Archivo de la etiqueta: Empleos

De acuerdo al Workforce Institute, los empleados mexicanos se sienten escuchados pero sus empleadores no actúan

Aunque los empleados se sienten escuchados, más de un tercio (31%) no cree que sus comentarios conduzcan a un cambio tangible.

Ciudad de México.- Después de casi dos años de trastornos en el lugar de trabajo relacionados con la pandemia y las continuas incógnitas sobre el futuro de la vida y el trabajo, una investigación global 1 en 11 países realizada por  el Workforce Institute de  UKG expone una brecha problemática entre la voz de los colaboradores y la acción de los empleadores en México que -si no se resuelve- puede desvincular a los trabajadores, alimentar la rotación y obstaculizar el rendimiento empresarial.

Aunque los empleados se sienten escuchados, falta la acción del empleador

La gran mayoría de los colaboradores mexicanos (92%) se sienten escuchados por su empleador y también afirman sentirse “más” o “mucho más” escuchados (67%) en comparación con 2020. Como resultado, el compromiso con su empleador ha alcanzado el 66%, mientras que el número de empleados poco motivados no supera el 10% [“ni comprometido ni desvinculado” (8%), “algo desvinculado” (1%), “muy desvinculado” (1%)].

Los tres temas principales en los que los colaboradores quieren sentirse más escuchados son: el desarrollo profesional (39%), los beneficios (30%) y la salud física y el bienestar (28%).

Si bien los empleados se sienten escuchados, detectan una falta de acción: más de un tercio (31%) no cree que lo que se ha comunicado conduzca a un cambio tangible.

“Si bien los colaboradores en México generalmente sienten que sus empleadores escuchan sus comentarios, esto es sólo el primer paso para una cultura de éxito en el lugar de trabajo”, dijo Jaime Cardoso, director de marketing de UKG. “Está claro que hay que tomar medidas para mejorar la experiencia de los empleados e incluirlos en el proceso de toma de decisiones de la empresa. Si se tiene en cuenta la voz de los empleados y se escucha realmente lo que tienen que decir, aumentarán la productividad e impulsarán la innovación en la organización.”

Los canales  de comunicación están abiertos, pero el miedo y la desconfianza son una constante. 

Las organizaciones han hecho grandes esfuerzos para obtener la retroalimentación de los empleados a través de diferentes canales, que van desde reuniones 1:1 (38%), buzones de sugerencias anónimas (30%), encuestas de compromiso (30%) y reuniones con la alta dirección (29%) como métodos más populares en México. Sin embargo, vale la pena señalar que casi la mitad (46%) dice que es más probable que compartan su retroalimentación de forma anónima a través de sitios de terceros como Glassdoor que a través de los canales internos. 

Esta falta de confianza por parte de los empleados en la comunicación podría estar asociada a posibles riesgos a su carrera -ya que un asombroso 61% preferiría cambiar de puesto a otro equipo o empresa antes que compartir sus puntos de vista- o al miedo a las críticas, ya que el 39% de los empleados se guardan sus opiniones y preocupaciones para evitar verse envueltos en una política interna tóxica.

Más preocupante aún es que más de la mitad (56%) confiesa que es más probable que le diga a su líder lo que quiere oír en lugar de lo que realmente siente, lo que puede obstaculizar el desarrollo a largo plazo de una organización y fomentar una cultura de desconfianza. 

La confianza se construye en ambos sentidos

La encuesta confirma que escuchar a los empleados y poner en práctica sus comentarios mejora la productividad y la eficacia de los colaboradores (58%), el bienestar (79%), el compromiso (78%), la confianza (78%), e infunde un sentido más profundo de su trabajo (75%). 

“Está claro que tanto los empresarios como los colaboradores deben seguir trabajando juntos en una comunicación bidireccional, sustentada en una cultura de confianza, que conduzca a una acción positiva y eficaz en beneficio de la organización”, dijo Ivonne Vargas, autora, periodista, conferenciante y miembro del consejo asesor del  Workforce Institute de UKG. “Debe haber un esfuerzo compartido que, aunque está bien encaminado, requiere perseverancia para lograr empleados escuchados y comprometidos, así como empresas innovadoras y productivas.” 

Para profundizar en los datos y saber por qué invertir en la voz de los empleados debería ser un imperativo empresarial estratégico, lea el informe ejecutivo Los Escuchados y los No Escuchados.

Migran 2.7 millones de trabajadores del outsourcing a empresas reales: IMSS

La directora de Incorporación y Recaudación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Norma Gabriela López Castañeda, informó que  la entrada en vigor de la reforma en materia de subcontratación ya ha generado “resultados positivos”.

Según la funcionaria del IMSS, se preveía que una vez finalizada la prórroga para la entrada en vigor de la reforma -el 1o de septiembre-, la migración de los trabajadores se iba a situar en un rango de 2.5 a 3 millones, destacando que hasta el momento, se ha registrado una migración de 2 millones 745 mil trabajadores, los cuales pasaron de los esquemas de subcontratación al patrón real, con un incremento salarial promedio del 12 por ciento.

Esto quiere decir que pasaron de un salario base de cotización de 475.8 pesos a 532.7 pesos, y esto se logró sin prácticamente tener un impacto en la prima del seguro de riesgos de trabajo de las empresas.

Señaló que esto es importante ya que esta reforma nunca se planeó para que tuviera un efecto recaudatorio. Es decir, en términos del número de trabajadores migrados, el Instituto quedó en los umbrales previstos.

“Con estos resultados, se avanza en el cumplimiento del objetivo de la reforma, por la cual queda prohibida la subcontratación de personal y se busca la restitución de los derechos laborales de los trabajadores, es decir, que el patrón real reconozca en todos sus términos la relación obrero – patronal, con todos sus beneficios y sus derechos, así como un mayor nivel de permanencia de los trabajadores con sus patrones”, indicó.

Detalló que de los 2.75 millones de trabajadores migrados, 2.3 millones estaban registrados como tipo permanente en la empresa de subcontratación. 

“Ahora que estos trabajadores están ligados a la empresa real, 2.5 millones están registrados como tipo permanente. Esto implica que, prácticamente, en este universo de trabajadores la participación de los trabajadores permanentes en el empleo se incrementó en 8 puntos porcentuales, respecto de los trabajadores eventuales; en este universo de redujo el número de trabajadores eventuales de 461 mil a250 mil; es decir mejoró su situación laboral al ser etiquetados como permanentes.” 

De los 2.75 millones trabajadores migrados, 2 millones (72%) permanecieron en el mismo giro económico, mientras que 770 mil trabajadores fueron migrados a una actividad productiva diferente; dentro de este universo, alrededor de 4 de cada 10 personas salieron de empresas prestadoras de servicios de personal y están migrando a empresas de transformación, construcción y comercio. 

Por región geográfica, 2.5 millones (91%) permanecieron ligados dentro de la misma región, mientras que 260 mil trabajadores fueron migrados a una región geográfica diferente; dentro de este universo, 5 de cada 10 personas salieron de empresas ubicadas en la región centro y se están ubicando principalmente en la región norte y centro norte. 

Si bien, en términos de la reforma, se elimina el suministro de personal vía subcontratación, se pueden prestar servicios especializados, por lo que es previsible que algunas empresas transformen su actividad con el propósito de prestar este tipo de  servicios. En relación a este punto, el Instituto va a seguir dando seguimiento a la reforma, para ver cómo se terminan recomponiendo estas empresas y asegurar el cumplimiento de la reforma. 

Uno de los puntos a destacar es la obligación de las empresas que brinden servicios especializados de estar inscritas en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (Repse), de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para lo cual se debe estar al corriente de sus obligaciones fiscales y mantener el cumplimiento las mismas; de lo contrario, se puede suspender el registro, con la consecuencia de la no deducibilidad de ciertos conceptos. 

Para ayudar a las empresas a cumplir con las nuevas disposiciones, en el IMSS se simplificaron los procesos de sustitución patronal, se flexibilizó la migración de trabajadores que pudieran estar incapacitados y se puso a disposición de las empresas un nuevo sistema a través del cual las empresas contratistas van a poder presentar la información de sus contratos y trabajadores al Seguro Social, de una manera simplificada. 

Cabe resaltar que este esquema de subcontratación de servicios especializados prevé una mayor coordinación entre autoridades y controles indirectos de cumplimiento de obligaciones, es decir, el propio contratante buscará que su contratista cumpla con todas sus obligaciones en materia de seguridad social, para no estar sujeto a un tema de responsabilidad solidaria. Con ello, se promueve el cumplimiento de las empresas dentro del marco de la ley y se salvaguardan los derechos de los trabajadores. 

Finalmente, la funcionaria destacó que prácticamente se ha llegado a los niveles de empleo registrados en diciembre de 2020, “por lo que estamos muy próximos a alcanzar el nivel de empleo que se tenía registrado previo a la pandemia”.