21 julio, 2022

Denuncian a EPN por posibles operaciones con recursos de procedencia ilícita

Francisco Canedo (EP)

La segunda empresa que fue constituida por Peña Nieto y otros familiares, tiene una relación con una firma extranjera a la que se le abrían otorgado contratos en la administración pasada.

Este jueves, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Pablo Gómez Álvarez, informó que la dependencia a su cargo presentó una denuncia contra el expresidente Enrique Peña Nieto por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La denuncia, presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR), se haría extensiva a 15 personas más señaló el funcionario federal.

“Se detectó un esquema donde un expresidente obtuvo beneficios económicos”, añadió Gómez Álvarez al detallar que se estableció que Peña Nieto recibió alrededor de 26 millones de pesos en transferencias internacionales entre 2019 y 2021. El 21 de agosto de 2019 recibió un monto de 16 millones de pesos y el 20 y 29 de octubre de 2021, transferencias por 11.4 millones de pesos.

Las transferencias fueron realizadas por un familiar del exmandatario desde una cuenta en México hacia España. De acuerdo con la UIF, esta persona realizó también operaciones con un hermano del expresidente a quien le giró cheques por 29 millones de pesos.

De igual forma, se detectaron retiros por 189 millones de pesos y depósitos por 47 millones de pesos, entre 2013 y 2022. De este dinero, destacó Gómez Álvarez, llama la atención de recepción por 36 millones de pesos en efectivo de los cuales es difícil determinar quién es la fuente.

Explicó que la UIF estableció que Enrique Peña Nieto tiene vínculos con dos empresas en las cuales se detectaron irregularidades fiscales y financieras. En una de las firmas, identificada como A, el mexiquense tiene calidad de accionista misma que comparte con familiares, que manejan operaciones financieras por altos montos. Esta empresa se fundó antes de que Peña Nieto fuera electo presidente.

Con base en las indagatorias de la UIF, se determinó un esquema simbiótico de operaciones en la que un accionista de la empresa donde participa el exmandatario, recibe depósitos por 35.9 millones de pesos y retorna a la segunda empresa, identificada como B, la cantidad de 22.8 millones de pesos.

La segunda empresa que fue constituida por Peña Nieto y otros familiares, tiene una relación con una firma extranjera a la que se le abrían otorgado contratos en la administración pasada.

Entre la empresa creada por Peña Nieto y la trasnacional, la UIF detectó el envío de 261 transferencias internacionales en Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido por los siguientes montos: 1,557 millones de pesos; 4 millones de dólares y 164 mil euros, este último detectado a través de un banco con sede en la Unión Europea.

“La carpeta con la información completa ha sido entregada a la FGR y la FGR ha abierto ya una carpeta de investigación, la UIF aportará todo lo que vaya requiriendo la Fiscalía. La UIF hace acopio de información y el análisis de la misma, se entrega la información a otras entidades, información relevante de carácter financiero, no hace las investigaciones en ningún caso”, expuso Gómez Álvarez.

“No hay una relación extraordinaria entre la UIF y la Fiscalía. Los presuntos delitos los determina el Fiscal, esto es judicializar una causa. El Código Penal federal le otorga la UIF la capacidad de presentar denuncias por operaciones con recursos de procedencia ilícita”, añadió.

En respuesta, el expresidente Peña Nieto se dijo seguro de que se le permitirá aclarar cualquier cuestionamiento sobre su patrimonio y demostrar la legalidad del mismo.

“Expreso mi confianza en las Instituciones de procuración y administración de Justicia”, añadió en una publicación desde su cuenta de Twitter.

A %d blogueros les gusta esto: