5 agosto, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Aumento en recibo de luz es por “confort”: CFE

Ciudad de México.- De acuerdo a los primeros pronósticos de aumento en el consumo eléctrica por la pandemia, los hogares podrían registrar incrementos de hasta el 30% en su tarifa normal, sin embargo, se han denunciado cobros de hasta un 1,000% más.

Esto ha generado diversas críticas a la administración federal y particularmente a la CFE, que dirige Manuel Bartlett, sin embargo la dependencia ha ignorado las quejas y se ha limitado a exigir que los usuarios cumplan con su “responsabilidad” y paguen el recibo.

Aunado a la crisis económica que ha generado la pandemia, el aumento en la luz eléctrica es otro golpe al bolsillo de los mexicanos, sobre todo de los sectores más vulnerables.

Este incremento se da a pesar del convenio que firmaron CFE y la Secretaría de Hacienda, para evitar que los hogares paguen una tarifa más alta si su consumo promedio mensual de electricidad excede el límite de la tarifa doméstica de alto consumo (DAC), no obstante, la CFE justicia esta situación, argumentando que es por el Confort.

La empresa estatal indicó que clasifica el consumo de energía eléctrica de sus clientes domésticos en cuatro rubros: alimentación, higiene, seguridad y confort. Siendo este último consumo el que más ha aumentado debido al distanciamiento social ya que incluye el uso de televisores, computadoras, aire acondicionado, entre otros servicios que CFE considera de lujo.

“Hay uno de ellos (de los consumos) que es el confort, que nosotros lo segregamos, obviamente, porque el confort no lo tiene toda la población. El confort está basado, obviamente, en televisores, computadoras, juegos electrónicos, algún equipo de deporte y lo que es el aire acondicionado en ciertas regiones del país”, explicó el director general de la subsidiaria CFE Suministro Básico, Martín Mendoza Hernández, durante una conferencia de prensa.

El segmento de confort, de acuerdo con información de la CFE, usualmente representa el 15 por ciento de una facturación usual, pero durante la emergencia sanitaria ha representado hasta 80 por ciento.

Es decir, la CFE asegura que el aumento en el pago de los consumidores no se debe a una subida en la tarifa eléctrica, sino a que los hogares están consumiendo más electricidad en actividades de confort.

En respuesta partidos políticos y organizaciones, han lanzando campañas para exhibir los abusos de la CFE y exigir que se condonen pagos, incluso se han presentado iniciativas desde algunos Congresos locales.

Hasta el momento no existe una respuesta favorable a estas demandas por parte de las autoridades, por lo que se deberá pagar si no quieren que se les corte el servicio.