16 diciembre, 2019

Congreso de Nuevo León podría destituir al Gobernador por actos de corrupción

Los diputados se ven obligados a dictar una sentencia antes del 20 de diciembre, fecha en la que termina el Segundo Periodo Legislativo del 2019, ya que de no hacerlo, el Congreso local podría caer en desacato.

Monterrey.- Este lunes la Comisión Anticorrupción del Congreso de Nuevo León votará la posible destitución del gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como el “Bronco”, por el supuesto uso de recursos públicos durante su campaña presidencial del 2018.

Los legisladores también decidirán el destino político del secretario de Gobierno, Manuel González quien presuntamente habría participado en el desvió de recursos públicos para  la recaudación de firmas ciudadanas para respaldar la candidatura de el Bronco.

El proyecto de sanción que discuten los diputados contempla la destitución del gobernador y su inhabilitación de cargos públicos por seis años. En caso de que el dictamen llegue a aprobarse, la sentencia surtiría efecto a partir del día hábil siguiente de su aprobación y votación en el Pleno.

Desde el 27 de junio del 2018 se turnó a la Comisión Anticorrupción por la Mesa Directiva del Pleno del Congreso de Nuevo León para su estudio y dictamen el expediente número 11841/LXXIV, el cual fue firmado por Francisco Croker, Secretario General de Acuerdos de la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, mediante el cual envía la sentencia del procedimiento especial sancionador de servidores públicos del Gobierno del Estado.

El tema principal en el expediente es relativo a la recolección de firmas para la campaña presidencial donde señalan que Rodríguez Calderón y González utilizaron a funcionarios estatales en horario laboral para recolectar firmas que permitirían al Bronco contender por la presidencia del país.

Sin embargo, el Congreso de Nuevo León no sancionó a ningún funcionario, por lo que de nueva cuenta el 25 de julio del 2019 la Sala Especializada emitió la resolución relativa al Incidente de Incumplimiento de Sentencia.

Con ello, los diputados se ven obligados a dictar una sentencia antes del 20 de diciembre, fecha en la que termina el Segundo Periodo Legislativo del 2019, ya que de no hacerlo, el Congreso local podría caer en desacato.

Por su parte el aún mandatario, dijo: “No va a proceder. Mira, yo les dije que ni me iba a preocupar de eso. Es más, mira, si me destituyen, le voy a pedir chamba aquí al secretario (de Hacienda, Arturo Herrera), a ver si me nombra director del SAT, cabrón, para cobrar impuestos a los que me quieren. Estamos hablando de cartitas de Santa Claus”, bromeó al ser cuestionado por los medios de comunicación.