mar. Sep 17th, 2019

Avala Senado reformas para combatir facturación falsa y empresas fantasma

Establece entre otras cosas, prisión preventiva oficiosa por delitos como la defraudación fiscal y la venta de facturas falsas, actos que se considerarán como delincuencia organizada y amenaza a la seguridad nacional.

MEXICO CITY, MEXICO - OCTOBER 13: Canadian Prime Minister Justin Trudeau gives a speech during before the Mexican Senate as part of the Official Visit of Canadian Prime Minister Justin Trudeau to Mexico City at the Senate of the Republic on October 13, 2017 in Mexico City, Mexico. (Photo by Hector Vivas/Getty Images)

Ciudad de México.- Este martes el Senado aprobó en lo general y en lo particular el dictamen para combatir las empresas fantasmas, con lo que se establece entre otras cosas, prisión preventiva oficiosa por delitos como la defraudación fiscal y la venta de facturas falsas, actos que se considerarán como delincuencia organizada y amenaza a la seguridad nacional.

El proyecto reforma diversas disposiciones de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, de la Ley de Seguridad Nacional, del Código Nacional de Procedimientos Penales, del Código Fiscal de la Federación y del Código Penal Federal.

Pese a la oposición del PAN, el PRI y el PRD, quienes señalaron posibles excesos, la iniciativa se avaló con 82 votos a favor sobre 34 en contra.

Posteriormente los senadores aprobaron las reservas propuestas por Napoleón Gómez Urrutia, Rocio Abreu. Posteriormente se aprobó la propuesta de modificación hecha por Ricardo Monreal.

Los artículos reservados del proyecto de decreto fueron aprobados con 66 votos a favor, 45 en contra y cero abstenciones.

El texto señala como delito “la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados”.

Prevé las mismas sanciones al que permita o publique a través de cualquier medio, anuncios para la adquisición o enajenación de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Cuando el delito sea cometido por un servidor público en ejercicio de sus funciones, será destituido del empleo e inhabilitado de uno a diez años para desempeñar cargo o comisión públicos, señala el dictamen.

Además, aumenta las penas: impone sanción de cinco a ocho años de prisión al que por sí o por interpósita persona, expida, enajene, compre o adquiera comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Si la facturación supera los 7.8 millones de pesos, se ameritará prisión preventiva oficiosa.

Durante la sesión, el senador Damián Zepeda, del PAN , señaló que esta reforma no resuelve el problema y que si hubiera existido apertura por parte del Gobierno y mayoría hubiéramos encontrado la manera.

“Lo único que logra esta reforma son dos cosas: prisión preventiva oficiosa y convertir en seguridad nacional este tema que lleva también a prisión preventiva oficiosa”, detalló Zepeda.

“Yo le voy a hablar al grupo de mayoría en su lenguaje: esta reforma está ‘fuchi’, esta reforma está “guácala”, para que me entiendan. Señor, señora, empresarios, tengan cuidado, la 4T los va a perseguir peor que a sicarios”, soltó la senadora priista Claudia Anaya Mota.

Por su parte el senador de Morena, Martí Batres, señaló que el objetivo es cerrar una de las grandes fugas de recursos que deberían llegar a las arcas públicas.

Con información de El Financiero y Político MX

A %d blogueros les gusta esto: