20 enero, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Un año mejor, mejor, mejor…, según AMLO.

EXPRESIONES.

Pablo Ramírez Puga.

Decía el escritor español, Baltasar Gracián: “A menos palabras, menos pleitos” y si aplicamos esa máxima a lo expresado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, referente a que el 2021 será un mejor año y que nos va a ir mejor a todos, incluidos sus adversarios, pues no me queda más que suponer que no habrá nada nuevo bajo el solo de la Cuarta Transformación, luego de que el iluminado de su líder sigue en ese afán de polarizar socarronamente a todo aquello que se opone a su interés y designios.

Su complejo de ver moros con tranchetes por todos lados y de fustigar a quienes considera sus adversarios, seguramente seguirá siendo el estigma morenista, luego de que este año es inminentemente político por las elecciones en las que estarán en juego varias gubernaturas y municipios, pero principalmente el reacomodo de las fuerzas políticas en la Cámara Baja.

Los buenos deseos de AMLO, fundados en que ya tiene plenamente ubicado lo que le aqueja al país luego de que enlistó en su mañanera que es la pandemia, la crisis económica y la violencia lo fundamental a resolver en este año que comienza.

Y dio paliativos, como de que no subirá el precio de la tortilla al menos en los primeros tres meses del año, el aumento al salario mínimo y de que sólo subirán la gasolina, un poquito, los cigarros y las bebidas.

Promesas tendientes a mantener la esperanza en una transformación que sólo se ubica como un cambio de manos del poder y no como la esencia de una evolución de fondo verdadero que debería estar fundado en la educación para la productividad.

La omisión es clara y tendenciosa luego de que los que menos tienen se revuelven en la improductividad y en la falta de preparación para ser una fuerza de trabajo sólida y progresista y no solamente mantenida y auspiciada para la obsolescencia.

Educación y más educación decía Don Justo Sierra es lo que sacaría a México de su rezago y marginación, pero a AMLO parece no interesarle luego de colocar en la SEP a una maestra, que, sin menospreciarla, no cuenta con la visión de futuro y preparación suficientes para cambiar nuestro entorno educativo. Pareciera que sólo esta ubicada ahí para igualarla con la belicosa CNTE.

Bajo ese panorama, ¿Qué podemos esperar que sea mejor, mejor, mejor el 2021?

Sólo que sea la ratificación de una proyección política caduca, que, si bien ha dado golpes a la corrupción imperante, son tan nimios que apenas dan para darle baños de pureza a un mandatario inquisidor y manipulador.

AMLO no cambia ni cambiará, porque se forjó en la cultura de un esfuerzo que le generó más complejos que aprendizajes para dar certeza a un mejor presente y proyectar un futuro fundado en el equilibrio social y productivo.

Explica Héctor Aguilar Camín en su libro La Ceniza y la Semilla: “Conviene a un país como México plantearse la rentabilidad de largo plazo de la justicia social. Hay que mirar hacia la equidad como una inversión, no como una filantropía. Ni la democracia ni la prosperidad pueden durar en sociedades desintegradas. Al final, los intereses estratégicos de la cohesión social y de la ganancia son convergentes. Ambas requieren una economía de mercado pujante y un Estado fuerte”.

Pero son palabras de un periodista “fifí” que seguramente no considerará nuestro cerrado presidente…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- LA SALA XALAPA le dio un poco de vida política al oscuro edil de la capital del estado, que creyendo que aún existe el efecto Peje dicen que buscará su reelección como edil de Oaxaca de Juárez… Alla él y su loca cabeza que cree que ha hecho un buen papel en la presidencia municipal… Por lo pronto, quiénes ya van tras la joya de la corona oaxaqueña serán los beneficiados por el pésimo precedente que ha dejado Oswaldo García Jarquín como edil de la capital del estado…

.- ¿PODRA EL INE CONTROLAR los ímpetus políticos de AMLO?… Lo dudo, por lo insuflado que se encuentra… Pero al menos, lo intentará, por lo pronto lo que más preocupa al de Macuspana es que la alianza que dice “Va por México” vaya agarrando más fuerza ciudadana… AMLO tendrá que vestirse de Rey Mago para que no le caiga “La ley de Herodes”…

.- MUY BIEN PUBLICITADO lo de la introducción del agua potable a San Pedro y San Pablo Ayutla, pero el dilema del agua es más profundo en otras demarcaciones que también carecen del vital líquido… Sin embargo, la sobre explotación del agua sin ningún control a través de pozos profundos, está acabando los mantos acuíferos de la entidad y nadie hasta ahora ha hecho algo al respecto… También existe la contaminación de pozos y ríos porque no se cuenta con drenaje ni control de aguas residuales… O sea, hay mucho material para que sea trasmitido por TV Azteca o difundido por el periódico Reforma…

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmail.com 

A %d blogueros les gusta esto: