12 septiembre, 2021

Policía de Oaxaca prioriza protección a negocios sobre defensa de la vida

La noche del domingo fue asesinado un médico de 35 años de edad, por un grupo de hombres que lo apuñalaron y golpearon hasta la muerte, todo ello frente a decenas de testigos incluido un elemento de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial (PABIC) del Estado de Oaxaca, quien permaneció observando los hechos a la distancia. 

Aunque algunos presentes solicitaron su intervención, el agente de seguridad decidió no intervenir, a pesar de supuestamente estar capacitados para hacer frente a estas situaciones y contar con la preparación para la portación y uso de armas de fuego. 

Sin embargo, para el Director de la corporación, Jonathan Galván Morteo, el elemento actuó de acuerdo al “protocolo”, limitándose a llamar al 911 para pedir presencia de elementos de la Policía Estatal, quienes arribaron al lugar cuando los agresores ya habían huido y el joven profesionista yacía muerto sobre el asfalto, ensangrentado y con visibles golpes y lesiones por arma blanca. 

De acuerdo a una nota de la comunicadora Maira Ricárdez, el funcionario estrechamente vinculado al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, justificó las omisiones del policía bancario ya que era superado en número, pero sobre todo, porque su principal función es la de resguardar los comercios, y aunque reconoció que sí están facultados para realizar detenciones e incluso accionar sus armas, reiteró que la prioridad es proteger “el sitio de trabajo”, en este caso una gasolinera. 

Además, advirtió que si el elemento de policía hubiera intervenido e intentado detener el homicidio, existía el riesgo de que se pudiera cometer un ilícito en el negocio, y ello sí hubiera traído consecuencias al custodio e incluso un proceso de investigación en su contra.

“En estos casos, la prioridad de los policías auxiliares es el sitio de trabajo que están custodiando, el elemento actuó de manera correcta” señala la periodista citando al funcionario, quien agregó que “el elemento no podría desde su papel como policía auxiliar, hacer uso de su arma de fuego porque el riesgo en que hubiera colocado a la ciudadanía era alto”. 

Por último, el artículo publicado en el medio Redacción Oaxaca, indica que el elemento auxiliar Juan N., está en disposición de colaborar en las investigaciones en el momento en que se le requiera. 

Ante el incremento de hechos delictivos con alta carga de violencia en todo el territorio oaxaqueño, ciudadanos y activistas han demandado al gobierno de Murat Hinojosa que actúe para proteger el Estado de Derecho, criticando que no exista una estrategia real para garantizar la paz y seguridad en la entidad. Así como la existencia de cuerpos policiacos que solo obedecen a intereses económicos y no están para “proteger y servir” a la ciudadanía.

El brutal homicidio del médico ha despertado la indignación de la sociedad oaxaqueña, al grado de que usuarios de redes sociales han publicado imágenes de los posibles agresores e incluso proporcionado información para su localización, no obstante, hasta el momento la Fiscalía ha mantenido un total hermetismo respecto a la investigación. 

Al igual que la Secretaría de Seguridad Pública a cargo de Heliodoro Díaz Escárraga y el Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Oaxaca, cuyo responsables es el Teniente Manuel Vera Salinas, un conocido mando militar que creó la Unidad Policial de Operaciones Especiales (UPOE), calificada como uno de los mejores cuerpos de seguridad del país pero cuyos elementos hoy sirven en su mayoría, como escoltas de funcionarios y empresarios.

A %d blogueros les gusta esto: