25 noviembre, 2022

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Intentan asesinar a periodista en Oaxaca

Tras el homicidio de tres periodistas durante las primeras semanas del año, un cuarto comunicador sufrió un atentando en el estado de Oaxaca, sin embargo, la escolta federal asignada para su seguridad repelió la agresión y logró salvaguardar su vida.

  • Esta no es la primera vez que José Ignacio sufre un atentado.

Tras el homicidio de tres periodistas durante las primeras semanas del año, un cuarto comunicador sufrió un atentando en el estado de Oaxaca, sin embargo, la escolta federal asignada para su seguridad repelió la agresión y logró salvaguardar su vida.

De acuerdo al periodista José Ignacio Santiago, este el cuarto ataque que sufre durante el tiempo que ha contando con el mecanismo de protección a periodistas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles en el tramo carretero Putla Villa de Guerrero – Tlaxiaco, cuando se dirigía a la ciudad de Juchitán en el Istmo de Tehuantepec tras realizar labores de investigación cultural por la región de la Mixteca en la entidad gobernada por el priista Alejandro Murat Hinojosa.

El comunicador y sus acompañantes narraron que al circular sobre dicha carretera, se percataron que había un taxi “foráneo” estacionado a orilla de carretera con varios tripulantes a bordo, portando armas largas.

Al advertir esta situación, los elementos de seguridad intentaron perder el vehículo pero fueron alcanzados en el camino y atacados con disparos de arma de fuego, los cuales fueron repelidos por los agentes federales, quienes lograron resguardar a Santiago, fundador y director de Pluma Digital Noticias.

Tras la agresión, el comunicador mencionó que tiene miedo pero refrendó su compromiso con la labor informativa que desempeña, reconociendo que en esta ocasión el esquema de seguridad con el que cuenta funcionó pese a diversas deficiencias en el Mecanismo de Protección de Periodistas.

Indicó que el botón de pánico con el que cuenta no sirve, y aunque lo reportó hace una semana y le dijeron que lo cambiarían, hasta el momento no lo han hecho. También puntualizó que solicitaron apoyo a corporaciones estatales pero no hubo respuesta.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) inició la carpeta de investigación 3034/FIST/JUCHITAN/2022, contra quien o quienes resulten responsables por el delito de tentativa de homicidio en agravio del periodista.

A través de un comunicado, la Fiscalía indicó que entabló comunicación de manera inmediata con el comunicador para brindarle toda la asistencia necesaria, puntualizando que “no desea que se dicten nuevas medidas de protección a su favor” por estos hechos, debido a que ya cuenta con medidas de protección (escoltas asignados) otorgadas por el Mecanismo Federal de Protección a Periodistas.

La Fiscalía General “garantizó” que no habrá impunidad en este y otros casos que atenten contra la libertad de expresión y derechos de personas que ejercen la actividad periodística.

Agresiones y denuncias

Esta no es la primera vez que José Ignacio sufre un atentado. En el 2016 lo atropellaron y golpearon mientras iba conduciendo su motocicleta, dejándolo con los brazos rotos y varias heridas de consideración.

En el 2017 fue levantado por un grupo armado y amenazado por realizar su labor de investigación, por lo que solicitó protección del Mecanismo federal, y debió exiliarse de su comunidad, regresando en el 2019.

Durante el tiempo que ha estado en la región se han presentado tres agresiones que involucran armas de fuego.

También ha participado en la exigencia de justicia y atención a las agresiones que sufren los medios de comunicación en Oaxaca y particularmente en el Istmo de Tehuantepec.

“Aquí ya han sido asesinados periodistas, hemos sido secuestrados, agredidos y estamos siendo callados”, denunció en un video dirigido al Presidente Andrés Manuel López Obrador, después del asesinato de su compañero Gustavo Sánchez Cabrera.

“Soy José Ignacio Santiago Martínez, periodista indígena zapoteca, el cual ha vivido en carne propia las agresiones por parte de grupos delincuenciales que han tratado de callarnos en la región del Istmo de Tehuantepec, ya basta de esa burocracia, ya basta de esperar a que otro periodista más sea asesinado en Oaxaca, voltea a vernos y date cuenta que Oaxaca está sufriendo a causa de la libertad de expresión”, expresó en la publicación.

El ataque de José Ignacio Santiago surge después de los asesinatos de los periodistas José Luis Gamboa Arenas en Veracruz y, Lourdes Maldonado y Margarito Martínez Esquivel en Tijuana, todos en menos de dos semanas.

Desde 2010, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) en México inició 3 mil 419 investigaciones por agresiones a periodistas y comunicadores, y de ellas, en solo 28 se habían logrado sentencias contra los responsables.

Durante la administración del Presidente Obrador han sido asesinados 52 periodistas y según datos del gobierno federal, solo en cinco casos existen sentencias.

Además, de acuerdo a cifras oficiales, la mayoría de las agresiones proviene de autoridades estatales y municipales, así como del crimen organizado. Cuya impunidad aumenta dada la inacción de las autoridades locales.

A %d blogueros les gusta esto: