4 agosto, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Diputados de Oaxaca van contra venta de comida chatarra

Oaxaca.– Las enfermedades derivadas de la obesidad y el sobrepeso, son el principal problema del salud del país, una pandemia que ha sido ignorada durante décadas e incluso fomentada ante la nula legislación y regulación en la materia.

La mala alimentación y el abuso en productos procesados, ha ocasionado que más del 80% de la población en México sufra sobrepeso u obesidad, afectando principalmente a niños y adolescentes.

Si bien es cierto que existe una libertad individual en el consumo de alimentos y bebidas, al convertirse en un problema de salud pública, se deben tomar medidas desde el ámbito público.

En este sentido, el Congreso de Oaxaca votará una iniciativa que adiciona un Artículo 20 bis a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, para prohibir la venta de alimentos chatarra y bebidas azucaradas a menores de edad, equiparando las medidas y sanciones, a las que implica la venta de alcohol y cigarros.

De aprobarse, la ley prohibiría la distribución, venta, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico a menores de edad en el Estado y en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior, mediante distribuidores automáticos o máquinas expendedoras en las instituciones educativas.

Las penas a los comercios que incumplan las disposiciones podrían ir desde multas, arrestos, clausuras y hasta el cierre de los establecimientos.

El proyecto será discutido y votado el próximo miércoles 5 de agosto en el Congreso de Oaxaca, lo que ya ha generado oposición por parte de la Coparmex y otras cámaras empresariales que argumentan verían afectados sus ingresos.

En respuesta la diputada proponente Magaly López Domínguez, aclaró que no se busca “castigar” a los comerciantes y lamentó que el sector empresarial intente hacer creer a la población que la reforma legal implicaría una catástrofe económica para Oaxaca.

“De ninguna manera se busca castigar a los comerciantes; eso es una mentira”, manifestó la legisladora.

La reforma legal -dijo- “no afectará a las pequeñas tiendas de abarrotes, como aseguran las organizaciones empresariales, esos comercios podrán continuar normalmente la venta de refrescos y alimentos chatarra. La única limitación es que no podrán hacerlo a menores de edad, como ocurre actualmente con la venta de los cigarros y las bebidas alcohólicas”, puntualizó.

“El proceso legislativo es público, y también fueron públicas las sesiones de la Comisión en las cuales se discutió la iniciativa”, abundó la representante popular al destacar la importancia de esta votación.

“La del próximo miércoles será una votación histórica, porque vamos a ver de manera clara quiénes están a favor de los intereses económicos de los grandes capitales, y quiénes están por proteger la salud y la vida de nuestras hijas y nuestros hijos”, enfatizó.

SIN PUBLICIDAD

A la iniciativa para prohibir la venta de alimentos chatarra a menores de edad, el Congreso de Oaxaca sumó un llamado a la Secretaría de Gobernación (SEGOB), para que prohíba la publicidad en radio y televisión de bebidas azucaradas y alimentos de alto contenido calórico.

La propuesta que también impulsa la congresista, Magaly López Domínguez, solicita a la dependencia federal utilizar las facultades que le confiere el Artículo 217, Fracción X, de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y establecer la regulación necesaria para la prohibición total de la publicidad de comida chatarra.

El exhorto considera como cuestión de sanidad pública y de interés nacional, que el Gobierno de México establezca la regulación necesaria para evitar que los intereses económicos de grandes empresas productoras y comercializadoras de refrescos y de alimentos chatarra prevalezcan por encima de los derechos de las niñas y los niños a la salud y a la vida.