12 septiembre, 2021

AMLO rinde su “Tercer informe”

López Obrador cumple 41 de los 100 compromisos establecidos durante su toma de protesta, el pasado 1 de diciembre del 2018.

A tres años de su victoria electoral del pasado 1 de julio del 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador rindió su tercer informe de gobierno desde Palacio Nacional, a donde arribó en el tradicional Jetta blanco que usa para estas ocasiones.

El mandatario aseguró que su gobierno está bien calificado, tanto que si hoy fuera la consulta de revocación, el 72.4 por ciento de los ciudadanos estaría a favor de que continuara su mandato, detalló.

Añadió que de acuerdo a una encuesta telefónica que supuestamente levantó la Secretaría de Gobernación, 87.4 por ciento está de acuerdo con el cambio que significa la actual administración; y la calificación que le dan los ciudadanos es 6.7 por ciento, en promedio.

En ese ámbito consideró que no ha defraudado la esperanza de quienes votaron por él y celebró el triunfo histórico de su movimiento.

“Aún recuerdo cuando el 1 de diciembre de 2018, en el camino a la Cámara de Diputados para tomar posesión de la Presidencia de la República, se nos acercó al automóvil un joven en bicicleta y me gritó: ‘¡No nos vayas a fallar!’.

Creo, pasado el tiempo, no haber defraudado la esperanza de ese joven ni de quienes votaron por mi hace tres años. Posiblemente haya quienes imaginaron que sería de otra forma o que ha llegado a la conclusión, en ejercicio de su libertad, y de su criterio, que no comparten mis ideas y no les gusta mi estilo de gobierno, mi estilo de gobernar.

Pero nadie, en honor a la verdad podría decir que no he cumplido con mi compromiso de desterrar la corrupción y destinar mi imaginación, experiencia y trabajo en beneficio del pueblo y de la nación”, dijo.

Obrador argumentó que a pesar de la pandemia, la gente no ha perdido la fe en un mejor porvenir; declarando que existen libertades plenas y poco a poco “vamos pacificando al país sin violar derechos humanos y sin reprimir al pueblo”.

Me alegra, dijo, que así lo entiendan la mayoría de los mexicanos.

La encuesta

Precisó que hace tres días se levantó una encuesta nacional “aplicada por nosotros, y comparto con ustedes algunas preguntas y respuestas, y subrayo, aplicada por nosotros, para que no se vaya a mal interpretar.

“Cuando digo por nosotros se debe pensar también que tenemos tres principios rectores: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.

Aquí las preguntas y las respuestas:

  1. Con respecto al año pasado, ¿cómo es su situación económica actual?

Mejor, 15.3 por ciento, igual, 42.9 por ciento, peor, 40.0 por ciento, no sabe, no contestó, 1.9 por ciento.

  1. ¿Cómo cree que será su situación económica el siguiente año?, Mejor, 38.4 por ciento; igual, 26.8 por ciento, peor, 23.2 por ciento; no sabe, no contestó, 11.6 por ciento.
  2. ¿Cómo cree que será la situación del país al término del sexenio? Mejor, 41.4 por ciento, igual, 23.9 por ciento, peor, 26. 9 por ciento, no sabe, no contestó, 7.8 por ciento.
  3. En su opinión, ¿cómo es la corrupción del país en este sexenio comparado con la anterior? Mayor, 19.7 por ciento, Igual, 33.3 por ciento, Menor, 43.0 por ciento; no sabe, no contestó, 4.0 por ciento.
  4. ¿Piense usted que el gobierno actual representa un cambio importante?: Sí, 64.7 por ciento; No, 31.1 por ciento; No sabe, 2.5 por ciento, no contestó, 1.6 por ciento.
  5. ¿Está usted de acuerdo en ese cambio? Sí, 87.4 por ciento (en ese punto aplaudieron los asistentes); No, 9.6 por ciento; no sabe, 1.6 por ciento; no contestó, 1.4 por ciento.
  6. En una escala del 0 al 10, donde cero significa que lo hace muy mal y 10, muy bien, ¿qué calificación le daría al Presidente de la República? 6.7 en promedio.
  7. La revocación de mandato propone que si el pueblo no está satisfecho con el presidente en turno se puede votar antes de terminar su sexenio.

¿Si hoy fuera la consulta para valorar el trabajo del Presidente usted votaría porque renuncie o que termine su sexenio? Porque continúe, 72.4 por ciento, – ahí volvieron a aplaudir los integrantes del gabinete- porque renuncie 22.7 por ciento; no le importa, le da igual, 1.7por ciento, no sabe o no contestó, 3.8 por ciento.

En fin, dijo el Presidente, “estamos bien calificados pero aspiramos a convencer a más gente, a que se vaya creando más conciencia, que haya más revolución de las conciencias; a informar, a orientar, a concientizar, convencer para elevar a rango supremo la honestidad y hacer gala, sentirnos orgullosos de la gran reserva de valores culturales, morales y espirituales que heredamos de nuestros antepasados, esa es la grandeza de México”, destacó.

Manifestó que la fraternidad, como se afirma en la guía ética para la transformación de México es hacer propios los problemas de los demás, la fraternidad es el compromiso activo y afectivo pero respetuoso de la búsqueda de soluciones a problemas de los demás.

Idealmente – prosiguió- debe ser la guía de la acción social de estados, gobiernos, instituciones, sociedades e individuos a fin de superar o aliviar el sufrimiento, la carencia y la indefensión de millones de personas.

“Es un deber colectivo de las naciones ofrecer a cada uno de sus hijas e hijos una cuna para nacer, un pupitre para aprender, herramientas para trabajar, una cama para dormir, una mesa para comer, un techo para guarecerse, un lugar en el hospital para curarse y una tumba para descansar”.

El presidente preguntó: ¿Y cuál es la recompensa que obtendremos por dedicar el tiempo, todo el tiempo que sea posible a esta noble tarea?, la recompensa será el estar bien con nuestra conciencia y con el prójimo y gozar de la inmensa felicidad que produce el ayudar a vivir a todas y todos en un país más libre, más justo, más seguro, más pacífico y más próspero.

“Termino, amigos y amigas, mexicanas, mexicanos, enviando este breve mensaje a todos ustedes, al pueblo de México:

“Gracias por refrendar su confianza en mi persona, repito, yo siempre estaré a la altura de ustedes y nunca jamás los traicionaré, gracias, gracias, gracias, gracias de todo corazón, muchas gracias”, concluyó.

De acuerdo a un ejercicio realizado por Sin Embargo, el tabasqueño arriba a este informe presidencial con 41 de sus 100 compromisos cumplidos (leídos durante su toma de protesta el pasado diciembre del 2018)de los cuales 29 se encuentran en proceso y 12 no cumplidos.

Uno de los compromisos con mayor índice de cumplimiento, señala, son los relacionados con los programas sociales, tales como: los apoyos a estudiantes de primaria, secundaria y de la educación media-superior. Así como las becas a los universitarios, personas discapacitadas en situación de pobreza y las pensiones para adultos mayores.

Otros de las promesas más emblemáticas – y controversiales – cumplidas por el tabasqueño fueron: la reducción de sueldos a altos funcionarios; la cancelación de los fideicomisos; el convertir el fraude electoral en delito grave; transformar Los Pinos en un espacio cultural; la desaparición de Estado Mayor Presidencial y la revocación de pensión a los expresidentes.

En tanto, dentro del listado de los compromisos en proceso, se incluyen los megaproyectos estrella de la administración del morenista, tales como la construcción del Tren Maya, proyectada para concluírse en 2023; el corredor interoceánico en el Istmo de Tehuantepec, y la construcción de 266 coordinaciones de la Guardia Nacional, la cual reporta un avance de 165 hasta el día de hoy.

De igual manera, se incorpora la construcción de las 100 Universidades del Bienestar, el Programa de Mejoramiento Urbano, la consolidación del Banco del Bienestar y el programa de mejoramiento en las colonias de ciudades turísticas.

Por otro lado, algunos de los compromisos no cumplidos son: el mantener las estancias infantiles (canceladas a inicio de su sexenio); la prohibición de contratar despachos y consultorías; la descentralización del Gobierno; el impulso de las energías alternativas, y la presentación de la Ley al Fondo Minero.

Con 86 mil 370 víctimas de homicidios dolosos desde diciembre 2018 a mayo del 2021, la inseguridad y la falta de resultados en la pacificación del país es otro de los grandes pendientes que arrastrará el mandatario, quien advirtió que en el 2023 revió a la renovación de la Presidencia en el 2024, presentará una Reforma Constitucional para que la Guardia Nacional sea parte formal de la Secretaría de la Defensa Nacional, lo que ha sido catalogado como un paso más hacia la militarización del país.

Con información de Presidencia de la República, La Jornada, Sin Embargo, Infobae.

A %d blogueros les gusta esto: