27 julio, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Entrega Jalisco Sin Hambre 160 MDP en apoyos

-Se rebasó la meta de recaudación que inicialmente era de 100 mdp
– La estrategia estatal para hacer frente a la emergencia sanitaria arrojó resultados en tres frentes: cuidado de la salud, reactivación económica y atención de personas afectadas con diversos apoyos
– Resalta Gobernador que tasa de incidencia, de casos activos y mortalidad de Jalisco son bajas en comparación con otros estados

El proyecto de Jalisco Sin Hambre (JSH) impulsado de manera conjunta entre el Gobierno del Estado, la iniciativa privada, organizaciones de la sociedad civil e instituciones religiosas y de asistencia social, contribuyó a la unidad ante la pandemia por COVID-19, superando la meta de 100 a 160 millones de pesos en donaciones para la entrega de apoyos alimentarios a los ciudadanos más afectados económicamente por el paro de labores en actividades no esenciales.

Al respecto el Gobernador Enrique Alfaro destacó durante el cambio de estafeta de este programa que pasará a operación del Banco de Alimentos de Guadalajara y a Cáritas.

“Un frente que significaba una prueba de fuego para la sociedad jalisciense, ese frente de trabajo era el cómo hacer de la solidaridad y subsidiariedad nuestra mejor herramienta, eso fue Jalisco Sin Hambre, no sabíamos cómo había que alinear todos los esfuerzos del sector público y privado para ayudar a quien más lo necesitaba, tuvimos que destinar una gran cantidad de recursos públicos, sí, pero hoy podemos darla como una lección aprendida”, expresó el mandatario estatal.

Asimismo, propuso que Jalisco Sin Hambre, en la nueva etapa que seguirá, sea el eje articulador para construir una política de asistencia social enfocada al tema de alimentación con atención para todo el Estado.

Por su parte, Joanna Santillán Álvarez, vínculo entre la Iniciativa Privada y el Gobierno de Jalisco, dijo que JSH permitió que miles de niñas y niños, así como sus familias, tuvieran acceso al derecho básico de la alimentación, poniendo a prueba a todos para crecer como seres humanos y ver la vida de una manera distinta durante esta contingencia.

“La pandemia llego para poner un alto en todos los sentidos, nunca olvidaré a Jalisco Sin Hambre por todo lo que significa, un proyecto muy ambicioso que ha sido posible gracias a que nació con el corazón, voluntad y esfuerzo de todos los jaliscienses, los aquí presentes. Se hizo un gran trabajo, podemos sentirnos, profundamente orgullosos”, expresó.

En tanto, Santiago Orendain de Obeso, coordinador General de Jalisco Sin Hambre, destacó que a lo largo de estos meses se entregaron 275 mil 905 despensas en beneficio de un millón 188 mil 942 personas. Sin embargo, destacó que el mensaje de esperanza llegó para todos los jaliscienses.

“Logramos unir y repartir el beneficio a más de 800 organizaciones civiles con más de 300 voluntarios; generamos dos líneas de producción que tenían un promedio diario de cinco mil despensas”, puntualizó.

Añadió que al inicio de esta iniciativa, el Gobernador Enrique Alfaro convocó a los jaliscienses a recaudar 100 millones de pesos para lograr los objetivos de Jalisco Sin Hambre, situación que fue superada a otorgar apoyos por 160 millones.

El Presidente del Consejo de JSH, Horacio Fernández Castillo, y el vocero del mismo, Guillermo Velasco Barrera, destacaron que el trabajo para hacer frente a la pobreza alimentaria continuará con apoyo del Banco de Alimentos y Cáritas de Guadalajara.

Por último, José Luis González Iñigo, presidente del Banco de Alimentos, y el padre Francisco de Asís, director de Cáritas, se comprometieron a seguir con la terea y objetivos de JSH a largo plazo, para lo cual, el Gobierno de Jalisco donará un terreno para que se cuente con una sede que físicamente facilite las acciones alimentarias, pero con un reto por delante para que también se apoye a los jaliscienses necesitados con entrega
de medicamentos, ropa, entre otros artículos de apoyo familiar.

Respecto a la estrategia de atención a la salud, el Gobernador destacó que Jalisco va muy bien en cifras.

“Jalisco hoy es el tercer estado de todo México con la menor tasa de incidencia acumulada, solamente Chihuahua y Chiapas han tenido una menor tasa de incidencia acumulada en todo lo que va de la pandemia, pero si queremos evaluar también en dónde estamos el día de hoy en el lugar incidencia acumulada, medir cómo estamos en el país en la tasa de casos activos, déjenme decirles que Jalisco es hoy el octavo estado con la menor tasa de casos activos, y para dimensionar en dónde estamos, decir que la media nacional por cada 100 mil habitantes, es de 26.4, Jalisco tienen al día de ayer, una tasa de 13.7, la mitad de la tasa de casos activos nacional”.

Agregó que la tasa de mortalidad en Jalisco por cada 100 mil habitantes es de 24.2, mientras que la de la ciudad de México de 109.16. El dato anterior es parte de la media nacional en tasa de mortalidad la cual es de 44.6, donde Jalisco tiene una tasa de mortalidad ubicada casi a la mitad.

“Este simple hecho explica porque hoy puedo sostener que la ruta que trazamos en materia de salud pública fue la correcta, lo hicimos de la mano de la Universidad de Guadalajara, y luego de otras instituciones educativas, pero con el acompañamiento de expertos y especialistas”, dijo.

Finalmente el mandatario destacó que en tres meses de trabajo, al final de agosto, se habrán revertido los números negativos en el indicador de generación de empleos y en Inversión Extranjera Directa (IED), en la cual, a pesar de la pandemia, registró un incremento de 40 por ciento en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del año pasado.

A %d blogueros les gusta esto: