lun. Ene 27th, 2020

Walmart es la empresa con mayor número de quejas ante PROFECO

El titular de la Profeco bromeó diciendo que pedirá a los Reyes Magos que “se porten bien los proveedores”

Ciudad de México.- El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, informó que la cadena de supermercados Walmart es “por mucho” la empresa número 1 con mayor número de quejas en el comercio minorista.

Como balance de fin de año, Sheffield aseveró que el mayor problema que enfrentó la Profeco fue en alimentos, “sobre todo en marcas propias”, como fue el caso del atún con alto contenido de soya que era marca propia de Bodega Aurrerá, tienda que pertenece al corporativo Walmart, el cual desapareció de sus anaqueles en el plazo legal que le dio la dependencia para contestar.

No es delito -aclaró Sheffield- vender atún con alto contenido de soya, pero eso no estaba estipulado en su etiqueta por lo que representa “en engaño al consumidor” y viola la Ley Federal de Protección al Consumidor.

También mencionó que otras marcas propias que la Profeco detectó con información falsa al consumidor fueron un aceite supuestamente de aguacate cuando es de cártamo, “un queso que no era queso” y hamburguesas hechas con pellejos de pollo.

Sobre empresas de otros sectores que más quejan ha recibido la Profeco, el funcionario dijo que Interjet ocupó el primer lugar entre las aerolíneas y aunque fue multado con varios millones de pesos este año, todas las sanciones las está litigando en tribunales, independientemente de que indemnizó a decenas de sus pasajeros afectados por vuelos varados o retrasados.

En telefonía celular, AT&T encabeza la lista de quejas y lo mismo sucede con Easy en televisión por cable.

También destacó el caso de las plataformas de internet para la venta de productos, como E-bay y Alibabá, “para la cual no existe ni Profeco ni México porque no reconocen nuestra jurisdicción y ni siquiera contestan el teléfono”.

Aprovechando las festividades de esta temporada, el titular de la Profeco bromeó diciendo que pedirá a los Reyes Magos que “se porten bien los proveedores”, pero recordó que “quien se hace responsable dónde compra, somos nosotros los consumidores”, y agregó que la dependencia no puede sancionar a los comercios por subir sus precios ya que es libre mercado.

Con información de La Jornada