1 julio, 2022

Denuncian al IMSS ante la CNDH por negar atención médica a paciente COVID

Imagen ilustrativa : IMSS

  • Denuncian al IMSS ante la CNDH por negar atención médica a trabajador contagiado de COVID

Oaxaca.- Alegando diferentes pretextos como documentación no actualizada, que no era el horario de atención, que no cuenta con registro vigente, que no hay personal pero sí muchos pacientes; a un derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social se le negó la atención médica que requiere para tratar un cuadro severo de “gripe” que ha presentado por más de seis días, lo que complicó su salud y permitió la expansión de contagios dentro de su hogar, poniendo en riesgo a su familia. 

Pedro, nombre que emplearemos para proteger la identidad del denunciante y evitar posibles represalias en su contra, vivió un calvario durante seis días, en los que se negaron a recibirlo en Urgencias del IMSS Delegación Oaxaca, en la Clínica Familiar de Etla y en el Hospital General. 

De acuerdo al afectado, hace seis días lo regresaron del trabajo por un cuadro de supuesta gripe, esto para evitar afectar a sus compañeros y proteger su fuente de empleo. Sin embargo, al asistir al IMSS, sistema del que es beneficiario, la atención le fue negada bajo diferentes argumentos, violentando sus derechos como trabajador y humanos. 

Y aunque sorteó todas las excusas que le ponía el personal administrativo y de enfermería del IMSS, la atención se la continuaron negando, por lo que a través de Redes Sociales solicitó la intervención del Director General del instituto, Zoe Robledo. Con ello se logró la intervención de la responsable del área de comunicación social del instituto, sin embargo no se logró la atención requerida. 

Ello a pesar de que se generó una cita vía internet en el portal www.imss.gob.mx para el pasado lunes 17 de enero a las 10:30 de la mañana en su clínica Familiar, pero la cita no se respetó y tampoco se le brindó el servicio médico.  

Derivado de esta situación y ante la complicación del cuadro de “gripe” y el contagio que ya se había dado en su familia, Pedro decidió acudir a un servicio privado en donde pagó más de dos mil pesos por una atención que debiera ser gratuita en el sector público, pero que se le negó en reiteradas ocaciones a pesar de contar con toda su documentación en regla. 

Además, resultado de los análisis que le realizaron dio positivo a COVID-19 con un cuadro complicado, siendo así la única forma en la que fue recibido en el nosocomio público, dejando a su esposa y a su madre, una adulta mayor, contagiadas y en cama. Perdiendo seis días valiosos en la lucha contra esta enfermedad que ha causado la muerte de más de 300 mil personas solo en México. 

Por estas irregularidades fue necesario presentar una queja ante la Comisión Nacional de Derecho Humanos por Violación al Derecho Humano de Acceso a la Salud. Así como un Amparo para recibir la atención medica que el trabajador necesita y que tiene consagrado en el Artículo 4 de la Constitución Federal y Convención Americana de los Derechos Humanos en su Protocolo Adicional de San Salvador, que protege, entre otros, el derecho a la salud en su artículo 10 el cual señala que: 

1. Toda persona tiene derecho a la salud, entendida como el disfrute del más alto nivel de bienestar físico, mental y social.

2. Con el fin de hacer efectivo el derecho a la salud los Estados partes se comprometen a reconocer la salud como un bien público y particularmente a adoptar las siguientes medidas para garantizar este derecho:

a. la atención primaria de la salud, entendiendo como tal la asistencia sanitaria esencial puesta al alcance de todos los individuos y familiares de la comunidad;

b. la extensión de los beneficios de los servicios de salud a todos los individuos sujetos a la jurisdicción del Estado;

c. la total inmunización contra las principales enfermedades infecciosas;

d. la prevención y el tratamiento de las enfermedades endémicas, profesionales y de otra índole;

e. la educación de la población sobre la prevención y tratamiento de los problemas de salud, y

f. la satisfacción de las necesidades de salud de los grupos de más alto riesgo y que por sus condiciones de pobreza sean más vulnerables.

El representante jurídico de Pedro calificó como lamentable que exista indiferencia y mala práctica profesional por parte del personal del IMSS y, que sean los trabajadores y Derechohabientes quienes tengan que sufrir este calvario para recibir atención médica. 

“Necesitamos humanizar al personal médico y personal administrativo para que garantice el acceso a la Salud que todo trabajador tiene”, apuntó el abogado al afirmar que serán las autoridades protectores de Derechos Humanos y autoridades jurisdiccionales las que tengan que hacer valer su determinación ante la omisión del personal del IMSS.

Hasta el momento la dependencia no ha hecho declaraciones sobre el tema. 

A %d blogueros les gusta esto: