1 agosto, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

De las benditas a las malditas Redes Sociales

Por Diego Martínez / @diegomtzsanchez

  • Las sanciones podrán ser de hasta 89 millones 620 mil pesos.

En tan solo dos años, la Cuarta Transformación pasó de ser una ferviente defensora de la libertad de expresión que ofrecen las redes sociales, a buscar su control por medio del Poder Legislativo.

En días recientes el Coordinador de los Senadores de Morena, Ricardo Monreal, adelantó que presentará una iniciativa para “regular” las redes sociales a través del Instituto Federal de Telecomunicaciones. 

Dicha propuesta establece mecanismos de control y operaciones de las “Redes Sociales” en el país y también busca controlar lo que los usuarios publican y el cómo reaccionan las plataformas a ello. 

Pero esta idea no nace del verdadero interés por defender la libertad de expresión o el derecho a la información. 

Surge por la pérdida de apoyo hacia el proyecto de la Cuarta Transformación y la manipulación de la información por parte de usuarios que en la mayoría de los casos, apoyan a la 4T y al Presidente López Obrador, lo que provocó el cierre de sus cuentas en la plataforma Twitter. 

Así como el conflicto que sostiene el titular del Poder Ejecutivo de México, con directivos de la empresa, a quienes acusó de mantener vínculos con el PAN. Sí, otra vez fue Felipe Calderón, al menos en el imaginario de Obrador. 

Para tener un poco más clara la finalidad de la propuesta que presenta el exgobernador de Zacatecas y exDelegado de la Alcaldía Cuauhtémoc en la Ciudad de México, te compartimos los puntos más relevantes, pero si quieres leer la iniciativa completa la puedes encontrar aquí:

  1. La iniciativa regulará únicamente a las redes sociales relevantes, estableciéndolas como aquellas que tienen más de un millón de usuarios o suscriptores, categoría que incluye a plataformas como Facebook, Twitter, TikTok e Instagram.
  2. Para operar en México, las redes sociales relevantes deberán tener permiso del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).
  3. El IFT será la instancia que fungirá como árbitro entre la empresa y el usuario en el caso de amonestaciones.
  4. En caso de que haya un incumplimiento de los términos y servicios, los cuales deberán ser aprobados por el IFT, las redes sociales podrán suspender temporalmente cuentas y eliminar contenido, para lo cual se podrán utilizar algoritmos o tecnologías automatizadas.
  5. Para cancelar definitivamente una cuenta o un perfil, las empresas de redes sociales deberán de tener un área específica que cuente con personas físicas especialistas en derechos humanos y libertad de expresión, quienes deberán emitir la resolución correspondiente. En estos casos, queda prohibido el uso de algoritmos o tecnologías automatizadas.
  6. Una cuenta sólo podrá ser cancelada definitivamente si se utilizó para difundir mensajes de odio, noticias falsas, mensajes que provocaron algún delito o perturbación del orden público; o se usó para afectar los derechos de las y los menores de edad.
  7. Los usuarios a los que se les cancele definitivamente su red social podrán impugnar dicha decisión en un plazo no mayor a 24 horas.
  8. Las empresas de redes sociales deberán de crear una estructura interna que resuelva dichas impugnaciones en un plazo no mayor a 24 horas.
  9. En caso de que no se resuelva favorablemente la impugnación del usuario, se podrá presentar una queja ante el IFT.
  10. Si se llega a acreditar que hubo vulneración a la libertad de expresión en redes sociales, las sanciones podrán ser de hasta 89 millones 620 mil pesos.

Tras las fuertes criticas por su intento de controlar la libertad de expresión, Monreal informó que pospondrá la presentación de su iniciativa ante el Pleno del Senado, hasta que la ciudadanía le dé su opinión al respecto.

A %d blogueros les gusta esto: