12 septiembre, 2021

Se abarata la gubernatura de Oaxaca…

EXPRESIONES.

Pablo Ramírez Puga.

Con la Cuarta transformación se han desatado los demonios que se procrearon bajo el estigma tricolor y ahora que se acerca la sucesión en el gobierno del estado se están apuntando para conseguirla un sinfín de personajes, que definitivamente, no sé de dónde sacan sus merecimientos para sentirse candidatos a gobernar nuestro estado.

Dijera mi compadre: “¿Tan jodidos estamos que ahora cualquiera quiere gobernarnos?

Los oaxaqueños nos habíamos acostumbrado a que por lo menos para aspirar a la gubernatura se necesitaba como antecedente ser Senador de la República, así fue con Heladio Ramírez, Diódoro Carrasco, José Murat, Ulises Ruiz y hasta el inefable Gabino Cué Monteagudo; sin embargo, tuvo que venir aquel “derecho de sangre” al que apeló José Murat para hacer de su hijo Alejandro Murat, nacido en el Estado de México, candidato y gobernador de nuestro estado, mismo requisito al que se supone apela ahora Heladio Ramírez López para insertar a su hijo Luis Antonio Ramírez Pineda como un virtual candidato, utilizando como trampolín la Dirección del ISSSTE, pero sin tener arraigo ni presencia política en el estado, más que en su pueblo Ayú.

Empero, con la llegada de la hegemonía del partido Morena, se han puesto en fila un buen número de “corcholatas” (Salomón Jara, Susana Harp, Adelfo Regino, Nancy Ortiz, Raúl Bolaños Cacho Cué, Luis Antonio Ramírez, Benjamín Robles Montoya y hasta Alberto Esteva), todas ellas con la esperanza de que el destapador oficial (AMLO) les de línea para la aventura. Y así lo está haciendo, pero además en todo ese berenjenal de aspirantes también se apuntan personajes como José Antonio Estefan Garfias y Héctor Sánchez, veteranos que apelan a que es el tiempo de las “cabecitas blancas” para acceder a sus sueños de poder, así como los que pudiera lanzar lo que queda del PRI en Oaxaca en una posible alianza con el PAN y el PRD.

¿Pero realmente los oaxaqueños merecemos esas especies de nuestra granja política?

Todos sabemos que para ejercer la política no se necesita una gran preparación académica y aunque ha habido varios que han tenido grandes estudios (doctorados y maestrías) no han sido garantía para demostrar sensibilidad política, pero sobre todo, visión estadista para entrarle a la problemática oaxaqueña, que no circunda sólo en el aprovechamiento de su cultura y recursos industriales y turísticos, sino en la conjunción y acoplamiento de toda esa diversidad para generar productividad y reducir las desigualdades, brecha que sólo se cerraría con educación, legalidad y justicia. Factores que se han manejado más políticamente que bajo pleno apego al derecho, de ahí que Oaxaca siga siendo factor discursivo y no una realidad fehaciente que nos lleve por la ruta del progreso.

Trabajar por Oaxaca, sería eso, y de toda esa camada de aspirantes a la gubernatura, difícilmente se encuentra algo distinto o mejor a lo que hemos tenido, porque el ejercicio de la política sigue siendo un ejercicio de poder por el poder mismo y no una herramienta para generar progreso y justicia.

Con las últimas experiencias de nuestros gobernantes, pareciera que cualquiera podría gobernar nuestra entidad, pero no se trata de cumplir 6 años en el poder, sino de establecer un gobierno que equilibre nuestras desigualdades a través del aprovechamiento real de nuestras posibilidades, pero sobre todo generar un estado de derecho que de confianza y paz social.

¿Quién o quiénes de los que aspiran a la gubernatura ofrecerá ello?

La hora de Oaxaca, depende de ello, si no estaremos irremediablemente destinados a ver desfilar “Corcholatas” como antes vimos desfilar “Tapados”…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- PELIGROSO SINTOMA DE la ingobernabilidad que prevalece en el estado es el hecho de que habitantes de San Juan Mazatlán, Mixe, hayan retenido y esposado a la diputada local Yarith Tannos… Ante tales hechos la secretaría de Gobierno del Estado ha solicitado a la Legislatura Local destituir al presidente municipal Macario Eleuterio Jiménez, quien ha sido parte de la problemática social que se ha generado en la población… Lo cierto es que en Oaxaca se está perdiendo el respeto a las autoridades por su negligencia en la solución de conflictos políticos y sociales…

.- OTRO CASO EN QUE SE MANIFIESTA que las autoridades están rebasadas es en el sector educativo, al que el presidente AMLO ha indicado que tendrán que regresar a clases a fines de agosto “Llueva, truene o relampaguee”… A tal postura la Sección 22, mandamás educativo en la entidad, advierte que “no regresarán a las aulas “truene, llueva o relampaguee”… El regreso a clases, dicen, no será por decreto… Ante ello el presidente AMLO ya suavizó, anunciando que el regreso a clases presenciales no es obligatorio, sino voluntario… Así las cosas…

.- LA SEMANA PASADA SE ESTUVIERON paseando por el Zócalo y la Alameda de la capital del estado, José Manuel Vera Salinas y el edil Oswaldo García Jarquin… No sabemos si para encontrar mejores escenarios para la filmación de la película que originó el desalojo de los ambulantes o para reacomodarlos una vez culmine el “alquiler” del centro histórico oaxaqueño para los productores del filme…

.- EL VIRUS DEL COVID-19 en su versión “Delta” sigue avanzando de una manera implacable…Sin embargo, la displicencia de la gente sigue manifestándose a pesar de empezarse a llenar los hospitales oaxaqueños… ¿Irresponsabilidad? ¿Incompetencia de la autoridad? ¿negligencia ciudadana?… Todo ello junto, en un ambiente falto de empatía y autoridad…

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmail.com 

A %d blogueros les gusta esto: