26 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Alianza Federalista respalda a Chihuahua

  • Exigirán que no se recorte el presupuesto para los estados

Ciudad de México.- Tras su salida de la CONAGO, los 10 gobernadores que conforman la Alianza Federalista se reunieron en la Ciudad de México para discutir los recortes presupuestales que pretende aplicar el gobierno federal, así como para mostrar su respaldo al gobierno de Chihuahua por la ruptura en materia de seguridad con la administración central.

Al encuentro acudieron Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco; Martín Orozco, de Aguascalientes; Miguel Riquelme, de Coahuila; José Ignacio Peralta, de Colima; Javier Corral, de Chihuahua; José Rosas Aispuro, de Durango; Diego Rodríguez Vallejo, de Guanajuato; Silvano Aureoles, de Michoacán; Jaime Rodríguez, de Nuevo León, y Francisco J. García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas.

“La seguridad es un tema de neutralidad política”.

La Alianza señaló que la seguridad pública “no puede ser rehén de disputas políticas” y que hacerlo “solo beneficia a la delincuencia y agravia a la sociedad”, calificando el actuar del Gabinete de Seguridad como “revanchismo federal”.

Esto tras la decisión unilateral del gobierno federal de abandonar la mesa de coordinación en materia de seguridad con el Gobierno de Chihuahua. Considerada una represalia por la defensa del agua que ha emprendido la administración de Javier Corral, así como un “grave precedente”.

“Esta decisión constituye un grave precedente, no solo en Chihuahua, sino para el resto de los estados pues en una República viva, siempre habrá diferencias o temas de controversia”, señalaron los gobernadores.

“La situación de violencia generada por las asociaciones delincuenciales en el país nos obliga a empeñar los mayores esfuerzos en beneficio de la población”, añadió el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez.

La Alianza Federalista reiteró su respaldó a Chihuahua ante lo que denunciaron como “actitud revanchista del Gobierno federal en materia de seguridad”.

No a los recortes.

Respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2021, adelantaron que exigirán que no se recorte el presupuesto para los estados, el cual –advierten– representaría al menos 5.5 por ciento menos para cada entidad.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, dijo no estar pidiendo dinero para “los gobernadores”, sino que se trata de recursos los planes de Salud, ante la contingencia sanitaria generada por la pandemia de COVID-19, o bien, para infraestructura pública.

“Yo no puedo pedirle a un campesino o a un niño con cáncer que se ajuste a la austeridad republicana”, subrayó el guanajuatense.

También solicitarán la revisión de los recursos para que sean destinados a programas que desaparecerán, en educación –por ejemplo– los desayunos escolares, las escuelas de tiempo completo, o recursos enfocados a la seguridad pública para entidades y municipios.

“No venimos a pelear ni a enfrentar la Federación, pero queremos garantizar que el gasto público pueda atender las necesidades”, aseveró Enrique Alfaro en su intervención.

“En términos concretos –dijo Silvano Aureoles, de Michoacán– los estados no pueden recibir menos de lo que recibimos este año”.

También se recomienda la creación de un fondo de estabilización, que concentre los recursos no ejercicios remanentes del Banco de México, un fondo especial para proyectos estratégicos y que les permitan usar la inversión federal para detonar la economía local.

Apenas el 21 de septiembre, este grupo de mandatarios oficializó su separación de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Paralelamente, el día 22 la Conago, que agrupa al resto de gobernadores, la mayoría de Morena, sí tuvieron un encuentro con el secretario de Hacienda Arturo Herrera, donde se realizó un compromiso de revisar las participaciones estatales.