5 agosto, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Senador pide investigar desvío de recursos en el IMSS

Ciudad de México.– En el 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social tenía un registro de 80 millones de derechohabientes en todo el país, es decir, prácticamente 6 de cada 10 mexicanos recibía atención médica en el IMSS.

De acuerdo a datos brindados por la misma dependencia, 67.5 millones correspondían a los asegurados y sus familias, mientras que el resto eran estudiantes y beneficiarios del Programa IMSS-PROSPERA.

Con más de 440 mil empleados, el Seguro Social es la institución de salud, más importante del país, tanto en los aspectos de inversión pública como de atención ciudadana.

Sin embargo, la crisis sanitaria que atraviesa el país por la pandemia de coronavirus, ha dejado en evidencia la fragilidad de la institución, resultado de años de corrupción, situación que se agravó durante la administración de Enrique Peña Nieto, hasta el punto de colocar en duda su viabilidad financiera, apuntó el Senador, Salomón Jara.

Indicó que sólo entre 2014 y 2018, el IMSS formalizó contratos con 133 empresas “fantasma”, por un monto de 320.9 millones de pesos, por la compra de equipo médico, insumos varios,  y mantenimiento de instalaciones hospitalarias y para la conservación de infraestructura, obras inexistentes o en el mejor de las casos, inconclusas.

Por ello, Jara Cruz solicitará que la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Fiscalía General de la República (FGR) inicien una investigación por el probable desvío de recursos mediante empresas fantasmas en el Instituto Mexicano del Seguro Social, durante las direcciones de José Antonio González Anaya, Mikel Arriola y Tuffic Miguel.

“Frente a la pandemia de coronavirus resulta no solamente criminal sino también inmoral que se haya simulado la compra de ventiladores, uniformes quirúrgicos, batas para aislamiento, instrumental quirúrgico y otros insumos”, señaló el representante de Oaxaca en el Senado.

Añadió que los ex Secretarios de Salud, “hoy tan activos frente a los medios de comunicación”, deben rendir cuentas por el abandono y saqueo de las instituciones de salud, las cuales -dijo- han sido construidas con las aportaciones de trabajadores, patrones y gobierno federal.

“Les exigimos a Julio Frenk, José Ángel Villalobos y José Narro Robles, que le expliquen al pueblo de México los actos de corrupción en las instituciones médicas  ocurridos durante sus respectivos periodos al frente del sector salud”, expresó.

Aunque supongo, continuó el senador oaxaqueño, que como el ex presidente Felipe Calderón, argumentarán que nunca se dieron cuenta o solo fueron rumores sin comprobar.

Puntualizó que la investigación que solicitará, podría ampliarse dado que algunas empresas implicadas en el fraude al IMSS, también tuvieron contratos con el ISSSTE y organismos de salud estatales.

“Y vamos a demandar que la investigación incluya a los titulares de la Función Pública y de la extinta Procuraduría General de la República de los sexenios anteriores por sus probables omisiones; se debe llega hasta las últimas consecuencias”, concluyó.