30 septiembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Alfaro advierte presencia del crimen organizado en manifestaciones

Jalisco.- Tras las violentas manifestaciones y el abuso en el uso de la fuerza por parte del estado, el gobernador Enrique Alfaro pidió disculpas por las acciones de algunos elementos de seguridad que violaron los protocolos de detención o cometieron faltas al amparo de su cargo.

“Ofrecer una disculpa a nombre del Gobierno del Estado, y a título personal, como siempre lo he hecho, de frente, por los hechos acontecidos el día de ayer afuera de la Fiscalía del Estado, en donde jóvenes fueron agredidos por policías ministeriales al estar expresando de manera libre sus ideas”, mencionó.

Señaló que se retiraron los cargos a todos los jóvenes detenidos y aseguró que la prioridad es garantizar que no haya un solo joven desaparecido

“Lo hago porque es un momento en que la serenidad tiene que imperar, en el que tenemos que entender todos en qué estamos parados”, dijo Enrique Alfaro.

“Cada nombre que aparezca en las redes sociales va a ser objeto de una revisión, para dar garantías absolutas de que no haya un solo joven que esté desaparecido en nuestro estado por lo acontecido ayer”, recalcó.

En un video, el gobernador aseguró que el hecho le “duele” y le “apena”, garantizó que todos los jóvenes serán liberados y aseguró que no existe ninguna denuncia formal por la desaparición de algunos de los manifestantes.

También advirtió que el crimen organizado podría estar involucrado en las acciones de los ministeriales así como en la violencia que se ha presentado en las manifestaciones, asegurando que cuentan con datos que indican su participación.

En días pasados acusó de manera directa a Morena y le pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador, reflexionar sobre el daño que estaban causando.

Detienen a dos policías

Por su parte, el fiscal de Jalisco, Gerardo Solís Gómez, informó que dos elementos de la dependencia fueron aprehendidos por la detención ilegal de al menos 27 manifestantes. Entre los capturados estaría el comandante del operativo.

Gerardo Solís deslindó al gobierno del estado de cualquier responsabilidad en los arrestos ilegales y estimó que entre 10 y 15 elementos de la Fiscalía actuaron por motu proprio, debido a que la instrucción fue permanecer dentro de las instalaciones, no caer en ningún tipo de provocación y mantener la calma.

“Un grupo de policías abandonaron el perímetro de seguridad programado, en vehículos oficiales se trasladaron a las inmediaciones de la calle 14 para llevar a cabo una serie de detenciones, aclaro, sin el mando y conducción del ministerio público”, señaló el fiscal.

Explicó que, tras las detenciones arbitrarias, los policías ingresaron a los jóvenes en algunas de las celdas no habituales para cualquier tipo de detenido, sin registrarlos.

Aseveró que, cuando el Ministerio Público se enteró en redes sociales que desaparecieron varios jóvenes que participaron en la protesta afuera de la Fiscalía, investigó y concluyó que los manifestantes estaban detenidos en la calle 14, que no había registro de su detención, ni un parte de lesiones, “violentando todas las normas procedimentales y derechos humanos”.

Es por ello que hoy se detuvo a dos elementos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público, y su “situación legal va a ser definida en las próximas horas”, mencionó el fiscal.

Gerardo Solís ordenó que la Visitaduría General y la Contraloría General de la Fiscalía Estatal investiguen todos los procesos de la policía ministerial y la de investigación para detectar qué otros elementos actuaron sin la orden de un superior. En la investigación también participará la Fiscalía Anticorrupción.

Gerardo Solís invitó a los familiares de los jóvenes que acudieron a manifestarse afuera de la calle 14, y que ya no regresaron a su hogar, a presentar una denuncia formal por desaparición.

Dijo que hasta el momento no se ha presentado ninguna querella por desaparición. Además, el fiscal aseguró que están acudiendo a los domicilios de los manifestantes que se reportan en redes sociales como desaparecidos para corroborar el dato.