24 septiembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Oaxaca prohíbe venta de comida chatarra a menores de edad

Oaxaca.- En un hecho sin precedentes, el Congreso de Oaxaca aprobó la iniciativa de la Diputada Magaly López del Grupo Parlamentario de Morena, para prohibir la “venta, distribución, regalo o suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico” a menores de edad.  

Con esta modificación a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, se busca combatir la creciente tasa de obesidad y sobrepeso en la entidad, donde el 37% de los menores de edad sufren alguno de estos padecimientos según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. Además de ocupar el primer lugar nacional en obesidad infantil. 

Con 31 votos a favor, los Diputados oaxaqueños sentaron un ejemplo a nivel nacional, sobre los nuevos procesos de regulación y control que se pueden imponer al sector comercial ante los embates a la salud pública y los nulos esfuerzos legislativos hasta el momento. 

Ahora será tarea del Sector Salud, en coordinación con instancias estatales, municipales y federales, establecer los mecanismos para implementar esta adición del Artículo 20 Bis a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, para prohibir la venta de alimentos chatarra en todo el estado. 

Al defender su propuesta ante el pleno, la Diputada Magaly Lopez señaló que su trabajo como representantes populares es la de proteger la salud de toda la población, preferentemente de las niños, niños y adolescentes. Ofreciendo un estilo de vida saludable. 

Respondió a los argumentos en contra, indicando que se basan en aspectos económicos infundados así como información falsa o distorsionada. Puntualizó que no llegará la “catástrofe” que han planteado algunos empresarios. Ni se cerrará la tienda de abarrotes ni se perseguirá judicialmente a los tenderos. 

“Esos comercios podrán continuar normalmente la venta de esos productos, aclaró López Domínguez indicando que la única limitación es que no podrán hacerlo a menores de edad, como ocurre actualmente con la venta de los cigarros y las bebidas alcohólicas,” expresó la legisladora.

“No se prohibirá el chocolate oaxaqueño, ni el pan de yema, ni las tlayudas”, señaló sarcásticamente al reiterar la importancia de proteger la salud de las futuras generaciones. 

“Si el modelo de desarrollo económico que proponen las grandes empresas, atenta contra la infancia de mi pueblo, lucharé con todo por cambiar de modelo, por nuestros hijos por su salud”, declaró. 

Indicó que sean los tutores legales quienes decidan y sea bajo su responsabilidad. “Que no sea decisión de las empresas. […] así de sencillo y así de peligroso para los intereses obscuros de quienes no han querido dar la cara”, añadió. 

Mencionó que la economía debe ser un instrumento para el mejor desarrollo de la sociedad, por lo que debe estar al servicio de la gente y no al revés. 

Por último, calificó de inmorales los argumentos económicos para justificar un daño a la salud de las niñas y niños. 

“Sabremos quienes están a favor de los intereses de los grandes capitales y quienes están a favor de las niñas y niños de Oaxaca”, sentenció previo a la votación. 

El contra de la iniciativa, se posicionó la Diputada del PRI,  Yarith Tannos, quien dijo que “las épocas dictatoriales ya se acabaron”, y hoy “somos parte de una democracia”, haciendo alusión a una supuesta prevención de votar una iniciativa que no se ha socializado con todos los sectores de la población, lo que dijo, “es una irresponsabilidad”. 

“Es nuestro deber escuchar las voces de los especialistas, de los padres de familia, de quienes educan, de quienes deben aplicar la Ley y de los empresarios”, declaró. 

“Estamos a favor de la Salud, pero sin embargo el prohibir la venta de estos productos en un “momento trágico” como el que hoy estamos viviendo como país y como estado, “es un gran golpe para los empresarios”, advirtió.  

Posterior a la votación y una vez aprobada la iniciativa, Magaly López recordó que el ordenamiento jurídico también prohíbe la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y refrescos en toda la entidad. Así como la venta y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior.