22 julio, 2022

Alcalde priista de Ixtlahuacán de los Membrillos es investigado por vínculos con el crimen organizado

Jalisco.– La muerte de Giovanni López, un hombre de 30 años que se encontraba en custodia de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos tras ser detenido aparentemente por no portar cubrebocas, ha dejado en evidencia diversas irregularidades y abusos de autoridad por parte de la administración del priista Eduardo Cervantes Aguilar.

El alcalde debía presentarse a las instalaciones de la Fiscalía General de Jalisco para declarar en relación con el caso de Giovanni López, quien fuera asesinado presuntamente por sus policías; sin embargo no asistió.

Pro ello, Eduardo Cervantes deberá presentarse el próximo lunes pero ahora como imputado y tendrá que estar en compañía de un abogado.

Fuentes de la Fiscalía señalaron que el ahora ilocalizable presidente municipal, enfrenta otras investigaciones por el delito de homicidio y nexos con el crimen organizado.

De acuerdo a fuentes periodísticas, Eduardo Cervantes vendió dos terrenos pero nunca entregó los títulos de propiedad a Álvaro Corona Piceno, entonces director de la policía de Ixtlahuacán de los Membrillos, quien desapareció en 2016.

La familia de Corona Piceno denunció a Cervantes quien se desempeñaba como Secretario General, por la desaparición del director de policía.

“Lo último que supimos es que Álvaro recibió una llamada en la que le dijeron que le iban a entregar el dinero de los terrenos a él. Lo hicieron ir a Ixtlahuacán de los Membrillos…”, declaró una familiar del desaparecido, según recoge una nota del periódico local, El Informador.

Un año después de conocerse la desaparición de Álvaro Corona Piceno, su hermano fue muerto en las inmediaciones de su hogar. La familia culpó al ahora alcalde Eduardo Cervantes de haber estado detrás ese asesinato.

Eduardo Cervantes fue investigado además por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada por una presunta relación con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y por participar en la venta de armas a civiles, a los que en Ixtlahuacán se hacían pasar por policías municipales.

El nombre de Cervantes apareció en una serie de informes presentados el 15 de junio de 2015 por la entonces PGR, en el que también se revelaron otros nombres relacionados con las autodefensas de Michoacán, documentó el medio Partidero.com. 

Durante el proceso electoral del 2018, la candidata de Movimiento Ciudadano por el gobierno de Ixtlahuacán, Otilia Diaz Enciso, denunció a su contrincante, Eduardo Cervantes, ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) por amenazas de muerte a su esposo, como modo para obligarla a retirarse de la carrera por la cabecera municipal.

Otilia Diaz Enciso informó entonces que recibió en su celular el video de una tortura como ejemplo de lo que sufriría su marido con las supuestas amenazas.

Las denuncias no solo recaen sobre el mandatario emanado del Revolucionario Institucional; sus elementos de la policía también presentan antecedentes penales.

Para 2017, tres de ellos fueron detenidos y acusados del secuestro y asesinato de un inspector de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Fue hasta abril que fueron condenados a 25 años de prisión.

Hasta el momento se desconoce el paradero del presidente municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, sin embargo su cuerpo de policía fue desarmado y la policía estatal de Jalisco tomó el control de la zona.

Durante una conferencia de prensa que ofreció el Fiscal del Estado, informó que hay tres detenidos por el asesinato de Giovanni López. El comisario municipal, un policía y un mando medio, mismos que tendrán tendrán que responder ante un juez por los actos que se les imputen, aseguró.

Por su parte, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro aseveró que el abuso policial contra Giovanni fue producto de la actuación de la autoridad municipal. “Hay que aclarar que no hubo ninguna participación de policías estatales en estos hechos”, argumentó en su cuenta oficial de Twitter.

“Según el reporte oficial de la comisaría, la detención fue por una falta administrativa y por supuestamente agredir a los policías municipales, no por no usar cubrebocas, como se ha venido señalando”, insistió Alfaro, aunque la familia de la víctima, asegura que ese fue el motivo.

El mandatario aseguró que están investigando por qué y quién mató a Giovanni López. 

Con información de Vanguardia, El Financiero, Eje Central y Animal Político.

A %d blogueros les gusta esto: