27 septiembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Incendian oficinas del PRI en Oaxaca

Oaxaca.- La tarde del domingo, las oficinas del Partido Revolucionario Institucional fueron incendiadas por “sujetos desconocidos”.

De acuerdo a las primeras versiones, los hombres ingresaron a las instalaciones del PRI, ubicadas en la zona oriente de la capital oaxaqueña; sometieron a un guardia de seguridad privada y prendieron fuego a documentos y muebles que se encontraban en las oficinas.

La rápida respuesta de los Bomberos y los equipos de emergencia evitó que el siniestro se extendiera y causara mayores daños, resultado solo en pérdidas materiales.

Este incendio se da tan solo unas semanas después del cambio en la dirigencia estatal, la que ahora encabezan Eduardo Rojas ex secretario en el gobierno estatal a cargo de Alejandro Murat Hinojosa y, Amairani Morales ex secretaria particular de la esposa del mandatario, posteriormente subsecretaria de Salud y ahora Secretaria General del PRI.

Aún no existen indicios de los autores materiales o el motivo del supuesto ataque, sin embargo grupos de oposición han señalado la posibilidad de un autoatentado, mientras que otros externaron su respaldo al instituto político.

Por su parte, el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional condenó los actos de violencia cometidos en contra de sus instalaciones y expresaron su “más profundo repudio a la intolerancia”.

A través de un comunicado, el PRI aseguró que el “Partido se ha caracterizado por su institucionalidad, por el respeto a las leyes, al estado de derecho y por ser garante de la estabilidad social en los momentos más difíciles de nuestra historia”.

Reiteraron su “absoluto respeto” a toda manifestación pacífica e hicieron un llamado para que las diferencias de cualquier índole se realicen en el marco de la ley. ”Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

Exigieron a las autoridades investigar los actos para deslindar responsabilidades y aplicar las sanciones correspondientes, “con el objeto de evitar acciones  que atenten contra la integridad de las personas, la paz social y las instituciones”.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades estatales no habían hecho declaraciones al respecto.