8 agosto, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

FGR investiga adjudicaciones al hijo de Bartlett

Ciudad de México.– El combate a la corrupción y la cero impunidad, ha sido la bandera política del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su gobierno, sin embargo, desde el inicio de la presente administración, se criticó la continuidad en viejas prácticas en la asignación de contratos y favoritismo a ciertos grupos empresariales.

Aunque los señalamientos han sido varios, sobre todo hacía colaboradores cercanos al mandatario, el único caso que ha sido atraído por la Fiscalía General de la República (FGR), son los contratos firmados con una empresa propiedad de Manuel Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett Díaz, Director de la Comisión Federal de Electricidad.

La FGR inició una carpeta de investigación por posibles hechos de corrupción relacionados con al menos 18 contratos concedidos por cinco dependencias federales al hijo del también ex secretario de Educación Pública en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Destacaron que 11 de estos convenios fueron asignados por adjudicación directa, por lo que se investigará si se otorgaron de manera irregular. 

La carpeta se inició a partir de una denuncia formal, después de que la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revelara que la delegación del IMSS en Hidalgo autorizó la compra de 20 ventiladores respiratorios a la empresa Cyber Robotic Solutions S.A. de C.V, de León Manuel Bartlett, con un sobreprecio del 80%.

Respecto a esa adjudicación directa, el pasado 13 de mayo el IMSS anunció que se había retractado de la compra, señalando que los ventiladores no cumplían las especificaciones pactadas. Sin embargo esto no implica que el tema quede exento de la investigación.

Como parte de las indagatorias la Fiscalía prevé citar a declarar a los funcionarios directamente relacionados con los distintos procesos de contratación, y requerirá los expedientes completos de los procedimientos, así como las constancias de entrega.

Por su lado, a solicitud expresa del mandatario, la Secretaría de la Función Pública (SFP) realiza una investigación en el campo administrativo, y en la que según dicha dependencia ya se tienen siete líneas de investigación en curso.

De acuerdo con información de la plataforma “Compranet”, Cyber Robotic Solutions S.A. de C.V. ha obtenido 18 contratos con el gobierno federal, consiguiendo 12 en 2019 y ocho más en 2020, lo que ha representado ingresos por 278 millones 119 mil 800 pesos.

Los de mayor monto y frecuencia son los concedidos por el ISSSTE con un total de siete contratos por 54 millones 349 mil 410 pesos.

Le siguen tres contratos firmados con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por 63 millones 57 mil 731 pesos. Cinco contratos firmados con el IMSS por 52 millones 587 mil 736 pesos; dos contratos de 5 millones 300 mil pesos firmados con la Secretaría de Marina (Semar) y un contrato por 3 millones 105 mil 375 pesos firmado con el Instituto Nacional de Cancerología.

De los 18 contratos, 11 fueron adjudicados por la vía directa, es decir que casi el 70%, poco más de 197 millones de pesos, fue asignado sin concursos público ni licitaciones.

Los conceptos de dichos contratos son variados pero se centran en diversos tipos de productos y servicios para instalaciones médicas.

Aunque los contratos no implican un delito en sí, la denuncia presentada advierte que debe considerarse, como parte de la indagatoria, el nexo familiar del dueño de Cyber Robotic Solutions con el actual director de la CFE, pues representa un escenario de posible tráfico de influencias.

La FGR además tiene una carpeta de investigación en curso relacionada con posibles hechos de corrupción de Manuel Bartlett, luego de que el año pasado se dieran a conocer 23 propiedades no reportadas relacionadas con el también exgobernador de Puebla, valuadas en más de 800 millones de pesos.

La dependencia no ha informado avances sobre este tema, aunque no se esperan grandes resultados considerando que la SFP lo exoneró en su momento al resolver que las propiedades estaban a nombre de una mujer que no era esposa ni concubina sino solo amiga del funcionario, aunque la implicada ha sido su pareja sentimental por más de 20 años.

Irma Erendira Sandoval, titular de la SFP, indicó que la dependencia carecía de facultades para indagar lo hecho por Bartlett antes de que asumiera el cargo.

Con información de El Universal, NYT, MCCI y Animal Político.