3 julio, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

IMSS compra ventiladores previamente rechazados en sus Delegaciones

Ciudad de México.- A pesar de que la lucha contra la corrupción es una de las principales banderas del presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su administración las denuncias por actos ilícitos e irregulares, continúan siendo una constante.

Una investigación de Mexicanos contra la Corrupción, evidenció una vez más, compras irregulares al interior del IMSS, aprovechando la contingencia sanitaria por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo al reportaje, las Delegaciones del IMSS de Quintana Roo, San Luis Potosí, Morelos y Baja California Sur, adquirieron 115 equipos que habían sido rechazados en licitaciones en otras delegaciones estatales por no cumplir con especificaciones técnicas y legales.

En el caso de la delegación del IMSS en Yucatán rechazaron la propuesta de venta de ventiladores de la empresa Industria Electrónica Médica S.A. de C.V., pero tres días después ganó un contrato en Quintana Roo.

En ambas licitaciones se solicitaban especificaciones técnicas y legales idénticas, y aunque en Yucatán no cumplieron, en el otro estado se compraron 30 ventiladores a la empresa.

Algo similar ocurrió en San Luis Potosí, donde Industrias Sandoval S.A. de C.V. obtuvo un contrato del IMSS el 4 de mayo, pese a que días antes las delegaciones del IMSS en Yucatán y Veracruz habían rechazado la propuesta de la empresa porque sus ventiladores de origen chino carecían de registro sanitario de Cofepris.

En Morelos y Baja California Sur se replicó esta irregularidad. Las delegaciones del IMSS en esos estados compraron ventiladores de una marca que ha sido rechazada en 10 entidades por carecer del aval de las autoridades de Cofepris para atender a pacientes con Covid-19.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) detectó que en Quintana Roo, Morelos, Baja California Sur y San Luis Potosí se compraron 115 ventiladores de marcas que anteriormente habían sido rechazadas por otras delegaciones del IMSS con el argumento de que dichos productos no contaban con certificación de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios.

Las denuncias al interior del IMSS han sido constante, destacando la compra de más de 20 ventiladores para pacientes COVID-19, con un sobreprecio del 85%, a una empresa del hijo de Manuel Bartlett, Director de la CFE y hombre cercano al presidente Obrador.

Aunque el IMSS suspendió la compra argumentando que los productos no cumplían con los requerimientos, no existió amonestación por este caso, ni por los más de 250 millones de pesos en diversos contratos, asignados a esa misma empresa.

Puedes leer el artículo completo aquí.