4 agosto, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

En 4 meses 16 millones de mexicanos cayeron en pobreza extrema por ingresos

CIUDAD DE MÉXICO, 30DICIEMBRE2016.- Un grupo de niños tocan las guitarras a cambio de dinero en la calle peatonal Madero en la zona centro. FOTO: TERCERO DÍAZ /CUARTOSCURO.COM

Ciudad de México.– Organismos internacionales e instituciones financieras han advertido sobre los devastadores efectos económicos que tendrá la pandemia de COVID-19 en las familias mexicanas, estimando un aumento exponencial de pobres en el país.

Dichas proyecciones parecen confirmarse con los últimos resultados del informe del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED), de la UNAM, el cual señala que por lo menos 16 millones de mexicanos habrían caído en situación de pobreza extrema por ingresos entre los meses de febrero y mayo de este año.

Una de las principales causas fue la pérdida del empleo ya que una de las principales medidas para evitar un mayor número de contagios fue la suspensión de prácticamente todas las actividades productivas, formales e informales.

Con estos resultados, se estima que entre los meses mencionados, el número de gente en pobreza extrema por ingreso habría pasado de 22 a 38 millones de personas, una cifra algo más elevada que la presentada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en donde se mencionaba que el impacto sería de 10.7 millones de mexicanos en pobreza laboral al cierre de 2020.

De acuerdo con los resultados del estudio del PUED-UNAM, “al igual que los del Coneval, indicarían que, probablemente, las transferencias de la administración federal no estarían teniendo un impacto significativo en mitigar la crisis que vive la población”.

Desde la perspectiva de este organismo, el monto mínimo adicional necesario es de 450 pesos mensuales por individuo en promedio, dinero con el cual se podría asegurar la adquisición de la canasta básica alimentaria propuesta por el Coneval y debería transferirse a 38 millones de personas.

El PUED también destacó que esa acción “tendría un costo fiscal de 19,000 millones de pesos por mes, que anualizados representa el 3.2% del Presupuestos de Egresos de la Federación de 2020 o el 0.9% del PIB. Esta suma de recursos tiene viabilidad financiera para el presente ejercicio fiscal y la primera mitad del 2021″, asegura.

Por lo tanto, el organismo urgió el hecho de realizar estas transferencias adicionales al ingreso para este sector de la población en las próximas semanas “a fin de evitar la agudización de la privación de sus derechos sociales”.

Por otra parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), afirmó que México se encuentra en una situación “extremadamente compleja”, debido al impacto económico y social, pues el país sigue registrando aumento en muertos y contagios.

Cristian Morales, representante de la OPS en México, informó que los mexicanos siguen teniendo incertidumbre sobre los resultados de las medidas de distanciamiento social, a medida que el semáforo epidemiológico ha permitido la reapertura de algunas actividades.

“Esto hace aún más difícil la adherencia de la población a las medidas de salud públicas que son necesarias para contener esta situación epidémica que estamos observando”, apuntó.

Morales señaló que la Comisión Económica para América y el Caribe (Cepal), en su última previsión, pasó a México de 11.1 a 15.9% de personas que alcanzarán la extrema pobreza.

En este sentido, Jean-Marc Gabastou, asesor internacional de emergencias en salud de la OPS, señaló que aunque México ha sido criticado por su manejo de la pandemia, principalmente por las cifras de casos confirmados y decesos, la realidad es que los modelos de medición no son precisos para tomar una decisión absoluta y solo sirven para orientar.

“Lamentablemente, para COVID-19 no tenemos historia, entonces es muy difícil hacer proyecciones sobre algo que desconocemos”, concluyó sobre el desfase en los conteos.