellos laboran excelentes especialistas que dan seguridad a los derechohabientes con excelentes resultados.

A %d blogueros les gusta esto: