23 noviembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Ciudad de México supera los 102 mil casos de COVID-19

REUTERS/Gustavo Graf

Ciudad de México.– La Ciudad de México continuará en semáforo naranja la siguiente semana, aunque los comercios del Centro Histórico, las plazas comerciales, tiendas departamentales y los restaurantes podrán ampliar su horario de servicio, indicaron autoridades capitalinas.

De igual forma el comercio ambulante podrá instalarse en la zona oriente del Centro Histórico.

El titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), Jose Antonio Peña Merino, explicó que los restaurantes podrán ampliar su horario de trabajo hasta las 11 de la noche, puesto que laboraban hasta las 22:00 horas.

En conferencia de prensa apuntó que el sector de la construcción sumará un día más de trabajo, por lo que las empresas del sector podrán laborar de lunes a sábado.

El titular de la ADIP anunció que también podrán iniciar operaciones las exposiciones y centros de convenciones, sin embargo deberán respetar las 10 reglas básicas sanitarias como todas las demás actividades.

Indicó que tendrán un aforo limitado al 30%, el uso de cubrebocas será obligatorio para todos los asistentes, los trabajadores también deberán portar una careta, no se permitirán las degustaciones, la ventilación del lugar deberá ser natural o artificial con 40% de aire del exterior y tampoco se podrán repartir impresos.

En el caso de las tiendas departamentales, centros comerciales y los negocios del Centro Histórico ampliarán su apertura diaria hasta las 18:30 horas.

Añadió que en el caso de los comercios aledaños al zócalo capitalino se dio por terminado el esquema de apertura por pares y nones; además que se realizará un reordenamiento en la vía pública.

Al respecto, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, acotó que la Secretaría de Gobierno local se reunirá con los comerciantes establecidos y no formales para este nuevo esquema, además que se revisará la peatonalización de algunas calles.

Por su parte, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México (SECBOG) estableció que mientras la capital del país esté en Semáforo Epidemiológico color Naranja –del 7 al 13 de septiembre– los comerciantes en vía pública del Centro Histórico podrán instalarse en la zona oriente, de 11:00 a 17:00 horas.

Con el propósito de evitar aglomeraciones en calles y avenidas del perímetro A del Centro Histórico ante el riesgo de contagios por el nuevo coronavirus (Covid-19), la dependencia capitalina generó con la Autoridad del Centro Histórico las condiciones para que temporalmente se coloquen de manera ordenada máximo 700 comerciantes en vía pública, cifra que representa 30 por ciento del padrón.

Las calles peatonales donde se instalarán son Apartado, Carmen, Correo Mayor, Colombia, Corregidora y Peña Peña mientras que las calles vehiculares: Academia, Alhóndiga, Bolivia, Callejón Girón, Circunvalación, Emiliano Zapata, Erasmo Castellanos, Jesús María, Loreto, Margil, Mesones, Moneda, República de Uruguay, República de Argentina, República del Salvador, República de Chile, República de Guatemala, Roldán, Santo Tomás, San Pablo, Talavera y Venustiano Carranza.

La estrategia contempla que los comerciantes en vía pública podrán instalarse miércoles, jueves, viernes y sábados, alternándose en sentido opuesto a los comercios establecidos que en semáforo naranja podrán abrir de 11:00 a 18:30 horas de lunes a sábados.

Asimismo, el comercio popular deberá ser atendido por una sola persona; podrán instalar rejas de un solo lado de la calle; lavar su zona de trabajo con agua, jabón y cloro (antes y después de su jornada); está prohibido bloquear entradas o salidas de locales establecidos para evitar aglomeraciones; deberán usar cubrebocas, careta, aplicar gel antibacterial y mantener sana distancia de 1.5 metros.

Entre las acciones implementadas en coordinación con la Autoridad del Centro Histórico también está que continuarán los filtros sanitarios en calles peatonales.

Sobre el comportamiento de la pandemia, la Jefa de Gobierno informó que el índice de postividad en la capital es del 27%, es decir, 27 de cada 100 personas que se realizan la prueba para detectar coronavirus en la ciudad son positivas.

Sheinbaum dijo que en los últimos tres días se registró una disminución en la ocupación hospitalaria; sin embargo, es una tasa de reducción menor a la que se tenía hace dos semanas.

Hasta el último corte, la Ciudad de México registraba más de 102 mil casos confirmados de COVID-19, así como 10,725 decesos a causa de la enfermedad.