24 noviembre, 2022

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Militares sí pueden gobernar

“Desde luego que un militar puede participar en tareas políticas y puede tener aspiraciones políticas, incluso ser presidente de la República, pero deberá participar en cuestiones electorales y someterse a las urnas”, indicó el responsable de la política interna del país. 

Como parte de una campaña de socialización de políticas públicas propuestas por el gobierno federal en materia de seguridad, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández ha visitado diversos estados de la República para presentar “las bondades” de la reforma constitucional que amplía la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta el 2028.

Como parte de dicho proceso, el titular de la SEGOB se presentó en el Congreso de Hidalgo, en donde pidió a los legisladores locales que, más allá posiciones partidistas y políticas, apoyen la Reforma impulsada por el Ejecutivo Federal,  asegurando que “México no puede seguir desangrándose por egoísmos o posiciones válidas, divergentes, pero válidas”, convocando a cerrar filas por la seguridad del país y sus habitantes. 

Sin embargo, López Hernández fue más allá al asegurar que un militar sí puede ser presidente de la República, siempre y cuando se someta a las urnas. Recordando que el último presidente de origen militar fue el general Manuel Ávila Camacho.

“Desde luego que un militar puede participar en tareas políticas y puede tener aspiraciones políticas, incluso ser presidente de la República, pero deberá participar en cuestiones electorales y someterse a las urnas”, indicó el responsable de la política interna del país. 

Las declaraciones del Secretario despertaron varias alarmas en grupos de oposición que han advertido un proceso de militarización y militarismo evidente en el país, ya que desde el inicio de la llamada Cuarta Transformación, el Ejército se ha convertido en la institución  más poderosa de todo el gobierno federal, tanto en términos económicos como políticos y sociales. 

Y aunque  el funcionario negó que México se encuentre en un proceso de militarización, la realidad muestra lo contrario. 

Presupuesto “ilimitado”

Para el año 2022, la Cámara de Diputados aprobó un gasto de 165 mil 982 millones de pesos, lo que implica un incremento de 34 mil 802 millones con respecto al aprobado en el 2021, equivalente al 26.53%. 

De estos, 90 mil 570 millones se destinaron a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, mientras que para las Aportaciones Federales se etiquetaron 27 mil 097 millones.

Para la SEDENA la partida fue de 22 mil 526 millones; para la FGR, 17 mil 790  millones y, la SEMAR recibió  7 mil 180 millones de pesos. 

Dentro del presupuesto, la Guardia Nacional tendrá 62 mil 825 millones; la Policía Militar, 18 mil 144 millones; la Unidad de Policía Naval,  7 mil 180.62; y la Jefatura del Estado Mayor de la Defensa Nacional (Jefatura Estado Mayor Defensa Nacional), dispondrá de 4 mil 382 millones.

Sin embargo, organizaciones civiles y partidos de oposición, han denunciado que la Secretaría de la Defensa percibe más de 104 mil millones de pesos, mientras que la SEMAR cuenta con poco más de 32 mil millones de pesos y la Guardia Nacional con más de 72 mil millones, sumando más de 200 mil millones de pesos entre las tres dependencias. 

Esto, explican especialistas, obedece a que algunas instituciones han delegado facultades o presupuestos a las Fuerzas Armadas a través de funciones o proyectos de infraestructura. Ello a pesar de que el Artículo 129 de la Constitución establece que “en tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”. 

No obstante, hoy las Fuerzas Armadas tienen asignadas al menos 234 atribuciones civiles, que generan incrementos presupuestales considerables. 

Como lo detalla el Inventario Nacional de lo Militarizado, elaborado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el cual expone que el Banco de Bienestar es el organismo que mayores recursos ha dejado al ejército, quien tiene la construcción de dichas instituciones, a su cargo. 

Otra obra importante de la que son responsables es la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la cual representa un costo superior a los 74 mil millones de pesos.

La organización Causa en Común advierte que alrededor de 163 cargos de la administración pública han sido ocupados por integrantes –ya sea en retiro o en activo- de las Fuerzas Armadas, entre ellas: 26 oficinas de representación estatales del Instituto Nacional de Migración, la dirección de 12 Administraciones Portuarias Integrales; la administración de 12 aduanas la dirección de la Agencia Federal de Aviación Civil, el control de las Terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, los Laboratorios Biológicos y Reactivos de México (Birmex) y la dirección de Administración y Finanzas del ISSSTE.

Banco del Bienestar, AICM, Secretaría del Bienestar con 2 mil 561 millones 388 mil pesos; CFE con 920 millones 483 mil pesos; PEMEX con 852 millones; el Consejo de la Judicatura con 685 millones, la Secretaría de Saludcon 471 millones, COnacyt con 225 millones, entre otras.  

Costos por obras a cargo de las Fuerzas Armadas 

Aeropuerto internacional Felipe Ángeles= $74,535 millones  

Tren Maya= $200,000 millones

Rehabilitación de hospitales= $10,000 millones

Sucursales del Banco Bienestar (2,700) = $10,000 millones

Cuarteles de la Guardia Nacional (594)= $20,196 millones 

¿Candidato militar? 

Tras la declaración del Secretario de Gobernación, el senador Emilio Álvarez Icaza externó su preocupación por la posibilidad de que se busque postular a un militar como candidato presidencial en el 2024 como sucesor del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El nuevo portavoz de las Fuerzas Armadas, Adán Augusto López, comienza a insinuar que López Obrador puede elegir a un militar como su sucesor. Si las corcholatas oficiales no prenden, el Cártel de Tabasco está pensando en un candidato del ´pueblo uniformado´”, dijo Álvarez Icaza.

Otro que se sumó a las críticas por las declaraciones del titular de SEGOB, fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró que México tiene un ejército leal y obediente a los gobiernos legal y legítimamente constituidos.

Señalando que sus adversarios “alucinan” y quisieran que el Ejército dejara de ser leal y buscar un cargo de poder.

Obrador indicó que de las cinco misiones que tiene la Sedena hay una que no se realizaba, la de contribuir al desarrollo del país y esa es la misión que como nunca se está llevando a la práctica, apuntó. 

La Defensa Nacional, añadió, no está pensando en las aspiraciones políticas sino piensan en ayudar al pueblo, espetó al recordar que “las manchas” del Ejército se originaron por órdenes que dieron autoridades civiles, por lo que si el presidente que es el comandante supremo, no ordena reprimir al pueblo, “no hay nada que temer”.

Artículo publicado en la Revista POLIGRAFO – Política Gráfica Objetiva- Descárgala gratis o puedes leerla en línea aquí.

A %d blogueros les gusta esto: