9 mayo, 2022

Revocación de mandato, ¿éxito o fracaso?

Al concluir los cómputos totales de la consulta de Revocación de Mandato, el Instituto Nacional Electoral informó que participaron 16 millones 502 mil 636 ciudadanas y ciudadanos que representan el 17.77% de la Lista Nominal de Electores.

Para los detractores del Presidente Andrés Manuel López Obrador la Revocación de Mandato por pérdida de confianza en el titular del Ejecutivo Federal que solicitaron los propios simpatizantes del primer mandatario, no solo fue un engaño y una farsa democrática, también representó una derrota política dada la baja participación. 

No obstante, para los partidarios de la Cuarta Transformación el ejercicio fue un éxito al obtener la mayoría de la votación a favor de la continuidad del Presidente Obrador, quien decidió impugnar los resultados presentados por el Instituto Nacional Electoral. 

“Hay que participar para que la democracia se vuelva un hábito y eso va a ayudar a que nadie, de ningún nivel de la escala se sienta absoluto”, declaró López Obrador el pasado 10 de abril tras salir de la casilla en donde depositó su votó con la leyenda “Viva Zapata”.

Con un presupuesto superior a los 1,500 millones de pesos pero inferior a los más de 3 mil millones que había solicitado el INE, México vivió su primer proceso de Revocación de Mandato en contra de un Presidente, hecho que sin duda sienta un precedente sobre la importancia de la participación ciudadana y el empoderamiento de la sociedad a través de mecanismos que garanticen la defensa de la democracia y la libertad. 

Sin embargo, los métodos y los fines de este ejercicio en particular siguen siendo muy cuestionables. Sobre todo la campaña de desinformación emprendida por diversos agentes políticos y sociales, para aparentar una “ratificación” de mandato a favor de  Andrés Manuel López Obrador, lo que grupos opositores calificaron como una provocación y riesgo a la vida democrática del país. 

LOS RESULTADOS 

Al concluir los cómputos totales de la consulta de Revocación de Mandato, el Instituto Nacional Electoral informó que participaron 16 millones 502 mil 636 ciudadanas y ciudadanos que representan el 17.77% de la Lista Nominal de Electores. Una cifra muy lejana al 40% que se requería para que el ejercicio fuera vinculante. 

En los 300 distritos electorales en los que se divide el país, se computaron un total de 16,502,636 papeletas, en las que el 91.86% de la ciudadanía participante eligió la opción “Que siga en la Presidencia de la República”, es decir, 15 millones 159 mil 323 ciudadanas y ciudadanos. 

Mientras que 1 millón 063 mil 209 mexicanas y mexicanos votaron por la opción: “Que se le revoque el mandato por pérdida de la confianza”, equivalente al 6.44%. 

Declarando 280 mil 104 votos como nulos, lo que representa el 1.69%. 

A través del Sistema de Información Sobre el Desarrollo de la Revocación de Mandato (SIRM), se informó que el resultado no es obligatorio para el Presidente de la República, ya que se requería de al menos el 40% de la participación ciudadana.

Por entidad federativa, el Estado de México fue el que reportó la mayor participación ciudadana con 1 millón 967 mil 340 opiniones, seguido por Veracruz con 1 millón 585 mil 723 y la Ciudad de México con 1 millón 502 mil 531.

EL PRESIDENTE IMPUGNA RESULTADOS

El pasado 11 de abril, un día después de la Revocación de Mandato, el Presidente Andrés Manuel López Obrador calificó la consulta como un “éxito completo”. Agradeciendo a los 15 millones de personas que votaron por su continuidad en el cargo hasta el 2024. 

No obstante, responsabilizó al INE por la baja participación, justificando así la disminución de casi 15 millones de votos a diferencia de la elección presidencial del 2018. 

“Nuestros adversarios, aunque se enojen, dicen que es la mitad de los votos que tuvo el presidente, sí, pero con una tercera parte (de casillas), y con las trampas y con el boicot del INE”, declaró aquel día López Obrador, quien el pasado 22 de abril presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), impugnando el acuerdo del INE por el cual efectuó el cómputo total y realizó la declaratoria de resultados del proceso de Revocación de Mandato. 

De acuerdo al mandatario, se incurrió en la violación de los principios de legalidad y certeza jurídica por parte del INE al incorporar en el acuerdo INE/CG202/2022 cuestiones de carácter informativo ajenos a la revocación, refiriéndose a un informe con denuncias y quejas recibidas durante el proceso de revocación contra servidores públicos, incluyendo al propio López Obrador.

 Sin embargo, el Tribunal Electoral federal (TEPJF) desechó la impugnación porque las y los magistrados consideraron que el titular del Ejecutivo no acreditó interés jurídico para impugnar el acuerdo del INE.

QUEJAS Y DENUNCIAS 

La violación a la Ley de Revocación de Mandato, el posible uso ilegal de recursos públicos y la participación de funcionarios de los tres niveles de gobierno como promotores de la Revocación de Mandato a favor del Presidente López Obrador, fueron las mayores contantes desde el inicio del proceso. 

Sin embargo, ante la ambigüedad de la Ley y la manipulación de la misma, el fincar responsabilidades de trascendencia a la mayoría de los señalados ha sido prácticamente imposible. 

Hasta el 7 de abril, 3 días antes del día de la consulta, el INE había recibido 172 quejas por presuntas violaciones a diversas disposiciones legales, cometidas principalmente por funcionarios públicos del nivel federal y estatal. 

Para ese entonces, ya existían 25 medidas cautelares ordenando el retiro de publicidad y mensajes en espacios físicos y medios digitales. 

Del total de quejas, 13 corresponden a presuntos usos de recursos públicos o conductas indebidas de servidores públicos en términos de la imparcialidad de los recursos que tienen a su disposición.

En su momento, el Consejero Electoral Ciro Murayama precisó que de las 25 medidas cautelares, “cinco han ido al presidente de la República; cuatro a la Consejería Jurídica y al vocero de la Presidencia; tres a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Además de que han recibido medidas cautelares 29 gobernadores, y 61 senadores”.

A la fecha, el Tribunal Electoral tiene contabilizadas más de 300 quejas, denuncias e impugnaciones, y aunque algunas ya han sido desechadas, el órgano continúa el análisis asegurando que no habrá impunidad. 

MENOR PORCENTAJE PARA QUE SEA VINCULANTE

Se propondrá reducir el porcentaje de participación necesario para que las consultas de revocación de mandato sean vinculantes con “el 30%, y si se puede el 20%”, adelantó el presidente Obrador tras darse a conocer los resultados del proceso. 

“Pensamos que es muy alto lo del 40% de participación”, declaró al explicar que si no es posible cambiar la ley, “pues quedaría también a la voluntad del presidente”.

 “Aunque se trate del 18 o del 10 [de participación], si se pierde, ¿cómo se gobierna? Ya es muy difícil, no se puede gobernar sin el respaldo de los ciudadanos”, añadió.

Puedes leer el artículo completo en la Revista POLIGRAFO, Política Gráfica Objetiva del mes de abril 2022.

A %d blogueros les gusta esto: