26 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Prisa niega acusaciones de la familia Alemán

Ciudad de México.- En medio de una batalla legal entre la familia Alemán y el Grupo Prisa, el corporativo de medios español negó que pretenda tener el control operativo de Radiópolis como acusan sus socios mexicanos del Corporativo Coral, quienes mantienen una alianza con Carlos Cabal Peniche exbanquero durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

De acuerdo a los señalamiento de la familia Alemán, la participación accionaria de Prisa viola la Ley de Inversión Extranjera, sin embargo, Prisa ha negado las acusaciones explicando que la inversión se hizo bajo el consentimiento de las autoridades, quienes permitieron que tuviera el 50 por ciento bajo una figura de “inversión neutra” que limitó sus derechos corporativos.

En conferencia virtual, el abogado Jesús Guerra, representante legal de Grupo Prisa, dijo que el consorcio de medios español nunca ha tenido injerencia editorial en Radiópolis y que todas las decisiones, desde 2001 cuando comenzó su participación en la radiodifusora, han sido tomadas por el equipo directivo.

“Prisa nunca ha tenido el control operativo de Radiópolis, no lo ha tenido y nunca lo tendrá”, señaló Guerra.

De acuerdo al representante legal, lo que posee Prisa es el 50 por ciento de las acciones, y al amparo de sus acciones “tiene ciertos derechos como accionista”.

Sin embargo, cuando grupo Coral de la familia Alemán, financiado por Cabal Peniche concretaron la compra de las acciones a Televisa y tomaron por la fuerza las instalaciones de una de sus radios centrales, comenzaron una serie de irregularidades que parecieran estar enfocadas a controlar todo el corporativo de medios.

Guerra dijo que el conflicto con Coral inició cuando el corporativo de Miguel Alemán Magnani realizó una serie de acciones “ilegales” sin previo acuerdo con Prisa y como ejemplo dijo que el 2 de julio Alemán enajenó parte de sus acciones a una nueva sociedad de inversionistas de la que forma parte Carlos Cabal Peniche, quien vivió durante varios años fuera del país por las acusaciones en su contra por lavado de dinero y diversos delitos fiscales.

Otra de las acciones que Prisa acusa de ilegal es el nombramiento de Cabal Peniche como vicepresidente de Radiópolis, además de las modificaciones al Consejo de Administración y los acuerdos que se tomaron en una asamblea de accionistas a la que no fue convocado Grupo Prisa.

“No están en disputa los contenidos, lo que nos extrañó es que se quisiera nombrar como vicepresidente al señor Cabal, ese cargo no existía, ese cargo nunca fue negociado. Lo que Prisa quiere es que se mantenga con absoluta independencia Radiópolis”, añadió Guerra.

Por último, el defensor del consorcio Prisa explicó que el contrato de accionistas vigente no es el mismo que se había firmado con Televisa y reveló que es un contrato que se negoció durante nueve meses con Coral, por ello se dijo extrañado de que ahora se pretenda desconocer.

“Se negoció exhaustivamente con Coral y se plasmaron todas las inquietudes del señor Miguel Alemán. El contrato de accionistas se suscribió en julio de 2019 de la mano que se suscribió la compraventa de acciones”, dijo Guerra.