26 noviembre, 2021

Golpe de Estado en Guinea

Los golpistas en Guinea, que capturaron al Presidente Alpha Condé y anunciaron la disolución de las instituciones, convocaron este lunes a los ministros salientes, tras un golpe de Estado condenado por la comunidad internacional pero jaleado en la capital, Conakry.

La República de Guinea es escenario de un intento de golpe de Estado. Los militares amotinados dicen haber detenido al presidente del país, Alpha Condé, mientras que las fuerzas leales afirman haber repelido la intentona y arrestado a 25 militares involucrados, informó a Sputnik una fuente local.

Los golpistas en Guinea, que capturaron al Presidente Alpha Condé y anunciaron la disolución de las instituciones, convocaron este lunes a los ministros salientes, tras un golpe de Estado condenado por la comunidad internacional pero jaleado en la capital, Conakry.

Las fuerzas especiales guineanas, dirigidas por su comandante, el teniente coronel Mamady Dumbuya, afirmaron el domingo, con un video como prueba, haber capturado al Jefe de Estado para poner fin al “derroche financiero, la pobreza y la corrupción endémica”, y también “la instrumentalización de la justicia y el desprecio de los derechos de los ciudadanos”.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Guinea confirmó en un comunicado el asalto de militares amotinados al palacio presidencial, pero aseguró que este ataque fue repelido.

“Los amotinados… se dirigieron al centro de la ciudad hacia la periferia del palacio presidencial. La guardia del presidente con el apoyo de las fuerzas de defensa y seguridad… contuvieron la amenaza y repelieron al grupo de atacantes”, afirma el texto difundido en Facebook.”Continúan los operativos de seguridad para restablecer el orden y la paz”, señala el comunicado, al tiempo que las autoridades también instaron al orden público en medio del aumento de las tensiones.

El líder de los militares amotinados en Guinea, el coronel Mamady Doumbouya, declaró que el presidente Alpha Condé está a salvo y permanece bajo su control.

“El presidente está con nosotros. Se encuentra en un lugar seguro”, dijo Doumbouya a la cadena francesa France 24.Según mencionó el coronel, los militares tienen la intención de corregir los errores del pasado para “ayudar” al país.

Jeune Afrique señala que no es la primera vez que Alpha Condé se enfrenta a un intento de golpe de Estado. En particular, en 2011 su casa había sido blanco de un asalto. Tras llegar al poder en 2010, Alpha Condé, de 83 años, fue reelegido en 2020 para un tercer mandato después de una controvertida reforma constitucional.

En esta imagen, los residentes observan cómo un vehículo blindado de transporte de personal se ve en las calles cerca del palacio presidencial en la capital, Conakry, Guinea el domingo. Foto: AP.

Fue en 2018 cuando los guineanos descubrieron a Mamady Doumbouya. Con motivo del desfile militar para celebrar la independencia, desfilaba con su nueva unidad de fuerzas especiales, boina roja y gafas de sol. Sus hombres encapuchados causan una fuerte impresión.

La misión oficial del Grupo de Fuerzas Especiales (GES) es luchar contra el terrorismo. Pero, según Aliou Barry, especialista en cuestiones militares en Guinea, el Jefe de Estado pretendía hacer de estos soldados, mejor armados y equipados que los demás, “una unidad a su servicio para reprimir las manifestaciones” en el país.

En ese momento, el teniente coronel Mamady Dumbuya, un malinke de la región de Kankan, estaba en la Legión Extranjera francesa. Fue llamado a comandar el GES.

Ha servido en Afganistán, Costa de Marfil y la República Centroafricana, y ha recibido formación en Israel, Senegal y Gabón. El portavoz del Ministerio de Defensa lo describió como “un coloso con un físico impresionante”.

El Presidente de Guinea, Alpha Condé. Foto: Eric Gaillard, Pool vía AP, Archivo.

Hombre ambicioso, despertó las sospechas de las autoridades, que empezaban a preocuparse por su deseo de tomar el poder. Desde hace varios meses, circulan rumores sobre su posible detención. Según Aliou Barry, era sospechoso de tener contactos con Assimi Goïta, autor del golpe de Estado en Malí el año pasado.

FESTEJOS EN LAS BARRIADAS

Se trata de un nuevo golpe de Estado en África subsahariana en un año, tras Mali en 2020 y Chad en 2021.

Por el momento no se reportaron muertos, pese a los intensos disparos que se escucharon el domingo por la mañana en la capital. Y no se registró ningún incidente grave en la noche del domingo al lunes.

Lo que podría suponer el final de una década del régimen de Condé dio lugar a escenas de júbilo en varias zonas de la capital, sobre todo en las barriadas, favorables a la oposición.

Un camión militar es visto cerca del palacio presidencial en la capital, Conakry, Guinea el domingo. Foto: AP.

En el plano internacional, el golpe suscitó una amplia condena, desde el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a la Unión Africana, pasando por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Europea.

Estados Unidos también se sumó a las críticas y advirtió que podría “limitar” la capacidad estadounidense de ayuda a Guinea.

Con información de RFI y Sputnik News

A %d blogueros les gusta esto: