Polígrafo Mx

El Zumbido del Moscardón

El Zumbido del Moscardón, por Alejandro Leyva Aguilar

Como Oaxaqueño nacido en 1966, me suena bien el nombre de David Rogelio Colmenares Páramo; me suena porque tenía 20 años de edad cuando Heladio Ramirez López gobernaba nuestro estado y su secretario de finanzas era justamente David Colmenares… como periodista me suena mucho más su nombre porque, a parte de compartir micrófonos en algunas ocasiones en CORO, era mi obligación conocerlo.

Hoy mi paisano David Rogelio está metido en el ojo del huracán, porque es el Auditor Superior de la Federación que apenas esté 20 de febrero, encueró la opacidad con la que opera el gobierno federal y bastó un manotazo en la mesa de don López, para que esa cuadrilla de expertos auditores que conforman la Auditoría Superior de la Federación (ASF), recularan y dijeran que “hubo un error metodológico”.

Habría que hacerle una pregunta al oaxaqueño experto en auditorías fiscales y diseño de políticas públicas ¿cómo quiere pasar a la historia?, ¿como un tonto?, ¿como un cómplice?, o ¿cómo un patriota?; no tiene mucho para dónde hacerse solo tiene esas tres opciones.

Si permite que la Auditoría Superior de la Federación, sea auditará por otro órgano privado con cargo al erario claro, entonces pasará a la historia como un TONTO, que no supo hacer su trabajo, que permitió que el ejecutivo -a quien fiscaliza- lo sometiera y lo tratara poco menos que como un retrasado mental.

Si se presta a los caprichos del “presidente”, así en minúsculas y entre comillas entonces habrá convertido a la ASF en cómplice de los caprichos de un solo hombre que se ostenta como dictador plenipotenciario de una República llamada “chairolandia” en la que se hace la voluntad de su Alteza Chairisima.Si por el contrario, demuestra que sus números están bien y que existe opacidad y discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos por parte de este gobierno de cuarta, entonces pasará a la historia como un patriota, igual que pasaron a la historia los Auditores Superiores que encueraron la corrupción en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.¿Cómo quieres pasar a la historia David Rogelio Colmenares Páramo?… lo digo, porque eres oaxaqueño y tu currículo no es el de un improvisado.

Desde 2018, Colmenares fue designado como auditor Superior de la Federación por la Cámara de Diputados. Antes de tomar el cargo, desempeñó funciones en otras instituciones públicas, como la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas (UCEF) de la Secretaría de Hacienda, entre 2000 y 2006, y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en esos mismos años.

Es licenciado en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y durante su trayectoria profesional fue auditor Especial del Gasto Federalizado en la ASF en 2012, contralor Interno en el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa 2014 y Titular de la Unidad de Coordinación Regional y Relaciones Institucionales de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales en 2016.

Su llegada a la titularidad de la ASF tuvo lugar luego de que fungiera como secretario de Finanzas de Heladio Ramírez y asesor de Diodoro Carrasco. Durante sus más 30 años de carrera, Colmenares Páramo se ha especializado en temas de hacienda pública, auditoría gubernamental, contraloría y interna diseño de políticas públicas, de acuerdo con Líderes Mexicanos.

Ha sido consultor y Asesor de Gobiernos Estatales y organismos internacionales como el Fórum de Federaciones y el CASALS. Fue docente desde 1978 e impartía materias como Finanzas Estatales, Política Fiscal y Seminarios de Sector Público, de acuerdo con la ASF.Incluso, Colmenares Páramo ha colaborado con columnas de opinión en medios mexicanos como Eje Central y El Financiero.

Forma parte de diversas asociaciones profesionales como el Colegio Nacional de Economistas, el Consejo Directivo de esa misma organización, el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) y el Comité Técnico de la Conferencia Nacional de Municipio de México. (fuente INFOABE).

Con ese historial en auditorías ¿de verdad hubo un error metodológico en el cálculo del costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM)?, o simplemente don David Colmenares se espantó -diríamos en Oaxaca- con el petate del muerto.

#QuédatEnCasa

@leyvaguilar

Instagram: leyvaguilar

Salir de la versión móvil