9 mayo, 2022

Asesina a periodista en Tijuana tras ganar demanda al exgobernador Jaime Bonilla

  • AMLO pide no adelantar ningún juicio
  • Vamos a poner toda la fuerza del estado en hacer justicia: Avila

Baja California.- La tarde del domingo 23 de enero fue asesinada la periodista Lourdes Maldonado en la ciudad de Tijuana, convirtiéndose en la segunda comunicadora ultimada en esta localidad, en tan solo una semana.

El homicidio de Maldonado se da días después de haber ganando un conflicto laboral que sostenía con la empresa Primer Sistema de Noticias (PSN) propiedad del exgobernador Jaime Bonilla.

De acuerdo a los primeros informes, cerca de las 18:40 del domingo, Lourdes Maldonado llegaba a su casa en el fraccionamiento Santa Fe en su vehículo, cuando se escucharon detonaciones, por lo que vecinos salieron y encontraron a la periodista con una herida de bala en el asiento del piloto.

Poco más de 40 minutos después de haber solicitado apoyo a los cuerpos de seguridad, arribaron elementos de la policía municipal y de la Cruz Roja quienes confirmaron el deceso de la comunicadora. Y poco después llegaron elementos de la Guardia Nacional para resguardar la zona.

Lourdes Maldonado pertenecía al programa de Protección para Periodistas de Baja California, por temor a represalias por el problema legal que sostenía con el exgobernador Jaime Bonilla, de Morena; no obstante, la seguridad que se le brindó no fue permanente.

En marzo de 2019 Maldonado acudió a la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la Ciudad de México, donde denunció que su vida estaba en peligro por el conflicto con Bonilla, quien en ese entonces era Senador con licencia.

“Vengo también aquí para pedirle apoyo, ayuda y justicia laboral, porque hasta temo por mi vida, porque se trata de un pleito que tengo seis años con él”, manifestó ante el mandatario, quien aseguró que se le brindaría el apoyo que requería para que no hubiera injusticias ni tráfico de influencias.

Este lunes al ser cuestionado sobre el tema, Obrador afirmó que el Gobierno Federal tuvo contacto con Maldonado tras la denuncia planteada en el foro, sin embargo, aseguró que el pleito legal “no era un asunto de amenazas”, ni violencia.

“Se mantuvo comunicación con ella porque no era un asunto de amenazas, de violencia. Se le ayudó y se le garantizó. (…) Hay que ver el móvil: si hay vinculación con la denuncia de tipo laboral y ver quiénes son los responsables”.

El mandatario pidió a la opinión pública “ver con mucha responsabilidad” el hecho y “no adelantar” ningún juicio hasta tener accesos a las investigaciones pertinentes.

No se puede así en automático vincular una demanda de tipo laboral a un crimen. No es responsable adelantar ningún juicio. Hay que esperar (…) No habrá impunidad”, aseveró en su conferencia matutina.

Sin embargo, dijo que “no se debe dejar de considerar lo político”, pues, aseguró, estas tragedias suelen ser empleadas para “perjudicar a adversarios”.

Misma postura que mostró ante el homicidio del fotoperiodista, Margarito Martínez Esquivel, quien fue ultimado el pasado 17 de enero, también en la Ciudad de Tijuana, afuera de su domicilio.

“Nuestros adversarios aprovechan todo para atacarnos (…) Ellos lo que buscan siempre es sacar provecho hasta del dolor humano, siempre y cuando sea para afectarnos”, declaró en la conferencia del 18 de enero.

“Si tenemos diferencias políticas, en ese plano tenemos que redimirlas. No utilizar cosas que tiene que ver con el dolor, con la desdicha de otras personas. No actuar como zopilotes”.

Vamos a poner toda la fuerza del Estado en hacer justicia: Avila

Por su parte, la gobernadora Marina del Pilar Avila Olmeda condenó los hechos y aseguró que “se concentran los esfuerzos para dar con los responsables y traerlos a la Justicia”.

En lo que va del año, han sido asesinados tres periodistas, Margarito Martínez y Lourdes Maldonado, en Tijuana, y José Luis Gamboa en Veracruzregistrado el pasado 15 de enero.

De acuerdo a cifras oficiales, en México al menos siete periodistas fueron asesinados en 2021 de manera selectiva, pues la mayoría ejercían su labor en temas locales de política, y sus muertes fueron perpetrados por el crimen organizado y el narcotráfico.

Ante el aumento e impunidad de estos hechos, México es considerada como el país más peligroso del mundo para los ejercer el periodismo.

A %d blogueros les gusta esto: