27 mayo, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis

El Zumbido del Moscardón

Por Alejandro Leyva Aguilar

Alejandro Leyva Aguilar

El ácido humor mexicano, hizo que después de soltarme una sonora carcajada, comenzara a preocuparme por la situación de nuestro país frente a la tremenda crisis histórica de los precios del petróleo a nivel global. El “meme” muestra dos barriles, a la izquierda uno de cerveza y a la derecha uno de petróleo y reza “el barril de la izquierda ya vale más que el de la derecha. Y conozco un pendejo que clausuró una cervecería y está invirtiendo miles de millones en una refinería”…

Humor a la mexicana, sin censura y gracias a las “benditas redes sociales” que, así como ayudaron al señor López a llegar a la silla presidencial, también serán su talón de Aquiles… al tiempo.

Pero centrémonos en lo que es importante. ¿se acuerdan de una de las promesas de campaña de Enrique Peña Nieto?, dijo: llegaremos a la autosuficiencia alimentaria y eso significaba invertir (no regalar) miles de millones de dólares al sector primario para producir alimento y quiero decirle querido lector de estas columnas que si existe un equilibrio en las finanzas públicas nacionales es debido a que las exportaciones mexicanas dejaron de ser exclusivamente petroleras.

Países como Ecuador, Venezuela y Colombia tendrán días negros debido a que su economía está totalmente petrolizada y deben pensar en voltear sus inversiones a sectores que sean mucho más productivos.

Claro que dependemos del petróleo porque la actual administración del señor López piensa que es la mina de recursos que necesita para sus dádivas electoreras y por eso este año según la revista Forbes, MÉXICO aumentó su producción a 1,724 millones de barriles diarios para un incremento en la producción de 6,4% más en lo que vamos de este año, el problema ahora va a ser¿dónde colocará ese petróleo si su costo de producción es superior al de venta?, es decir hoy la mezcla mexicana cuesta -2,37 Dólares americanos cuyo precio de producción según PEMEX ronda los 14,2 USD.

Ayer apenas platicaba de la pifia internacional de Rocío Nahale a la que más le vale renunciar porque lo que se le viene encima, por ejemplo son los costos de almacenamiento de los combustibles producidos en MÉXICO y que no tienen salida al mercado, aunado a la pérdida por los costos de producción que, en el caso del petróleo son a futuro y la escasa demanda nacional, pues la combinación es letal no sólo para ella y para el “presidente” -así entrecomillas y en minúscula- sino para toda la T de cuarta.

En columnas anteriores había dicho que el manejo de la crisis por el COVID-19 en nuestro país tenía muchas deficiencias, una de ellas, la más importante es la económica y unos de esos errores más grande fue invertir en la extracción de crudo sin pensar en las consecuencias que una pandemia de estas características iba a tener a nivel mundial. La “sana distancia” de López Gattel no estuvo acompañada de una recomendación para dejar de producir crudo toda vez que si hay una recomendación para quedarse en casa, lo lógico es que los combustibles no se ocupen.

Eso pasó en todo el mundo, las personas dejamos de salir en nuestros autos e hicimos que la demanda de combustibles se redujera. Hay menos vuelos, menos autos circulando en la calle, menos autobuses de pasajeros yendo y viniendo por las carreteras; hay comunidades enteras que han cerrado sus fronteras, la economía en suma, entró en una recesión y eso no solo pasa en MÉXICO, sucede en el mundo entero pero el señor López vive en una aldea y desdeña la política internacional.

Por eso el West Texas Intermediate (WTI) se cotizó ayer, como la mezcla mexicana, por debajo del 0, una valor de referencia que nos indica que NO ES NEGOCIO EN ESTE MOMENTO LA EXTRACCIÓN DE PETRÓLEO y esa caída abrupta, arrastró los mercados internacionales porque los precios de petróleo se comercian con su precio a futuro y los contratos para mayo, expiran hoy 21 de abril.

¿Debemos preocuparnos por esta crisis los mexicanos?, me parece que tenemos todo para salir de ella si nos enfocamos en fortalecer el sector primario y las pequeñas y medianas empresas que son las que generan el mayor porcentaje del PIB mexicano, sin embargo SI debemos preocuparnos porque la política asistencial del gobierno federal obliga a repartir riqueza sin producirla y por eso las baterías del señor López están enfocadas erróneamente en la extracción de petróleo y no se da cuenta que ante esta circunstancia es más rentable una fábrica de cerveza, que la refinería de Dos Bocas o un estadio de béisbol.

¡Nunca me imaginé que una microscópica cadena de Ácido Ribonucléico, fuera más efectiva que un voto en una urna para acabar con la peste lopezobradorista!, el barco, se está hundiendo y no hay timón ni timonel.

#quedateencasa
@leyvaguilar
Instagram:leyvaguilar