26 mayo, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis

Obrador instruye a la SFP investigue contratos a hijo de Manuel Bartlett

Bartlett Álvarez obtendría en menos de un año, asignaciones por más de 250 millones de pesos del gobierno federal

Ciudad de México.- La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha otorgado siete contratos por más de 160 millones de pesos a una empresa propiedad de Manuel Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad.

El día de hoy, 4 de mayo de 2020, la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad del hijo del funcionario público, firmaría un octavo contrato con el ISSSTE, por 94.9 millones de pesos por equipo “ultrasónico torácico (portátiles de mesa) para tórax y pulmón”.

Con este último acuerdo, Bartlett Álvarez obtendría en menos de un año, asignaciones por más de 250 millones de pesos del gobierno federal, por medio de la SEDENA, IMSS y el ISSSTE.

La mayoría de estos contratos fue hecho por asignación directa, dada la emergencia sanitaria por la que atraviesa el país, sin embargo, lo que alertó sobre estos procesos, fue el aumento de hasta el 85% en el precio de 20 ventiladores para pacientes COVID, alcanzando un costo de 1.5 millones de pesos por unidad.

Aunque el IMSS justificó la compra y aseguró que se hizo acorde a la Ley, el presidente López Obrador instruyó a la Secretaría de la Función Pública, que investigue los señalamientos por posibles actos de corrupción.

“Esta es una información que dio a conocer la asociación mexicanos a favor de la corrupción, ¿no? La de Claudio X. González, una persona muy honesta. Miren, desde el inicio del Gobierno dije yo que no iba a tolerar ningún acto de corrupción, ni siquiera de mi familia, que sólo me hacía cargo de mi hijo Jesús Ernesto porque es menor de edad. De modo que quien sea acusado de actos de corrupción, de cualquier ilegalidad, tiene que ser investigado, sancionado y no debe permitirse la impunidad”, declaró el mandatario durante su conferencia matutina.

Aseguró que ya no es igual a los gobiernos anteriores, situación que, consideró, “a veces ‘calienta’ porque nos confunden. No somos iguales, nosotros llegamos aquí para limpiar de corrupción el Gobierno, para desterrar la corrupción”.

Reiteró que la SFP tiene que hacer su trabajo, “hacer la investigación y si resulta responsable debe ser sancionado, al igual que el funcionario que entregó este contrato”. 

No obstante, Obrador señaló campañas mediáticas en contra de su gobierno, ejemplificando al periódico Reforma y “otros medios” que según él, nunca denunciaron el saqueo que se llevó a cabo durante el gobierno de salinas, y los calificó sarcásticamente como paladines de la honestidad. 

“Pero lo que quiero destacar, lo que está en el fondo es ese afán de querer debilitar a nuestro gobierno. Les molesta mucho la transformación, ellos quisiera que continuara el mismo régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios, eso es el fondo de todo”, espetó López Obrador.

“Es una tras otra, y es de la mayoría de los medios de información, los que actuaban como alcahuetes de los grupos de intereses creados. Los que se dedicaban a quemar incienso a los gobernantes, ahora se convirtieron de la noche a la mañana, en críticos severos de nuestro gobierno. Afortunadamente no tienen ningún efecto sus calumnias, sus falsedades”, añadió.

Especialistas señalaron que el anuncio del presidente puede ser meramente mediático, considerando que la misma Función Pública, exoneró a Bartlett Díaz, al ser señalado por enriquecimiento ilícito al comprobarse una fortuna superior a los 800 millones de pesos en propiedades en las zonas más exclusivas del país, sin embargo la dependencia consideró que no existía delito que perseguir.