4 enero, 2022

¿Una “fifí” para gobernar a los pobres de Oaxaca?

Susana Harp y Alejandro Murat / Imagen: Gobierno de Oaxaca

Pablo Ramírez Puga.

Una vez que el Partido Morena seleccionó a 4 candidatos (de doce posibles) para participar en la encuesta que definirá al candidato o candidata que contenderá en el 2022 por la gubernatura del Estado de Oaxaca, hay más conjeturas que certezas de que el destino de nuestra entidad visualice una mejoría política, social y económica.

Y aquellas expresiones, primero del presidente AMLO, que dijo que Oaxaca ya estaba para ser gobernada por una mujer y que el propio gobernador Alejandro Murat asintió por separado, la fuerza política de la senadora morenista Susana Harp Iturribarría se fue acrecentando, sin tener ella ningún antecedente o historial político de importancia, salvo ser una psicóloga, cantante de música tradicional y sobrina del magnate y “filántropo”, Alfredo Harp Helú.

De acuerdo a los números del Partido Morena, Susana Harp obtuvo 99 votos para alcanzar la nominación y ser encuestada, seguida del serrano Salomón Jara Cruz, quien obtuvo 78 votos; más abajo se metieron en la lista Irma Juan Carlos con 29 votos y Armando Contreras Castillo con 22 votos. Quedaron fuera: Luis Antonio Ramírez Pineda, Raúl Bolaños Cacho Cué, Alberto Esteva, Benjamín Robles, Héctor Sánchez, Leopoldo de Gyves y otros.

Y aunque el slogan del Partido Morena es “primero los pobres”, de los que tienen mejor puntuación, ninguno tiene el antecedente de honorabilidad, sencillez o sensibilidad para considerarse afín a los de abajo, salvo como pose política.

La senadora Susana Harp es de familia de abolengo y no conoce la pobreza, salvo en el discurso; por su parte, Salomón Jara, con el antecedente de ser serrano (San Melchor Betaza), Ingeniero Químico, miembro del PRD, diputado federal y local, senador de la república y fundador del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), su historial político ha estado salpicado de corrupción y menjurjes políticos que lo han llevado, incluso, a ampliar su capital económico y político que le han permitido solventar eventos políticos muy costosos, como el que recientemente promovió en Xoxocotlán por su Tercer Informe de Actividades.

Los únicos “pobres” en todos sentidos, serían los casi desconocidos Irma Juan Carlos y Armando Contreras, entonces, por lógica elemental, Morena tendría que definirse por cualquiera de los dos que encabezan la lista de los nominados para la encuesta.

Susana Harp, tiene no sólo el apoyo del “tío rico”, sino que cuenta con la simpatía escondida del clan Murat, que de salir nominada le pondrían un rival a modo en la oposición que conforman PRI, PAN y PRD, sumándosele quizás el PVEM, aunque cabe la posibilidad que cada uno de esos partidos vayan por separado cada quién con su candidato o candidata, para pulverizar la contienda a favor de los Morenos.

El problema de la “cantante” es que tiene como lastres en su equipo a Flavio Sosa Villavicencio y a Oswaldo García Jarquín, dos tipos de cuidado, uno muy malévolo y el otro, demasiado incompetente y estorboso.

Por su parte, Salomón Jara, tiene muchas ligas y compromisos con ediles de diversos municipios, así como con políticos de mala fama por sus antecedentes y por sus nexos, incluso, con la delincuencia organizada. Además, sería una piedra en el zapato para cualquiera, si no gana la nominación.

Todo ello deja entrever un panorama poco propicio para la entidad y para los planes que tiene el presidente López Obrador, quien quiere hacer de Oaxaca el símbolo de su proyecto social y de desarrollo.

Ante tales eventualidades y contingencias y faltando por ver las reacciones de los que fueron excluidos de la encuesta morenista, salta la pregunta ¿será que una “fifí” está destinada para gobernar a los pobres oaxaqueños?

Hasta ahora, todo a girado en torno al partido hegemónico (Morena), falta ver como se acomoda la llamada oposición en el tinglado político, ver si da señales de vida y que estrategia van a aplicar para sumarse o contrarrestar a lo que viene o sólo se dejarán llevar por la corriente.

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- CON ESO DE QUE LA DIRIGENCIA Estatal de Morena, comandada por Sesul Bolaños, rechazó ir en coalición electoral con el PVEM para 2022, haciéndole tremendo “fuchi” al senador Raúl Bolaños Cacho Cué, éste quiso hacer “roncha” al lado de Luis Antonio Ramírez Pineda, pero como ninguno de ellos alcanzó la nominación guinda, se quedaron sin torta… ¿Buscarán alimento por otra vía?… Todo es posible en eso que llaman política…

.- Y LOS DIMES Y DIRETES que hubo entre Samuel Gurrión y el gorila Freddy Gil Pineda en la sede del Congreso, sólo fue una muestra del ínfimo y decadente nivel político del Congreso oaxaqueño, en donde sigue prevaleciendo la “genética” mafiosa de Alejandro Avilés Álvarez…

.- LA FRASE: “El Partido Verde no es más que un apéndice del gobierno estatal y lejos de ayudarnos, nos va a cuestionar”: Sesul Bolaños (Dirigente Estatal del Partido Morena)…

.- Y ME DIJO UN priista: “ Ay amigo, en estos momentos el peor enemigo de un priista es otro priista, no hay oposición, no hay PRI, no hay PAN y menos PRD, se acabaron los políticos, ¿Dónde están?”… Y así es, de la “dictablanda” tricolor, estamos pasando a la “dictadura” guinda…

.- SALOMÓN JARA SIGUE MENEANDO sus hilos políticos para mantenerse (según él) arriba en las preferencias con “encuestas reales”… Pues, la batalla la está dando, aunque “Ricitos de Oro” cuente hasta con el apoyo de “ya saben quién”, que como sombra ejecuta sus malas artes en la política local…

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmail.com 

A %d blogueros les gusta esto: