28 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Desaparecen 109 fondos y fideicomisos

  • Mantienen fideicomisos militares y de aduanas por más de 100 mil millones de pesos.
  • Organismos critican desaparición de fondos para protección de periodistas y defensores de derechos humanos.

Ciudad de México.– Tras una ríspida sesión que duró más de 19 horas e incluyó recesos y la toma de la tribuna por parte de los Grupos Parlamentarios de oposición, la Cámara de Diputados aprobó la desaparición de 109 fondos y fideicomisos de rubros como Ciencia, Cultura, Seguridad, Derechos Humanos, entre otros.

Con ello, se redireccionarán más de 68 mil 400 millones de pesos para cubrir parte de los boquetes financieros que tiene el Gobierno Federal, no obstante, los legisladores mantuvieron fideicomisos vinculados al Ejército y a la Marina, que representan cerca de 100 mil millones de pesos.

Con 242 votos a favor y 178 en contra, Morena y sus aliados del PES y el Partido Verde Ecologista de México, aprobaron extinguir el Fondo de Desastres Naturales, el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE), y los fideicomisos que sostienen 26 centros de investigación como el CINVESTAV o el CIDE, así como los fondos para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

Ante la oposición del PAN, PRI, MC, PRD e incluso algunos legisladores de Morena, el coordinador Mario Delgado tuvo que ceder y retirar la desaparición del Fondo de Salud para el Bienestar del Insabi destinado a gastos catastróficos, que le daría a Hacienda otros 100 mil millones de pesos.

La diputada de Morena, Lidia García, declaró que con estas medidas se traicionó a la comunidad científica.

Tatiana Clouthier de Morena advirtió los problemas legales que vendrán por la desaparición de estos instrumentos de apoyo.

El Diputado del Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña calificó como un error “callar por cobardía” y votar a favor aún sabiendo que había fideicomisos que no deberían desaparecer.

Los legisladores de oposición criticaron la discrecionalidad de la propuesta y señalaron que uno de los fideicomisos que no se tocaron fuera el de Aduanas, el cual cuenta con 70 mil 360 mdp, y ha sido señalado por la propia Auditoría Superior de la Federación por irregularidades en su aplicación.

En la revisión de 2011, la Auditoría señaló que “el SAT ejerce los recursos del FACLA como un ‘presupuesto paralelo’”, según la auditoría financiera y de cumplimiento número GB-084.

Además, Hacienda “continuó determinando, de manera discrecional, que el 92.0% de los ingresos cobrados por este concepto se destinaran al pago de contraprestaciones y únicamente el 8.0% se concentrara en la Tesorería de la Federación como contribución federal, lo que ha implicado que la recaudación para la Hacienda Pública Federal sea desproporcionada”, según detectó la Auditoría.

Otro fideicomiso que permanece integró es el de Administración y Pago de Equipo Militar, que hasta junio tenía 30 mil 193 millones de pesos disponibles, según el informe trimestral de Hacienda.

En el reporte de Hacienda, se explica que el fideicomiso tiene como objetivo, “la adquisición de bienes tales como equipo militar, terrestre, aéreo y refacciones; así como lo contratación de obra pública y de los servicios de mantenimiento necesarios para dichos bienes y obras destinados a la realización de operaciones de orden interior y seguridad nacional de carácter contingente o urgente”.

De acuerdo a especialistas en la materia, esta decisión podría obedecer a la estrategia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha convertido al Ejército y a la Marina, en sus brazos ejecutores, siendo protagonistas en todos los proyectos de la administración federal.

Tras darse a conocer la decisión legislativa ordenada desde el Ejecutivo, organismos nacionales e internacionales de derechos humanos reprobaron la decisión de eliminar el Fideicomiso del Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas y el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral  (FAARI) previsto en la Ley General de Víctimas  (LGV), y alentaron al Senado a tomar en cuenta sus consideraciones en la revisión que hagan de la minuta.

En un pronunciamiento conjunto la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) consideraron preocupante la eliminación del fondo destinado para implementar medidas de protección a personas defensoras y periodistas, “sin proponer alternativas de garantía presupuestaria para la rápida y eficaz implementación de las medidas de protección a quienes enfrentan graves riesgos para su vida e integridad por ejercer la libertad de expresión o el derecho a defender derechos humanos”.