22 julio, 2022

No hay signos de alarma por ómicron, asegura Claudia Sheinbaum

  • Sheinbaum señaló que se necesita más información sobre la nueva variante para tomar medidas al respecto.

Ciudad de México.- La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo este lunes que la Ciudad de México no cuenta por ahora con “signos de alerta” por ómicron, la nueva variante del COVID-19.

“Hay que espera más información para definir qué tipo de acciones debemos tomar. No vamos a cerrar actividades”, comentó en su conferencia de prensa.

La funcionaria señaló que incluso durante la tercera ola de contagios vivida en la capital del país, la estrategia de la administración fue acelerar lo más posible la vacunación COVID en lugar de regresar a las restricciones a actividades económicas.

De hecho, la jefa de Gobierno aseguró que, según los indicadores COVID, la ciudad sigue registrando números mínimos de muertes por el nuevo coronavirus en comparación con el inicio de la pandemia.

Sheinbaum hizo eco así del mensaje de calma enviado más temprano por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Nosotros estamos preparados para todo, estamos atentos siempre, cuidado a la población porque es nuestro trabajo”, apuntó en conferencia de prensa desde Oaxaca.

El mandatario federal subrayó que el país está listo para cerrar fronteras, pero el cierre de actividades no se volverá a llevar a cabo.

El mandatario informará sobre las acciones que tomará su Gobierno respecto a la variante este martes en conferencia de prensa, junto con las autoridades en materia de salud.

Las personas infectadas por ómicron en Sudáfrica muestran síntomas muy diferentes a los que padecen la cepa Delta, explicó la médica que alertó a los científicos del gobierno sobre la posibilidad de una nueva variante.

Los pacientes que lo contrajeron se quejan de fatiga, dolores de cabeza y cuerpo y dolores de garganta y tos ocasionales, detalló Angelique Coetzee, quien también es presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica.

Las infecciones por la variante Delta, en comparación, causaron un pulso elevado, dieron como resultado niveles bajos de oxígeno y pérdida del olfato y el gusto, subrayó.

Con información de Bloomberg

A %d blogueros les gusta esto: