23 julio, 2022

El agua, tema fundamental en la agenda de la Seguridad Nacional

Artículo elaborado por el Maestro en Seguridad Nacional Alejandro Márquez González / Centro de Estudios Superiores Navales.

  • El acceso, escasez y sequía del agua es una de las preocupaciones de la seguridad humana.
  • Se advierten nuevos riesgos y conflictos sociales por su distribución en el país.

Mtro. en Seg. Nal. Alejandro Márquez González / Centro de Estudios Superiores Navales.

El informe del Programa Conjunto de Monitoreo, Progress on drinking water, sanitation and hygiene: Special focus on inequalities, 2000-2017 (Progresos en materia de agua potable, saneamiento e higiene: Atención especial a las desigualdades, 2000-2017) de la Organización Mundial de la Salud, publica que en todo el mundo, una de cada tres personas no tiene acceso a agua potable salubre, dos de cada cinco personas no disponen de una instalación básica destinada a lavarse las manos con agua y jabón, y más de 673 millones de personas aún defecan al aire libre (Organización Mundial de la Salud, 2019).

Complementariamente agrega la OMS que las mujeres y las niñas son las encargadas de recolectar agua en el 80% de los hogares sin acceso a agua corriente y más del 80% de las aguas residuales resultantes de actividades humanas se vierten en los ríos o el mar sin ningún tratamiento, lo que provoca su contaminación (Organización Mundial de la Salud, 2019).

La situación se agrava de acuerdo al Banco Mundial, quien señala que las brechas en el acceso a fuentes de abastecimiento de agua y saneamiento, el crecimiento demográfico, el uso intensivo de agua, la mayor variabilidad de las precipitaciones y la contaminación son factores que se conjugan en muchos lugares transformando al agua en uno de los principales riesgos para el progreso económico, la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible (Banco Mundial, 2021).

El Estrés hídrico de la nación

En México el panorama es preocupante, el país ha enfrentado en 2021 una de las sequías más severas y extendidas en décadas. Más de 50 millones de personas experimentan algún tipo de escasez de acuerdo a CNN, quien además informa que Entre 12,5 y 15 millones de habitantes no tienen acceso a agua potable en México, según la Universidad Nacional Autónoma de México, lo que representa aproximadamente el 10% de la población. Entre quienes sí acceden, casi un 30% no cuenta con la cantidad ni la calidad suficiente (CNN en español, 2021).

México es uno de los 25 países del mundo que enfrenta un mayor estrés hídrico, según el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) y el Valle de México, extrae el equivalente a 55 metros cúbicos por segundo y se recargan 25 metros cúbicos, es decir, se gasta el doble de agua de la que se extrae.

Muchos de los mantos acuíferos se encuentran, hoy en día, en disputa o conflicto regional o fronterizo. Como es el caso de la frontera sur de México donde se encuentran seis: la del río Suchiate, la del río Coatán, la del río Grijalva y la del río Candelaria, compartidas entre México y Guatemala; y la del río Usumacinta y del Río Hondo, ambas compartidas por México, Guatemala y Belice (Olvera Alarcón, 2011). Además de que los caudales alimentan de agua a las comunidades locales, son el paso de la migración del triángulo del Norte y la ruta de la cocaína y la marihuana, factores que pueden ser detonadores de conflictos en las relaciones y políticas por la falta de un marco legal y una adecuada gestión de las aguas en cuencas compartidas.

En la frontera México-Estados Unidos se han presentado diversas discrepancias por el agua. Un tratado firmado en 1944 entre México y Estados Unidos regula cómo los dos países deben repartirse el agua de los ríos Bravo y Colorado, que forman parte del límite territorial entre ambos, pero ante la falta de cauce, México deberá entregar agua de presas fronterizas cercanas. El resultado es el crecimiento del descontento social (González Díaz, 2020).

 Asimismo, en la historia mexicana se han presentado conflictos sociales en torno al uso del agua, por ejemplo, en las primeras décadas del siglo XX en la cuenca del río Valles, entre las huastecas potosina y tamaulipeca (Santacruz de León, 2012).

En suma, son distintos campos de poder de la nación mexicana que se encuentran comprometidos o a punto de comprometerse por las aristas de entorno a la escasez y distribución del agua.

El impacto del agua en la seguridad nacional de México

Si bien, la seguridad nacional es la condición necesaria que proporciona el Estado para garantizar la prevalencia de su integridad territorial, independencia, soberanía, estado de derecho, su estabilidad política, social y económica y la consecución de sus Objetivos Nacionales (CODENAL-CESNAV, 2018), la carestía de agua en México es una categoría del análisis en el nivel de seguridad nacional.

La seguridad nacional, como se indicó es un factor para lograr los objetivos nacionales y uno de los ejes del desarrollo nacional que se entiende como la capacidad del Estado que garantiza la integridad, sustentabilidad y fortalecimiento de su soberanía nacional y régimen democrático, con el fin de generar bienestar y seguridad de la población.

Al respecto, México es afiliado de las Naciones Unidas e impulsor del desarrollo sostenible que se definió en este foro, como el desarrollo capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

Por lo cual, en 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron 17 Objetivos como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la cual se establece un plan para alcanzar los Objetivos en 15 años.

Para alcanzar este desarrollo sostenible, es fundamental, de acuerdo a la ONU, armonizar tres elementos básicos: el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente. El Objetivo 6 de Desarrollo Sustentable indica que al 2030, se debe lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos. Es decir, acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados, mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, hacer uso eficiente de los recursos hídricos, realizar una gestión integrada del agua en el marco de la cooperación transfronteriza, regional y local. 

En la actualidad el cambio climático ya repercute en la salud pública, la seguridad alimentaria e hídrica, la migración, la paz y la seguridad; por lo que las iniciativas en la esfera del cambio climático impulsarán el desarrollo sostenible. (Organización de las Naciones Unidas, 2015).

Sistemas estadísticos hídricos

Muy importante para complementar este aspecto, en que México actualice y proporcione información puntual para las estadísticas de CEPAL, que es la instancia que consolida los datos y análisis de estos en cuanto al recurso hídrico en el mundo.

Otras fuentes son: AQUASTAT – Sistema mundial de información de la FAO sobre el agua en la agricultura. Sistema de información estadística de UN Water. The Global Assessment of Water Statistics and Water Accounts. UNICEF, Agua, Saneamiento e Higiene (WASH) UNICEF. IIWQ World Water Quality Information and Capacity Building. Portal UNESCO y Water Facts.

Nuestro país actualmente procesa datos hasta el 2020, a través del Sistema Nacional de Información del Agua con indicadores del Programa Nacional Hídrico (PNH) para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Antagonismos del país por el agua

Si bien pareciera que el volumen de agua protegido/asignado o concesionado al uso doméstico o público implicaría que hay más agua protegida urbano por el gobierno, sin embargo, la implicación verdadera es que el consumo de agua en México ha aumentado en los últimos años.

Aunado a ello, el fenómeno de la sequía afecta a la población, los sectores económicos y la biodiversidad. La Comisión Nacional de Aguas (CONAGUA) tiene a su cargo un monitor de sequía que determina las regiones con sequía en el país y se actualiza cada 15 días, siendo publicado en la página del Servicio Meteorológico Nacional.

Aunque el tema no se trata de las divergencias estadísticas de las instituciones mundiales y nacionales sobre el agua. La mayoría en sus prospectivas indican que México es uno de los países donde este problema empeorará más. Su situación era, ya para 2018, la más comprometida de América Latina, especialmente en el norte.

Por lo anterior, el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de la ONU, destacó el impacto a nuestro país por el aumento de la temperatura, disminución de las precipitaciones de los monzones y de las precipitaciones medias anuales y de verano; aumento de la sequía y aumento de las condiciones proclives a incendios (CNN en español, 2021).

Asimismo, la agenda de seguridad nacional no debe descartar la posibilidad de enfrentamientos violentos por el agua y la posible privatización del almacenamiento y distribución del agua ante su escasez.

Desafíos al tema del agua

La seguridad nacional debe contener un apartado en el Campo Social, donde se diseñen estrategias de distribución equitativa del agua entre los diversos grupos sociales y económicos, y sus efectos en la sociedad y en el ambiente. 

En el campo económico hay áreas de oportunidad para que el país sea eficiente en la distribución y en el uso del agua. Mientras que en el Campo Político es dirigir al país en la igualdad de derechos y oportunidades que tienen todos los actores al formar parte de los procesos de toma de decisiones sobre el agua. 

Finalmente, el uso sostenible del agua y a la conservación de los ecosistemas asociados y sus servicios fortalecerán el Campo del Medio Ambiente para asegurar los caudales y calidad de agua necesaria para mantener las funciones de los ecosistemas. 

Conclusiones

Cada vez es más precaria la calidad del agua y la disponibilidad de caudales mínimos para el buen funcionamiento de los ecosistemas en México, por lo tanto, el agua no está distribuida de manera equilibrada ni en el territorio ni en el tiempo. Los ecosistemas de agua dulce y su biodiversidad enfrentan una creciente amenaza. Si no se tiene en cuenta el cambio climático, este hará retroceder los logros alcanzados en los últimos decenios en materia de desarrollo e impedirá realizar nuevos avances.

A nivel mundial las diferentes estructuras de gobernanza hacen que se desarrollen diferentes políticas sobre el medio ambiente y el agua dado sus intereses económicos. Las inversiones en desarrollo sostenible ayudarán a hacer frente al cambio climático al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y reforzar la resiliencia al clima.

De acuerdo a la ONU, cerrar las brechas de desigualdad en la accesibilidad, calidad y disponibilidad de agua, saneamiento e higiene debe formar parte del núcleo de las estrategias de financiación y planificación de los gobiernos.

Para México, siendo uno de los países con mayores afectaciones a la sequía y escasez del agua, el tema debe ser considerado prioritario en la agenda de seguridad nacional por los riesgos y amenazas que implica a la estabilidad y desarrollo y establecer estrategias en el contexto de la unidad nacional para la soberanía, independencia y equitatividad del recurso hídrico.

Referencias

  • Banco Mundial. (2021). Agua, entendiendo a la pobreza. Washington: Práctica Global del Agua del Banco.
  • CNN en español. (12 de octubre de 2021). 10 cifras para entender el problema del agua en México. Obtenido de https://cnnespanol.cnn.com/2021/10/12/agua-mexico-cifras-orix/
  • CODENAL-CESNAV. (2018). Glosario de Términos Unificados de Seguridad Nacional. México: SEDENA-SEMAR.
  • González Díaz, M. (18 de septiembre de 2020). BBC News. Obtenido de Un tratado firmado en 1944 entre México y Estados Unidos está detrás de que miles de personas lleven meses en pie de guerra en el lado mexicano de la frontera.: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-54127089
  • Olvera Alarcón, D. N. (diciembre de 2011). Estudios Fronterizos. Obtenido de Factores de conflicto en la cooperación por el agua en cuencas compartidas: caso Río Hondo (México-Guatemala-Belice): http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-69612011000200004
  • Organización de las Naciones Unidas. (2015). Objetivos de Desarrollo Sostenible. EUA: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/development-agenda/.
  • Organización Mundial de la Salud. (2019). Programa Conjunto de Monitoreo, Progress on drinking water, sanitation and hygiene: Special focus on inequalities, 2000-2017. Ginebra: ONU.
  • Santacruz de León, G. (2012). Conflictos sociales por el uso del agua en la cuenca del río Valles,. México: Colegio de San Luis.
  • Sistema Nacional de Información del Agua. (2012-2020). Comisión Nacional del Agua. Obtenido de Indicadores Programa Nacional Hídrico (PNH) / Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): http://201.116.60.191:8080/Indicadores/
A %d blogueros les gusta esto: