21 junio, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Gobierno de Oaxaca recula, sí hay muertos en Tierra Blanca

Tras haber negado que la escalada de violencia en la zona Triqui había desembocado en el asesinato, persecución, secuestro y tortura de mujeres, niños y hombres pertenecientes a la etnia Triqui, el Gobierno de Oaxaca que encabeza el priista Alejandro Murat Hinojosa, reconoció que sí existen tales hechos.

Pese a que la ayuda se solicitó desde hace varias semanas, la Secretaría General de Gobierno a cargo de Francisco García, minimizó la situación y decidió ignorar las llamadas de auxilio.

Ante la negativa de las autoridades locales, los afectados decidieron marchar a la Ciudad de México para exigir justicia y un alto a la violencia, siendo escuchados por el gobierno federal, quien giró las instrucciones para que elementos de la Guardia Nacional y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, acudieran a la zona.

Sin embargo, al ver que la federación intervendría, Murat Hinojosa intentó ocultar su ineptitud y también envió elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y pidió el acompañamiento de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, otra dependencia que también fue omisa ante la situación.

Ya en el lugar, las fuerzas del orden realizaron un recorrido en asentamientos urbanos, parajes y caminos de terracerías en las comunidades de Tierra Blanca y Yosoyuxi, en donde encontraron dos cuerpos sin vida y con evidentes marcas de tortura y mutilación, en el paraje denominado “Llano Jícara”, los cuales fueron reportados a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca para las acciones correspondientes.

El gobierno estatal aseguro que ahora, sí desplegarán “acciones” en una estrecha coordinación con la Federación para “restablecer la paz y reconstruir el tejido social”, puntualizó por medio de un comunicado.

No obstante, en lo que fue considerado como una burla por parte de la Segego, se hizo un llamado “a las y los habitantes, así como a las organizaciones sociales a consensuar una agenda encaminada a construir la paz en la zona Triqui”.

Para mostrar la otra versión de los hechos, la activista y periodista Veronica Villalvazo (FridaGuerrera), acudió a la zona para documentar lo ocurrido, encontrando grandes estelas de impunidad, omisiones y complicidad por parte de las autoridades estatales.

Todo esto fue documentado en sus transmisiones en vivo, en donde incluso evidenció la falta de atención a las mujeres afectadas, así como la entrega de medicamentos genéricos y a punto de caducar, que en nada ayudan a la situación de salud que aqueja a las víctimas de secuestro y de la tortura psicológica a la que fueron sujetas.

Por su parte, las y los afectados, mantienen su protesta en exigencia de justicia y un retorno seguro a sus hogares, de donde fueron expulsados por conocidos caciques que mantiene una estrecha relación con el Partido Revolucionario Institucional, lo que les ha permitido actuar con total impunidad.

A %d blogueros les gusta esto: