30 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

ONU denuncia tortura a manifestantes en Bielorrusia

Policías militarizados recorren una de las estaciones del metro de Minsk para prevenir altercados durante las últimas manifestaciones contra un supuesto fraude electoral en las pasada elecciones en Bielorrusia. Foto: CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

La ONU ha documentado 450 casos de torturas y maltrato a detenidos

MADRID (EUROPA PRESS).- Expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) han denunciado 450 casos documentados de torturas y malos tratos a personas detenidas en Bielorrusia en el marco de las manifestaciones en protesta por el fraude en las últimas elecciones presidenciales.

En un comunicado, los expertos de Naciones Unidas pidieron al régimen bielorruso que deje de torturar a detenidos y que lleve ante la justicia a las agentes de la Policía que han vejado y agredido a manifestantes arrestados.

Además, reclamaron a las autoridades bielorrusas que respeten las garantías fundamentales de los arrestados, como son el registro inmediato de las detenciones, la supervisión judicial y la notificación a las familias, para evitar así desapariciones forzadas.

“La prohibición contra la tortura es algo absoluto en virtud de la legislación en materia de Derechos Humanos”, subrayaron los expertos de Naciones Unidas. “No puede justificarse por ningún motivo”, recalcaron.

“No hay ninguna circunstancia, ya sea por inestabilidad política interna o por una emergencia pública, que pueda invocarse para practicar, tolerar o justificar las desapariciones forzadas. Las autoridades en Bielorrusia deben poner fin de inmediato a todas las violaciones de Derechos Humanos y combatir la impunidad”, aseguraron.

Los expertos contaron que han recibido informes de 450 casos documentados de torturas y malos tratos a personas privadas de libertad tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto y las masivas manifestaciones en protesta por los resultados y el supuesto fraude.

“Estamos extremadamente alarmados por los cientos de denuncias de torturas y malos tratos bajo custodia policial”, recalcaron.

Los expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas señalaron que es “alarmante” que haya seis personas que permanecen en paradero desconocido.

“También estamos preocupados por la posibilidad de que puedan proliferar las desapariciones forzadas si continúa la respuesta con mano dura contra las protestas”, alertaron.

Los expertos dejaron claro que la libertad de no sufrir torturas es “uno de los Derechos Humanos considerado tan importante que no puede limitarse o suspenderse “bajo ninguna circunstancia.

“Cualquier violación de esta prohibición no derogable de la tortura y del maltrato debe ser perseguida y castigada”, subrayaron.

En esta misma línea, señalaron que han recibido denuncias de casos de violencia contra las mujeres y los niños, incluidos abusos sexuales y violaciones con porras de goma.

“El Estado debe hacer todo lo que esté en su mano para impedir, investigar y castigar cualquier forma de abuso, incluida la violencia contra las mujeres, ya sean los actos perpetrados por el Estado o por otros actores”, denunció.

Los expertos indicaron que entre las “seis mil 700 personas” detenidas en las últimas semanas por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica hay periodistas y transeúntes “arrestados arbitrariamente y condenados aceleradamente”.

“No puede haber justicia sin un compromiso inequívoco del Estado con la rendición de cuentas y con la persecución de las violaciones de los Derechos Humanos”, afirmaron los expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Detenciones de periodistas

En este contexto, este martes han sido detenidos al menos ocho periodistas por las autoridades bielorrusas, según informó la agencia de noticias rusa RIA Nóvosti, que identificó a uno de los arrestados como uno de sus corresponsales. Los reporteros fueron detenidos cerca del estadio Dinamo en la capital bielorrusa, Minsk

El corresponsal de la agencia de noticias rusa Kiril Rubtsov dijo que se identificó como reportero pero que eso no impidió su arresto. Los agentes arrestaron a ocho periodistas y los trasladaron a una comisaría.

De los ocho detenidos, dos han sido liberados, el corresponsal de RIA Nóvosti y un periodista de la cadena bielorrusa NTV. Los otros seis siguen bajo custodia policial