30 noviembre, 2023

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

ICM lanza una serie de conversatorios sobre cambio climático y la vida diaria

●      Por los efectos del cambio climático, el café enfrenta retos que amenazan la producción, calidad, sabor y aroma de este cultivo milenario.

●      El cambio climático afecta a toda la cadena de producción de café: desde agricultores hasta consumidores.

●      Se estima que las regiones en las que se cultiva café podrían disminuir 50% para 2050.

Ciudad de México.- La Iniciativa Climática de México, organización de la sociedad civil dedicada a fortalecer las acciones de mitigación de gases de efecto invernadero de México, realizó el primer conversatorio de su ciclo de conferencias planeado para la segunda mitad de 2023 y de cara a la 28ª Conferencia de las Partes (COP28), titulado “Tu vida cotidiana y el cambio climático”, que contará con la presencia de especialistas en diferentes temas como deporte, arte, gastronomía, cultura, entre otros, y tiene como objetivo dar a conocer los efectos que el calentamiento global tiene en nuestro día a día y cómo nuestras decisiones de consumo determinan que el aumento de la temperatura del planeta se mantenga por debajo de 1.5ºC -el límite marcado por la ciencia para sigan existiendo las condiciones que posibilitan la vida como la conocemos- o no.

La primera conversación tuvo como invitado a Pablo González Cid, CEO y fundador de Café Punta del Cielo, para hablar con Iniciativa Climática de México sobre la relación que existe entre el cultivo de café y el cambio climático, los retos a los que se enfrenta este sistema productivo agroforestal, las implicaciones que tiene para los miles de productores que han dedicado su vida a producir café, y para las muchas personas que afirman que sin el café no podrían vivir. Cada día se consumen hasta 2 mil millones de tazas en todo el mundo y, en México, la producción de café involucra alrededor de 700 mil productores de 15 entidades federativas.

Los efectos del cambio climático representan ya importantes amenazas para el sector agroalimentario, en general, y para el café, particularmente. El aumento de las temperaturas, la alteración del patrón de lluvias y la ocurrencia más frecuente de fenómenos meteorológicos extremos alteran el delicado equilibrio necesario para el cultivo del café, afectan su calidad, y disminuyen el rendimiento y la sostenibilidad de la producción. Esto no sólo afecta a los consumidores, también amenaza los medios de subsistencia de los agricultores y la disponibilidad futura del aromático.

En ese sentido, los eventos hidrometeorológicos extremos y la proliferación de plagas debido a estas nuevas condiciones climáticas disminuyen –hasta en 50% hacia 2025– el número de regiones en las que podría cultivarse el café. Las regiones que se verán más afectadas se encuentran en el denominado “cinturón del café”, una región que comprende a los países que se encuentran entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, México incluido, que también son de los más vulnerables a los efectos del cambio climático con condiciones socioeconómicas, geográficas y políticas muy complejas.

Pablo González Cid señaló que “lo difícil será encontrar una variedad de café que sea totalmente sustentable; que resista los cambios del clima y que mantenga las condiciones de calidad, aroma y sabor del café de sombra”.

Frente a la pregunta de qué puede hacerse para contribuir a que los suelos no se degraden y a mantener la biodiversidad para no afectar la producción y la calidad del café en México, se mencionó que deben seguirse buenas prácticas agroecológicas para el suelo, manejo del agua y control de plagas, así como enfatizar la diversificación de cultivos que conservan biodiversidad, aumentan la riqueza de los suelos, son sumideros de carbono, entre muchos otros beneficios de los sistemas agroforestales.

Es indispensable incrementar la superficie de tierras forestales y plantaciones bajo manejo sostenible en tierras degradadas y detener –a toda costa– el cambio de uso de suelo en las tierras forestales. Estas son dos de las 88 medidas de mitigación de emisiones de GEI que Iniciativa Climática de México propone para 6 sectores en su Contribución Determinada a Nivel Nacional desde Sociedad Civil, disponible en https://iniciativaclimatica.org/ndc/

Pablo González Cid habló sobre la importancia fundamental de mantener la riqueza de los suelos y la diversificación de los cultivos porque brindan a los productores oportunidades rentables y son importantes fuentes de absorción de CO2 entre muchos otros beneficios. En la conversación se enfatizó que, en la medida en la que la tierra se mantenga saludable, las manos campesinas seguirán teniendo medios de subsistencia y posibilidades de crecimiento, y los consumidores tazas de café de calidad.

Es fundamental que la visión hacia el campo incorpore pilares sociales y ambientales más sólidos. El suelo, el agua y la vegetación de los ecosistemas agroforestales son la base de los medios de vida de los agricultores y la fuente de bienes y servicios de los consumidores. Mantener su equilibrio representa, a la vez, la implementación acciones de mitigación de emisiones de CO2 y de adaptación al cambio climático.

El siguiente conversatorio de la Iniciativa Climática de México “Tu vida cotidiana y el cambio climático” se realizará el miércoles 26 de julio de 2023 a las 10:00 horas. Para conocer próximas temáticas y agenda de los siguientes conversatorios visita http://www.iniciativaclimatica.org

Consulta la conversación completa en https://www.youtube.com/watch?v=Gc2sYDpbzVQ

A %d blogueros les gusta esto: