23 noviembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

FGR acusa a exprocurador y mandos de Oaxaca por desaparición forzada

Oaxaca.- Durante la noche de este jueves y la madrugada del viernes, elementos de la Fiscalía General de la República en coordinación con la Fiscalía General de Oaxaca, cumplimentaron una orden de aprehensión en contra del exprocurador del Estado, Evencio Nicolás Martínez Ramírez quien aún no ha sido detenido y, en contra de Daniel Camarena Flores, así como de varios elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

La FGR los señala por su probable responsabilidad en la desaparición forzada de dos integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) en mayo del año 2007, por lo que un juez federal con sede en Jalisco libró la orden de aprehensión en contra de los exfuncionarios y elementos de seguridad pública.

Las supuestas víctimas de desaparición forzada son Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, miembros del Ejército Popular Revolucionario, movimiento armado surgido en Guerrero en 1994 y que se expandió a Oaxaca pregonando ideologías acordes al social comunismo.

En el 2006 varios miembros del EPR participaron de manera activa y violenta en las protestas de la APPO y la Sección 22 en Oaxaca, generando una inestabilidad política, social y económica en la entidad, que perdura hasta estos días.

El EPR en Oaxaca

El 28 de agosto de 1996, en medio de una campaña de expansión nacional, el EPR llegó a Oaxaca, tomando el municipio de Tlaxiaco.

En los días consiguientes el movimiento armado llegó a otras regiones del estado, provocando enfrentamientos con las fuerzas federales que dejaron decenas de muertos en ambos lados.

Durante uno de esos combates, en Santa María Huatulco, murieron once marinos y policías, además de un civil. Por su parte, el EPR reportó once muertos y dos heridos.

El 31 de agosto, cuando se retiraban de Santa María Huatulco, nuevamente se enfrentaron con miembros del ejército mexicano en La PerdizSan Mateo Piñas, donde murieron dos soldados y un guerrillero.

Actualidad

Actualmente mantiene presencia en varios estados del país pero con un número reducido de miembros y con actividades casi nulas, no obstante en febrero de 2019 rechazaron la creación de la Guardia Nacional de México y calificaron al Presidente López Obrador de “Político de Turno”, argumentando que “constituye la continuidad del Estado policiaco militar y el reforzamiento de la militarización en todo el territorio nacional, aquella existe de facto y opera en diferentes estados de la República aún sin la formalidad constitucional”.​

En enero de 2020 criticaron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador por “conservar los esquemas e hilos conductores de neoliberalismo”, personificado en el empresario Alfonso Romo, actual responsable de la Oficina de Presidencia.