12 septiembre, 2021

Reconoce Gobernador apoyo de AMLO para reducir riesgos de inundación en Tabasco


  • Destaca avances del Programa de Desazolve de Ríos, dragado de Barra de Frontera, políticas para un manejo más responsable y profesional de presas del Alto Grijalva, y la reposición de enseres domésticos a familias afectadas por inundación del 2020.

Al encabezar la primera sesión ordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil y con el agradecimiento al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por su intervención a favor de la seguridad de los tabasqueños, el gobernador Adán Augusto López Hernández, reconoció todas las acciones implementadas para reducir los riesgos de inundación en la entidad y resarcir las pérdidas de las familias afectadas en 2020, con apoyos económicos directos y un programa de reposición de enseres que está a punto de culminar por parte del Ejército Mexicano.  

Entre las acciones hoy en marcha, destacó el ambicioso Programa de Desazolve de Ríos en Tabasco –a cargo de la Secretaría de Marina– que, entre otros beneficios, permitió el dragado de la barra de Frontera y la reactivación del puerto con la llegada de grandes embarcaciones para el avituallamiento de las plataformas petroleras localizadas en el Golfo de México. 

En presencia del secretario de Gobierno, José Antonio de la Vega Asmitia y  funcionarios del gabinete, el mandatario estatal también dimensionó la importancia de que en la actualidad, por decisión presidencial, las presas de Alto Grijalva se manejen con otros criterios que privilegian la generación de energía limpia, pero también la operación preventiva por seguridad de la planicie, además de las obras correctivas y mantenimiento de infraestructuras, que “nunca se hicieron en años anteriores, y que hoy brindarán mayor protección a los asentamientos poblacionales”.

“Esto es una victoria de los tabasqueños, pero más un acto de justicia y de congruencia”, afirmó Adán Augusto López, al exhortar a las autoridades de los tres niveles de gobierno a mantenerse atentas a la evolución de los fenómenos que estará circulando por la región, una vez que ha iniciado la temporada de ciclones tropicales el Pacífico y en el Atlántico. 

Durante su intervención, el titular del Poder Ejecutivo, solicitó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) delegar al estado de Tabasco la responsabilidad operativa de la compuerta “El Macayo”, hoy a cargo de una instancia federal situada en Chiapas, lo que dilata la toma de decisiones en situaciones de emergencia.  

Ante la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, y el director general de Conagua, Germán Arturo Martínez Santoyo, el mandatario estatal documentó su planteamiento con el escenario vivido por el estado durante las inundaciones de 2020, cuando ante la ausencia de los encargados de la oficina en Chiapas, las autoridades de Tabasco tuvieron que tomar medidas inmediatas para abrir la compuerta y proteger a la planicie tabasqueña.   

López Hernández refirió que si bien es cierto esa infraestructura de control hidráulico está localizada dentro de la geografía del vecino estado, está casi colindante con territorio tabasqueño y fue diseñada para regular el paso de agua hacia la planicie de Tabasco. 

“Lo que buscamos es que nos permitan a Tabasco y a las oficinas locales de la Conagua ser los responsables de la operación de esa compuerta, porque nos va a permitir en el día a día evaluar cuándo necesitamos que haya paso de agua, cuándo necesitamos desviarla hacia el río Samaria y cuándo necesitamos cerrarla”, acentuó.

Explicó que de lo que se trata además es de reforzar aún más la coordinación entre autoridades federales, municipales y militares, que en todo momento han privilegiado un trabajo permanente para garantizar la seguridad de la población tabasqueña ante cualquier emergencia, y al mismo tiempo, asegurar un mejor suministro en la captación para el agua potable.

López Hernández recordó, incluso, que a inicios del año pasado en coordinación con Conagua, el Gobierno de Tabasco destinó una millonaria inversión para desazolvar oportunamente el canal de la zona del Macayo, trabajos que, al final de cuentas, permitieron mantener a salvo a la población de Villahermosa y parte de comunidades rurales del municipio de Centro de inundaciones más severas. 

“Ahora afrontamos un problema de captación en las tomas potabilizadoras en Villahermosa; hoy la compuerta del Macayo está cerrada, porque las computadoras están en mantenimiento; nuestro compromiso es mantener un monitoreo permanente para que si hay necesidad de invertir cada año lo hagamos y mantengamos desazolvada toda el área del Macayo”, expuso.

Durante la sesión efectuada en el salón “José Gorostiza” del Palacio de Gobierno, el jefe del Ejecutivo también planteó a la Conagua la autorización para iniciar cuanto antes el desazolve de un dren a cielo abierto que atraviesa gran parte de la zona de villa Playas del Rosario, una medida, clarificó, que ayudará a evitar que ese importante centro poblacional del municipio de Centro vuelva a inundarse, como sucede año con año durante la temporada de lluvias. 

A su vez, el director general de Conagua, Germán Arturo Martínez, dejó claro que por instrucciones del Presidente de México, Conagua destinará a Tabasco el presupuesto suficiente para construir la infraestructura de contención y control hidráulica necesaria, sobre todo en un año en que han sido pronosticados 29 huracanes o ciclones tropicales en la parte de Pacífico y el Atlántico.

“Tabasco es una zona donde tenemos los registros más altos en lo que se refiere a precipitación, de allí la necesidad de que por parte de Conagua exista permanente coordinación con las autoridades federales, estatales y municipales”, señaló.

Informó que tras las lluvias recientes que ayudaron a atenuar los efectos de la sequía en la región, para julio y agosto se prevén precipitaciones por debajo del promedio y temperaturas más elevadas en el sureste del país, aunque para los meses de septiembre y noviembre se esperan lluvias importantes, pero dentro del rango normal. 

Ante Jaime Santiago Espinoza, superintendente del Suministro Básico Zona Villahermosa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y Felipe Irineo Pérez, director local de Conagua, Martínez Santoyo dijo que actualmente se trabaja en la rehabilitación de 16 obras de infraestructura de protección hidráulica, en beneficio de habitantes de Balancán, Centro, Cunduacán, Huimanguillo, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Tacotalpa y Teapa.

Por su parte, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, destacó que en cumplimiento a la instrucción presidencial, el gobierno federal continuará trabajando muy de la mano con las autoridades estatales y municipales, pero también con la población, porque “estamos obligados a escucharla, atenderla y ofrecerle todos los instrumentos para salvaguardar sus vidas”.

Tras brindar un reconocimiento a todo el trabajo que realiza el Instituto de Protección Civil del Estado (IPCET), a cargo de Jorge Mier y Terán Suárez, la funcionaria federal adelantó que en breve será presentado al estado una propuesta que abarca temas en materia preventiva y de gestión de emergencias, y se revisará “cómo vamos con la recuperación y la reconstrucción programada desde el año pasado”.

A %d blogueros les gusta esto: